x

Convención Perumin 2015: La minería peruana se pone tareas

Pese a que la actividad minera en Perú sigue avanzando en la construcción de proyectos, los líderes de la industria fueron autocríticos e instaron a hacer revisiones para dar nuevos bríos a la actividad.

Proyectos, permisología, conflictos sociales, el rol público y privado en el crecimiento del sector fueron parte de los temas que cruzaron la versión 32 de la Convención Minera Perumin, que se llevó a cabo en Arequipa. Fueron unos 10.000 los inscritos y más de 600 empresas exhibidoras en 1.450 módulos los presentes en esta edición, que se desarrolló en la Universidad Nacional de San Agustín. Allí también tuvo lugar la exhibición tecnológica Extemin, donde mostraron sus soluciones los principales proveedores peruanos y del extranjero, de 70 rubros industriales y comerciales.

En la ceremonia inaugural de las conferencias, Roque Benavides, presidente del Comité organizador de Perumin y presidente ejecutivo de Compañía de Minas Buenaventura, señaló que si bien Perú sigue siendo atractivo para la inversión minera, debe trabajar en reducir costos, tal como está sucediendo en otros países mineros, por lo que las empresas deben profundizar su integración con los proveedores del sector, esfuerzo donde también debiera participar el sector académico.

La mirada de los mineros

En la cita peruana fueron varios los líderes de grupos mineros y analistas los que reflexionaron en torno a la situación actual del país andino. Una de las principales conclusiones fue que el sector privado debe acentuar un trabajo mancomunado con los gobiernos centrales y regionales. “Hay un Estado que se ha complicado, ya que no puede agilizar los trámites, mientras que el sector privado tiene que ‘parar la planilla’ a fines de mes; esto genera problemas de competitividad. Se están dando pasos positivos, pero no han sido suficientes”, opinó Benavides.

Víctor Gobitz, CEO de Compañía Minera Milpo, señaló que es necesario tener una larga discusión, principalmente a nivel regional y local, para enfrentar el descontento social que genera la actividad minera en ciertos grupos. Varios expositores coincidieron en que las protestas antimineras son uno de los problemas más críticos que están restando competitividad a la industria extractiva peruana, donde el ejemplo más reciente es la detención del proyecto Tía María, de Southern Perú Copper Corporation.

En esta línea se abogó por el fortalecimiento de las instituciones, tal como destacó el presidente de Volcan Compañía Minera, José Picasso. Otro punto relevante para el ejecutivo es el desarrollo de infraestructura asociada a la minería, “donde no veo ningún avance; seguimos con los mismos tres puertos concesionados: Paita, Matarani y Callao, y en un país sin puertos no compites”.

Southern Perú Corporation fue representada por su presidente ejecutivo, Óscar González, quien indicó que Perú deberá aprovechar el descenso en inversión y producción que está atravesando la chilena Codelco, con una baja de 500.000 toneladas de cobre fino a 2020, con lo que Perú podría alcanzar a Chile en el liderazgo mundial del cobre, dijo. Cabe recordar que en 2014 Perú produjo del orden de 1,4 millón de ton de cobre, mientras que Chile estuvo cerca de las 6 millones de ton. El ejecutivo también aprovechó de criticar a la prensa local, por dar a conocer de manera exagerada movimientos antimineros, y pidió a los medios que “nos apoyen en las inversiones para el beneficio del país”.

La voz del Gobierno

En nombre del Gobierno de Perú, la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortíz, respondió a estas observaciones, argumentando que es necesario que empresas y autoridades trabajen conjuntamente para desmitificar que la minería es una actividad que daña el medio ambiente. Hizo ver que en numerosas ocasiones, “los que se oponen a los proyectos no son solo las personas de las comunidades, sino también autoridades locales o regionales, muchas veces por falta de información adecuada”.

Respecto de la infraestructura, la secretaria de Estado aseguró que el gobierno central está impulsando iniciativas para mejorarla, con la construcción de carreteras y puertos, pero reconoció que aún “necesitamos más esfuerzos; hoy quisiera resaltar el trabajo articulado de varios sectores, y la (necesaria) rapidez con que tenemos que movernos en una economía como la que tiene nuestro país en desarrollo”.

El avance de los proyectos

Uno de los principales focos de interés en Perumin fue la evolución de los proyectos que están en construcción o con permisos aprobados en el país andino. Entre ellos se destacó Las Bambas, del consorcio MMG, desarrollo que tiene más de 95% de avance (a septiembre). Luis Rivera, vicepresidente de Operaciones de la minera, informó que la producción de cátodos debiera empezar en el primer trimestre del próximo año, para lo que ya comenzó la desmovilización de contratistas; el almacén de concentrado también está listo, así como el campamento principal, con una capacidad de 6.000 camas. Para 2016 se proyecta perforar 100.000 metros en la propiedad, de 35.000 hectáreas.

Cerro Verde, a través de su presidente, Bruce Clements, expuso la ampliación en curso de su planta concentradora, que se convertirá en una de las más grandes del mundo: con una inversión de US$4.600 millones agregará una producción adicional anual de 272.000 toneladas de cobre, duplicando la actual. Para la comunidad, también se está construyendo una planta de tratamiento de aguas, que permitirá que casi la totalidad de Arequipa esté conectada a la red mejorada del alcantarillado, lo cual reducirá dramáticamente los materiales orgánicos que se vierten en el río Chili para 2018.

Óscar González, de Southern Perú Copper Corporation, se refirió al proyecto Tía María, en la provincia de Islay (departamento de Arequipa), el que si bien tiene su permiso ambiental aprobado, no ha podido ejecutarse debido a movilizaciones sociales. El ejecutivo respondió a las críticas que se le han hecho a la iniciativa, argumentando que los dos yacimientos (Tía María y La Tapada) se emplazarán en una zona desértica, por lo que no afectarán la actividad agrícola. También explicó que no habrá emisiones sulfurosas al ambiente y que el proyecto tiene una diferencia altitudinal significativa respecto del Valle de Tambo, y que la dirección de los vientos no llevará polvo hacia ese lugar.

Regulación minera en Latinoamérica

En Perumin, abogados expertos en minería de Argentina, Chile, Colombia y Perú reflexionaron acerca de las fortalezas y debilidades de los marcos regulatorios de sus respectivos países.

La argentina Florencia Heredia, de Holt Abogados, señaló que en su nación el otorgamiento de permisos y su fiscalización pasa mayoritariamente por las autoridades provinciales, y solo algunos a nivel nacional. Destacó que “las provincias con sistemas jurídicos mineros son más prolijas y ordenadas”, en comparación con aquellas donde la aprobación y tramitación de los proyectos de minería son de corte administrativo.

En el caso de Perú, Francisco Tong, de Rodrigo Elías & Medrano Abogados, apuntó que el país ha pasado de tener diez normas mineras en la década de los ‘90, a alrededor de 450 en la actualidad. “Hay que ir unificando (normas) y actualizar la ley general de minería, ya que muchas de estas normas generan confusiones; algunas son rígidas y no permiten el dinamismo de la minería a largo plazo”, opinó.

El abogado chileno Jerónimo Carcelén, de Carcelén, Desmadryl, Guzmán & Tapia, se refirió a la “permisiología” en Chile, enfatizando que “los ‘dolores de cabeza’ no vienen de la institucionalidad, sino de cómo se ejecutan los permisos y requerimientos que se necesitan durante la tramitación de los proyectos mineros”.

Un panorama distinto presenta la situación de Colombia, en la visión de James Valdiri-Reyes, de Cárdenas & Cárdenas Abogados. El profesional argumentó que en su país existe un “exceso de leyes” para regular cualquier proyecto que se presente para su aprobación. Sin embargo, a su juicio el aspecto más relevante es enfrentar de manera decidida la minería ilegal, la que es impulsada por grupos guerrilleros y paramilitares, evadiendo impuestos y dañando el medio ambiente, sin ser estos actos sancionados.

La activa presencia de la ministra Williams

En un hecho que incluso fue destacado por la prensa peruana, la ministra de Minería de Chile, Aurora Williams, tuvo una intensa actividad en la convención arequipeña. La secretaria de Estado dio una clase magistral respecto a los desafíos estratégicos de la minería chilena, entre los que identificó la escasez de agua y los altos costos de la energía, lo que ha redundado en una pérdida de competitividad.

“Algunas de las iniciativas que estamos desarrollando en Chile para hacer de la minería un sector más sustentable son la Agenda Nacional de Energía, la Agenda Nacional de Productividad e iniciativas del Ministerio como el Plan Nacional de Geología”, enfatizó.

 

Extemin: la exhibición tecnológica de Perumin

En el marco de la 32a Convención Minera Perumin tuvo lugar la exhibición tecnológica Extemin, donde proveedores peruanos y del extranjero, de 70 rubros industriales y comerciales, mostraron sus soluciones para la minería.