Ponce pide a la SVS informar operaciones de Piñera con cascadas

Oct 25, 2013

Cuestiona imparcialidad de la SVS y afirma que el Presidente aún podría tener vínculo con esas sociedades.

(La Tercera) La defensa de Julio Ponce solicitó el miércoles al superintendente de Valores y Seguros suspender el proceso sancionatorio por el caso cascadas y el plazo para presentar sus descargos, que vence el 29 de octubre. Esto, hasta que la entidad no entregue una serie de antecedentes sobre presuntas operaciones del Presidente Sebastián Piñera, en 2008 y 2009, con acciones de Oro Blanco y Norte Grande, a través de sus sociedades Bancard, Axxion e Inversiones Santa Cecilia.

Los abogados de Ponce, Raimundo Labarca y Alejandro Parodi, describen declaraciones radiales que el Presidente de la República emitió hace dos semanas sobre el caso cascadas. Piñera dijo que había vendido sus acciones y declaró estar “preocupado del tema, para que se haga lo que se tiene que hacer; investigar, si corresponde, sancionar y tratar de compensar el daño causado”.

El escrito enumera cuatro tipos de transacciones realizadas entre 2008 y 2009 (ver recuadros), antecedentes que, a juicio de Ponce, “darían cuenta de un interés de S.E. el Presidente de la República en las mismas”. La argumentación legal sostiene que ese interés de Piñera “podría restar imparcialidad a ese superintendente para seguir interviniendo en esta investigación y, en su caso, para resolverla”. Los abogados citan artículos legales que prohíben a los funcionarios del Estado “participar en decisiones en que exista cualquier circunstancia que le reste imparcialidad”.

La respuesta de Bancard

Las transacciones enumeradas corresponden a ventas de títulos de Oro Blanco, Norte Grande y Calichera.

Nicolás Noguera, gerente general de Bancard, sociedad de Piñera, declaró: “En mayo de 2008 vendimos prácticamente toda la posición que manteníamos en las sociedades cascada. En abril de 2009, la posición que existía en ese minuto se traspasó íntegramente a los fideicomisos ciegos, un año antes de que Sebastián Piñera asumiera la Presidencia de la República. Cuando él asume, ni él ni nadie podrían haber sabido qué acciones existían en los fideicomisos, y ese es el punto central y el objeto por el cual se constituyeron los fideicomisos”.

Noguera agrega que las transacciones de mayo de 2008 “no son comparables en absoluto con las transacciones cuestionadas de las cascadas, porque el vendedor no tenía ninguna relación ni con el control ni con la administración de la compañía. Tampoco existían minoritarios que pudiesen haberse visto afectados”.

El fideicomiso

La defensa de Ponce también pone en duda que el Presidente haya vendido todas sus acciones en las sociedades cascada. Dicen que a abril de 2009, Bancard e Inversiones Santa Cecilia tenían acciones de Norte Grande y Oro Blanco. “Con fecha 27 de abril de 2009, dichas acciones habrían sido traspasadas a Moneda Corredores de Bolsa Limitada”, acota.

Los abogados dicen que para confirmar si ese traspaso fue una venta, entrega en administración o traspaso de custodia, es necesario revisar los contratos de administración del 24 de abril de 2009 que pactó con Moneda en uno de los cuatro fideicomisos ciegos que creó. El escrito dice que es “plausible presumir” que esa transferencia no correspondió en rigor a una venta pura y simple, e insiste en que, según registros del departamento de acciones de las firmas, las acciones figurarían hasta la fecha a nombre de Moneda. “Por lo tanto, las sociedades de inversión del Presidente todavía podrían tener algún tipo de derechos en relación con dichas acciones”.

El fideicomiso de Piñera con Moneda

El 24 de abril de 2009, Bancard suscribió con Moneda Corredores de Bolsa “un mandato amplio de administración discrecional de cartera de inversiones sin información al mandante”, para que administrara libremente una cartera de inversiones, sin recibir instrucciones. Se dejó constancia de que el motivo esencial del contrato era el mandato constituyera efectivamente un fideicomiso ciego y que se procediera a la venta de una parte de la actual cartera de inversiones (detallada en un anexo). El contrato prohíbe al administrador adquirir para sí o terceros relacionados instrumentos de la cartera del mandante, o enajenar instrumentos propios y de terceros para integralos a esta cartera.

El 22 de octubre de 2009 se firmó un complemento al mandato, para esclarecer la interpretación de algunos aspectos, producto de observaciones de la SVS, oficiadas el 13 de mayo de 2009. Entre ellas, que en las juntas de sociedades en que el administrador invierta por parte de Bancard, deberá abstenerse de votar, salvo para ejercer derecho a retiro, en proposiciones de enajenación de activos, cambio de giro y otorgamiento de garantías. Y en el caso de bonos, en cambios a los términos en que haya sido emitido. Detallan que Bancard designará a una tercero para que revise la inversión o reinversión, saldos, cobros y comprobantes de transacciones.

 

Fuente / La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena