x
La Coipa, mina de oro operada por Kinross en la zona de Atacama.

Airemin 2015: Casos de éxito e innovación para una mejor calidad del aire

Expertos de grandes mineras presentaron experiencias en gestión de la calidad del aire, detallando las acciones que han tomado para controlar las emisiones de material particulado.

Monitoreo integrado y en línea, mecanismos de control y compromisos con la comunidad predominan entre las principales medidas adoptadas por grandes compañías mineras para alcanzar una gestión óptima de la calidad del aire en sus operaciones y entorno. El principal objetivo es reducir la propagación de agentes contaminantes a través del aire, lo que las ha obligado a implementar sistemas de detección y registro, optimizando los manejos en los puntos críticos.

Con ocasión del Tercer Encuentro de Calidad del Aire en la Industria Minera, Airemin 2015, organizado por Los Pelambres y Grupo Editorial Editec, expertos de Codelco, Antofagasta Minerals y Los Pelambres expusieron las experiencias de sus empresas en esta materia.

En las divisiones del distrito norte de Codelco (Chuquicamata, Radomiro Tomic y Ministro Hales) están ejecutando un proyecto para tener un sistema integrado de monitoreo de la calidad del aire. Rubén Alfaro, administrador de la Red de Monitoreo Norte de la Corporación, explicó que el objetivo es estandarizar los datos, por medio de un inventario de emisiones, de manera de mantener un sistema de pronóstico distrital y una evaluación meteorológica única y consistente con la guía del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). “La idea es que tengamos un sistema de alcance prácticamente regional, en línea, que nos permita evaluar la suma de las emisiones que generan todas nuestras operaciones y modelar los efectos de éstas”, dijo.

Detalló que la tecnología la usan tanto para medir calidad del aire como para pronosticar eventos climatológicos, de viento y lluvia. Los datos meteorológicos pueden ser usados como entrada para procesos de simulación de dispersión de contaminantes, indicó.

También desarrollaron un sistema de modelamiento básico, que se puede usar en proyectos en fases iniciales.

20 compromisos

Teniendo a tan sólo 22 kilómetros el poblado más cercano al rajo (Cuncumén), Minera Los Pelambres ha instalado una red de 15 estaciones de monitoreo de aire en el Valle del Choapa, que permite que cualquier persona pueda conectarse a una página web y obtener de forma instantánea las concentraciones de material particulado.

Según reconoció Andrés Marín, ingeniero de Medio Ambiente de Antofagasta Minerals, en el área mina y hotel mina es bastante complejo el tema de los vientos, que dependiendo de su intensidad y orientación gatillan eventos críticos. De hecho, alrededor del 95% de emisiones de material particulado proviene de esa zona, dijo.

Minera Los Pelambres ha instalado una red de 15 estaciones de monitoreo del aire en el Valle del Choapa.

El ingeniero recordó que en mayo de 2010 la minera asumió 20 compromisos con las comunidades del Valle Alto, yendo incluso más allá de lo que exigía la norma. Las acciones comprometidas incluyen riego de caminos, medidas de mitigación en área de chancado, instalación de sistema Fog Cannon en área mina, aplicación de producto Dust A Side en caminos interiores, sistema de supresión de polvo en correa de planta concentradora, entre otras.

Marín explicó que la base es el sistema preventivo y monitoreo en línea, la localización de focos de emisión y optimización de recursos, permitiendo la operación continua de la faena con sólo paralizaciones parciales al controlar los puntos más críticos. Es así como están intensificando el monitoreo en línea a través de la red de estaciones, y gracias a modelos predictivos que han venido afinando, pueden pronosticar episodios en forma adecuada. Asimismo, con uso de tecnología GPS Dispatch y MeteoData generan mapas para definir focos de prioridad de riego.

Mesa de calidad del aire y más

En septiembre de 2014 se constituyó la Mesa de Calidad del Aire en la comuna de Sierra Gorda, en la cual participa la compañía minera del mismo nombre. Su programa contempla validar los datos de las estaciones de monitoreo, revisar el cumplimiento de las obligaciones, preparar un inventario de emisiones mp 10 y pm 2,5 para cada empresa, proponer medidas para mp 10 si fueran necesarias y hacer seguimiento.

Luis Contreras, gerente de Medio Ambiente y RSE de Sierra Gorda SCM, detalló que la compañía instaló una estación de monitoreo en el pueblo de Sierra Gorda y una red de cinco estaciones internas, con las cuales se realizan mediciones continuas cada una hora. En general, dijo, los valores se han mantenido bajo la norma.

Sobre los mecanismos de control aplicados por la empresa en el área mina, mencionó el monitoreo de flota en línea, el uso de aditivos en riego de caminos, el sellado de pretiles, la implementación de un sistema de pronóstico y programación de actividades, que en el caso de las tronaduras implica que éstas se planifiquen según las condiciones del viento, incluso suspendiéndolas si éstas son desfavorables.

Otras medidas adoptadas son: aspersión de agua, uso de espuma y colectores de polvo en planta; empleo de bishofita en caminos internos; y riego y asfaltado en camino en pueblo.

Además, para el próximo año están considerando sellar extensas superficies que fueron intervenidas en la fase de construcción y que hoy no son necesarias.

Innovación y desarrollo

Si bien las empresas han tomado medidas por iniciativa propia, las nuevas normas imponen exigencias adicionales, las cuales se pueden abordar con innovación. Un aporte en ese sentido pueden ser los desarrollos de Biotecnologías Aguamarina, empresa tecnológica que ha trabajado bajo el alero del cluster de BHP Billiton.

Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco , también intervino en Airemin.

Según expuso su gerenta general, Pamela Chávez, a partir de una caracterización físico-química del material particulado y de su capacidad de migrar en una corriente eléctrica, buscaron entre microalgas y bacterias exopolisacáridos, estableciendo que cerca de un 90% de las partículas precipita en presencia de este polímero, el cual capta la partícula de polvo del ambiente, decantándola, es decir, acelerando su precipitación.

Para evitar que el polvo se levante desarrollaron, además, dos productos basados en microorganismos; un sellante y un estabilizador del suelo: Bioroad y Bioseal. Este último permite hacer biocementación –indicó Chávez–, dado que tiene similar resistencia a un camino de cemento. No es soluble en agua (sino que ésta le agrega más estabilidad) y no es resbaladizo. Según la ejecutiva, el producto tiene un 98% de eficiencia: con viento de hasta 99 km/h no se levantan las partículas.

La solución puede aplicarse como aditivo en relaves mineros, evitando el agrietamiento que aumenta la superficie de evaporación de agua. Otra aplicación sería el tratamiento de residuos líquidos, en particular los drenajes ácidos de mina: agregando el producto al agua ácida ocurre una disrupción del equilibrio químico, un cambio instantáneo de pH y una precipitación de los contaminantes, dijo la especialista.

Mark Falvey, socio fundador de MeteoData, entregó más detalles técnicos del sistema de monitoreo continuo de aire implementado en Los Pelambres, a base de estaciones, sensores y un equipo Lidar instalado hace algunas semanas. Este último utiliza tecnología láser para determinar la distancia desde la fuente emisora a un objeto o superficie (por hasta 10 km), y especifica la velocidad del viento en que están siendo movidas las partículas. La información se acumulará para la planificación ambiental de la faena. “Tiene un uso incipiente en minería, pero con gran potencial”, afirmó el especialista.