x

Revista Minería Chilena Nº295

enero de 2006

Al cierre de esta edición, el Copper Club de Nueva York informó que la distinción “Copper Man 2005” recayó en el presidente ejecutivo de Codelco, Juan Villarzú, con lo cual el personero se convirtió en el tercer chileno en recibir este reconocimiento. En 1999 fue Marcos Lima, entonces presidente ejecutivo de la Corporación; y en 2003 Andrónico Luksic, que en esa fecha presidía el Directorio de Antofagasta plc.

La gran labor que Marcos Lima realizó al interior de la industria para subrayar la necesidad de invertir en la defensa de los mercados y la promoción de los usos del cobre lo hicieron merecedor de este galardón, al igual que Andrónico Luksic, minero “de tomo y lomo”, por su inigualable trayectoria empresarial. Así también, la gestión de Villarzú tanto en la presidencia del International Copper Association
como en la propia Corporación se convirtieron en mérito suficiente para que el Copper Club le honrara con su premio anual.
Ciertamente, estas distinciones significan, en forma indirecta, un reconocimiento al liderazgo y contribución tanto de Codelco como de la minería privada nacional a la industria del cobre del mundo. Dan cuenta del sitial que Chile tiene en el sector, de su rol protagónico, y al mismo tiempo de la responsabilidad que ello entraña.
Una responsabilidad que compete a los diversos actores de la minería chilena y particularmente a los Gobiernos, encargados no sólo de administrar sino de potenciar los sectores estratégicos para la economía. Muy pronto el país dará inicio al Gobierno de Michelle Bachelet, cuyo programa señala explícitamente que los logros alcanzados por la minería en los últimos años son una base sobre la cual es posible proyectar una nueva etapa en la cual ”la minería no sólo continuará creciendo y atrayendo inversión, sino que también contribuirá de una forma más directa al esfuerzo del salto al desarrollo”. El programa de Bachelet propone “fortalecer la proyección y competitividad internacional de Chile como país minero” y promete asegurar “una gestión empresarial de excelencia” en Codelco, para lo cual considera también una reforma a su institucionalidad como empresa. El planteamiento de Michelle Bachelet para el desarrollo sectorial se inscribe en la experiencia de países que han logrado el desarrollo en base a recursos naturales, como Australia, Nueva Zelanda y las naciones escandinavas.
Iniciamos el año con el feliz anuncio de un reconocimiento para uno de los protagonistas de la minería chilena, y lo iniciamos también con la mirada puesta en el futuro, esperando en particular que las próximas autoridades sectoriales no sólo administren los logros alcanzados sino que remuevan los escollos para que Chile pueda así mantener su competitividad en un mundo global en que ese objetivo requiere de esfuerzos cada vez mayores.