x

Alternativos usos para el cobre

A raíz de la aprobación de las propiedades bactericidas del metal en 2008, por parte de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), Codelco está participando en diferentes proyectos que tienen como objetivo la generación de nuevos mercados.

Producto de sus cualidades de conductor del calor y la electricidad, el cobre está presente en gran parte de nuestros innumerables quehaceres cotidianos. Pero en 2008 la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) aprobó las propiedades bactericidas de este metal, ampliando y reconociendo su uso como un poderoso desinfectante. De hecho, estudios realizados en el Hospital del Cobre de Calama demuestran que las superficies elaboradas con aleaciones de Cu son capaces de eliminar entre un 82% y 92 % la población bacteriana.

Prueba de estos atributos fue el envío a los 33 atrapados en la mina San José de vestimentas (poleras y calcetines) cuyas confecciones poseían fibras de cobre, con el fin de evitar que adquirieran infecciones, pues se encontraban a más de 700 m bajo tierra, con 35º de temperatura y con alta humedad. Dichas características, convertían a este espacio en un lugar propicio para la incubación de bacterias y hongos.

Tras los anuncios de la agencia norteamericana, Codelco comenzó a trabajar en el desarrollo de nuevos mercados que aseguren la utilización del cobre en el largo plazo. Cálculos de la empresa analizan que si se calculara su uso en salas de operaciones y en las unidades de cuidado intensivo de todos los hospitales, podría estimarse un adicional de un millón de toneladas de cobre fino por año. Esto sería un crecimiento de la demanda mundial por el metal de 5%.

Dentro de las iniciativas que realizó la estatal en el sector de salud, se encuentra el estudio efectuado en conjunto con la Universidad de Chile y Corfo en el Hospital del Cobre de Calama para disminuir la infecciones intrahospitalarias. El proyecto intervino la sala UCI a través de la aplicación de cobre en diferentes superficies como barandas y manillas de camas, mesa del paciente, porta-sueros, descansa brazos de silla de visitas y el lápiz que usan las enfermeras.

La doctora Valeria Prado, investigadora del proyecto, explica que el cobre metálico constantemente se encuentra transitando entre el estado de óxido cúprico y el de óxido cuproso. Cuando se produce dicha reacción química (denominada reacción de Felton) se están liberando iones, fenómeno que ocurre siempre cuando el metal está en contacto con el oxígeno. Estos iones de cobre oxidan las proteínas y lípidos, elementos esenciales para que las bacterias se puedan multiplicar, por lo cual al cambiarles la estructura, las bacterias no pueden sobrevivir.

En el ámbito de la acuicultura, Codelco junto a ICA, Conicyt, Corfo-Innova, Fundación Chile, Universidad de Concepción y Universidad Católica de Valparaíso, desarrollaron jaulas de aleaciones de cobre para salmones. El cobre da a estos productos ventajas ambientales importantes como su propiedad antifouling; la eliminación de riles y rises; mayor oxigenación de los peces por el sistema de mallas semirrígidas, como también menor estrés de los peces por cambio de mallas, resistencia a ataques de lobos marinos. Esta solución tiene gran durabilidad y es 100% reciclable.