x

Revista Minería Chilena Nº295

enero de 2006

Andacollo-oro reabre operaciones

La idea de los nuevos propietarios es producir, en total, del orden de 210.000 onzas de oro durante sus primeros tres años de operación.

Durante el primer semestre de 2006 reiniciará operaciones el yacimiento Andacollo-Oro perteneciente a Compañía Minera Dayton Sociedad Contractual.

El plan minero considera explotar del orden de 12 millones de toneladas de mineral, con una ley promedio de 0,88 gramos de oro por tonelada.
La idea de la Compañía es producir, en total, del orden de 210.000 onzas de oro durante sus primeros tres años de operación.
La producción promediará las 70.000 onzas anuales y su costo operacional está estimado en US$ 322 por onza. Posteriormente la compañía continuará realizando una operación residual de lixiviación de los ripios existentes.
Así lo informó Gastón Di Parodi, gerente general de la compañía, quien se desempeñó anteriormente como gerente de Planta en esa faena, entre 1996 y 2000.
El yacimiento de oro está ubicado al sureste de la ciudad de La Serena, en la Región de Coquimbo. En la reapertura de la mina de oro, Dayton está invirtiendo del orden de US$ 5 millones. La faena minera pertenece a un grupo de inversionistas privados estadounidenses quienes en diciembre pasado completaron la adquisición del yacimiento a la firma estadounidense Trend Minerals. Esta a su vez había adquirido la faena a la firma Pacific Rim Mining Corp.
Pacific Rim compró el yacimiento a principios de esta década a Dayton Mining, sus dueños originales, que partieron con la operación en 1995 y que en 2000 la cerraron, debido a la caída del precio del oro a niveles inferiores a los US$ 280 por onza.
Ahora el precio del oro se ha recuperado a un nivel del orden de US$ 560 por onza, lo que hace más que atractivo para los actuales inversionistas de Andacollo-Oro, reabrir la mina, considerando que sus costos operacionales bordearían los US$ 320 por onza.
Una de las ventajas del proyecto es que su planta de proceso está intacta, debido a que Dayton Mining, después de paralizar las faenas, la ofreció como un solo paquete el cual nunca fue vendido, comenta Di Parodi.
Las labores de reapertura consideran la construcción de una nueva plataforma de lixiviación y el reacondicionamiento de instalaciones. A través de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), aprobada el 19 de diciembre pasado por la Corema de la Cuarta Región, se logró la autorización para la construcción de esta nueva fase del “Leach Pad” y el reinicio de operaciones, afirma el ejecutivo.