x

BHP Billiton: Sus desafíos para seguir creciendo

La compañía minera está desarrollando importantes proyectos para mantener y optimizar la producción de su principal activo cuprífero: Minera Escondida. También impulsa iniciativas para extender la vida de sus faenas Spence y Cerro Colorado.

Tal es la relevancia de los activos cupríferos de BHP Billiton en Chile, que la compañía tiene la sede de su unidad de negocios Cobre en Santiago. En el país opera Minera Escondida –la mayor mina de metal rojo del mundo– y Pampa Norte, que comprende las faenas Cerro Colorado y Spence. En el resto del mundo sus faenas incluyen el 33,75% de Antamina, en Perú, y Olympic Dam, en Australia.

En el año fiscal 2015, que abarca el periodo desde el 1 de julio de 2014 al 30 de junio último, su producción total de cobre alcanzó 1,7 millón de tonelada.

Pero la relevancia de este actor y de sus operaciones en Chile queda aún más de manifiesto a la hora de hablar de inversiones, especialmente en el actual escenario de ajustes que enfrenta la industria. En Minera Escondida recientemente se completaron los proyectos de una nueva pila de lixiviación con su sistema de correas y de una tercera planta concentradora, que sumaron cerca de US$5.100 millones, en tanto que se encuentra en construcción una nueva planta desalinizadora que involucra otros US$3.430 millones. Y a mediano y largo plazo está en carpeta la iniciativa para extender la vida de Spence, que de aprobarse requeriría un monto también por sobre los US$3.000 millones.

Minera Escondida

Con el 57,5% de la propiedad, BHP Billiton es el controlador de Minera Escondida, faena que emplea aproximadamente a 12.000 trabajadores y contratistas, y tiene capacidad de mover más de 1,3 millón de tonelada de material por día.

Los dos rajos que conforman esta operación alimentan de mineral a tres plantas concentradoras, luego que a mediados de este año iniciara su etapa de comisionamiento el proyecto Organic Growth Project 1 (OGP1). Este corresponde a una concentradora con capacidad de diseño para tratar 152.000 tpd, que se suma a las anteriores unidades Laguna Seca y Los Colorados. El costo total de OGP1 ascendió a casi US$4.200 millones, y si bien inicialmente se planteaba que esta instalación reemplazaría a Los Colorados, ubicada en una zona del yacimiento que contiene mineral de alta ley, la empresa optó por extender la vida de esta última.

No obstante, según detalla BHP Billiton en su último Reporte Anual, esta unidad será sometida a trabajos de cuidado y mantenimiento una vez que haya sido completado el ramp up de la nueva planta, toda vez que la disponibilidad de las fuentes actuales de agua “no pueden sostener la operación de tres concentradoras a su capacidad nominal”.

Se puntualiza que “Escondida está evaluando extender la vida de Los Colorados una vez que esté finalizado el proyecto Escondida Water Supply (EWS), considerando la disponibilidad de agua y la estabilidad de la mina.”

El proyecto EWS comprende la construcción de una segunda desalinizadora, la cual permitirá a Escondida reducir su dependencia en los acuíferos de la región y cumplir así su compromisos ambientales.

Esta nueva instalación tendrá una capacidad de 2.500 l/seg, e incluye dos tuberías, cuatro estaciones de bombeo de alta presión, un reservorio en el área de la mina e infraestructura eléctrica de alta tensión para operar el sistema.

Su puesta en marcha está prevista para 2017 y se sumará a la desalinizadora que opera desde 2006, con una capacidad nominal de producción de 525 l/seg.

BHP Billiton advierte en su Reporte Anual que la disponibilidad de insumos clave, como el agua y la energía, a precios competitivos, “es un importante foco de nuestro negocio Cobre”. En este contexto, hace especial referencia al acuerdo de largo plazo firmado en noviembre de 2013 con el consorcio conformado por Korea Southern Co. y Samsung Construction & Trading Corp. para el desarrollo, operación y mantenimiento de la planta de ciclo combinado Kelar, en Mejillones, con una capacidad de generación de 517 MW. Su construcción avanza según cronograma, estando previsto que comience a operar en el último trimestre de 2017.

Para el suministro de gas natural de esta futura generadora ya existe un acuerdo con Gas Natural Fenosa; las primeras entregas están programadas para 2016, para que estén en línea con el comisionamiento y operación comercial de Kelar.

Olap (Oxide Leach Area Project) es otro de los grandes proyectos impulsados recientemente por Escondida, el cual fue completado en noviembre de 2014 y se encuentra actualmente en producción. Se trata de una nueva pila de lixiviación dinámica y un sistema de correas transportadoras de mineral, cuyo objetivo es mantener la capacidad de lixiviación de óxidos de Escondida, luego del agotamiento de la actual pila. Su costo original ascendía a US$721 millones (BHP Billiton aportaba US$414 millones), pero fue incrementado a US$933 millones.

En cuanto a la producción de Minera Escondida, en lo que respecta al año fiscal 2015, el volumen correspondiente al porcentaje de BHP Billiton fue de 526.700 ton de cobre contenido en concentrados y 178.400 ton en cátodos.

No obstante, la minera advierte que la producción para el ejercicio 2016 –actualmente en marcha y que finaliza en junio próximo– se verá impactada por una baja prevista del 27% en las leyes del mineral.

“Esto será parcialmente compensado por un mayor rendimiento, posibilitado por la finalización de OGP1 y mejoras operacionales”, puntualiza la minera.

Pampa Norte

En el caso de Pampa Norte, unidad que comprende el 100% de Cerro Colorado y Spence, también hay novedades.

Actualmente se encuentra en etapa de prefactibilidad y sujeto a la aprobación del Directorio el proyecto Spence Growth Option (SGO) que tiene por objetivo extender la vida útil de esta faena ubicada en la Región de Antofagasta por aproximadamente 50 años, más allá de la fecha prevista de cierre de la actual fase de explotación mineral. Para ello, contempla la construcción de una planta concentradora de 95.000 tpd de capacidad para extraer el rico recurso hipógeno que alberga el depósito, asociado con sulfuro de molibdeno.

La compañía presentó en julio último los EIA para esta iniciativa. La inversión estimada asciende a unos US$3.200 millones –incluida una planta desalinizadora– y su comienzo está inicialmente previsto para fines de 2019.

Según detalla BHP Billiton, el mineral hipógeno está por debajo de las actuales reservas supérgenas en explotación, “lo cual elimina la necesidad de prestripping y de mantenimiento adicional a la infraestructura de la mina”, subraya en su reporte.

Para su ejecución requiere la construcción de una planta desalinizadora de agua de mar de 800 litros por segundo, para abastecer a la futura concentradora. Esta instalación estaría ubicada cerca de la localidad de Mejillones y demandaría una inversión estimada de aproximadamente US$800 millones.

Asimismo, BHP Billiton evalúa para Spence la opción de maximizar el uso de la infraestructura existente de la actual pila de lixiviación, para recuperar cobre del mineral calcopirita de baja ley. Su desarrollo sería un proceso complementario (denominado CPY leach project) al de la futura concentradora.

“La implementación de ambos proyectos, SGO y CPY leach, permitirá a Spence alcanzar una producción total de cobre de aproximadamente 260.000 ton como promedio durante los primeros diez años de operación”, hacen hincapié desde la minera. En el año fiscal 2015 esta mina produjo 171.400 ton de cátodos de cobre de alta calidad.

En cuanto a la operación de Cerro Colorado, ubicada 120 kilómetros al este de Iquique en la Región de Tarapacá, si bien se mantiene como un relevante productor de cátodos de cobre, sus niveles de producción han caído en años recientes como consecuencia de una declinación en las leyes. A pesar de esto, en el año fiscal que acaba de finalizar aportó 78.200 ton de cátodos.

A fines de septiembre y luego de dos años de tramitación, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Tarapacá aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que le permitirá extender su actividad más allá de diciembre de 2016 –para cuando estaba contemplado inicialmente su cierre–, hasta 2023.

En el proceso, la compañía se comprometió a disminuir la extracción de recursos hídricos de la operación y a renunciar a los derechos de agua para que éstos no sean utilizados después de esa fecha.

Exploración

En materia de exploración, BHP Billiton indica que en el caso de las iniciativas greenfield durante el pasado año fiscal 2015 sus esfuerzos estuvieron enfocados en blancos avanzados en Chile, Perú y el suroeste de Estados Unidos. Los gastos de este ítem en el segmento cobre fueron de US$90 millones en ese periodo, monto que representa una significativa reducción frente a los anotados en los ejercicios fiscales 2014 (US$111 millones) y 2013 (US$266 millones).

La compañía minera da cuenta de esta realidad señalando que “al reducir los gastos de capital anual y exploración, e incrementar la competencia por capital dentro del grupo, hemos priorizado el crecimiento de alta calidad, con más elevadas tasas promedio de retorno sobre la inversión incremental”. Un mensaje que da luces sobre lo que se puede esperar en materia de nuevas inversiones.

Escondida incrementa rendimiento de sus camiones mineros

Con el objetivo de incrementar los tiempos de producción de sus camiones de carguío ultra-class, Minera Escondida sometió a un proceso de benchmark interno y externo tanto el rendimiento de estos equipos como de sus actividades de mantenimiento, para identificar oportunidades de mejora.

“Una serie de iniciativas fueron implementadas para elevar la producción de los camiones. Tronaduras menos frecuentes y más grandes (en la explotación del rajo) fueron adoptadas para reducir las interrupciones en producción. Los camiones sólo fueron sacados de actividad para mantenimientos preventivos, determinados por las condiciones del equipo en lugar del tiempo en servicio”, señala el Reporte Anual de BHP Billiton.

Los resultados obtenidos son que Escondida estableció un nuevo benchmark interno para el rendimiento sustentable de los camiones mineros ultra-class. “En el año fiscal 2015 el tiempo disponible de utilización de los equipos aumentó a 83% en comparación con el 75% obtenido el ejercicio anterior. Esto permitió a la operación mover 438 millones de ton de material, un aumento de 6% frente al año fiscal 2014”, destaca la minera.