SEA pública nuevos criterios de evaluación ambiental sobre contaminación lumínica y preservación de áreas astronómicas

May 17, 2024

El objetivo es preservar la calidad de los cielos nocturnos y el valor de áreas astronómicas. Dentro de sus normativas se establecen criterios para que las industrias, como la minería, fijen áreas de influencia.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) presentó el documento «Criterios para determinar la susceptibilidad de afectar áreas astronómicas», el cual establece directrices fundamentales para proteger las zonas de observación astronómica de la contaminación lumínica.

El escrito detalla que su finalidad es buscar la preservación de la calidad de los cielos nocturnos y el valor científico de las áreas astronómicas, lo que representa un avance significativo en la gestión ambiental de proyectos en Chile.

La publicación del SEA se centra en la protección de las áreas astronómicas, dejando fuera de su alcance otros posibles impactos de la contaminación lumínica en la biodiversidad y la salud de la población. Alcanzan que es responsabilidad de los titulares de proyectos identificar y mitigar todos los impactos potenciales que puedan surgir de sus actividades, en línea con las normativas ambientales vigentes.

¿Qué dice el documento?

Asimismo, su objetivo principal es definir cuándo las emisiones de luminosidad artificial generadas por proyectos o actividades pueden afectar a las áreas astronómicas, en concordancia con lo establecido en la Ley N°19 300. Se enfoca en la importancia de presentar un Estudio de Impacto Ambiental para evaluar y mitigar los posibles impactos de la contaminación lumínica en estas áreas de interés científico.

Según la información proporcionada, para la observación del cielo en áreas astronómicas se requieren condiciones excepcionales de oscuridad. Internacionalmente, se ha determinado que el brillo natural del cielo se encuentra en 22 mag/arcsec². La Unión Astronómica Internacional (UAI) considera que un cielo contaminado para fines de observación astronómica se entiende como aquel cuyo brillo tiene un valor de un 10% sobre el brillo natural en un ángulo de 45º, lo que corresponde a un valor de 21,5 mag/arcsec².

Ejemplo determinación del área de influencia. Gentileza: SEA.

Además de establecer criterios para determinar la influencia de las emisiones de luminosidad artificial, el documento del SEA define el objeto de protección de las áreas astronómicas y establece los requisitos mínimos que deben incluirse en una Declaración de Impacto Ambiental o un Estudio de Impacto Ambiental. Esto busca estandarizar la información relacionada con las emisiones de luz artificial de los proyectos, facilitando su evaluación y seguimiento.

Comunas declaradas áreas astronómicas

Región de Antofagasta:

  • Antofagasta.
  • Calama.
  • María Elena.
  • Mejillones.
  • Ollagüe.
  • San Pedro de Atacama.
  • Sierra Gorda.
  • Taltal.

Región de Atacama:

  • Alto del Carmen.
  • Caldera.
  • Copiapó.
  • Freirina.
  • Huasco.
  • Tierra Amarilla.
  • Vallenar.

Región de Coquimbo:

  • Andacollo.
  • Canela.
  • Combarbalá.
  • Coquimbo.
  • Illapel.
  • La Higuera.
  • La Serena.
  • Monte Patria.
  • Ovalle.
  • Paihuano.
  • Punitaqui.
  • Río Hurtado.
  • Salamanca.
  • Vicuña.

Protección de áreas astronómicas y minería

A continuación, detallamos la información entregada por el documento respecto a los criterios que deben alinearse las mineras para determinar el área de influencia de sus proyectos en función de las emisiones de luminosidad artificial, con el fin de mitigar los impactos negativos en la observación astronómica y en la calidad de los cielos nocturnos.

Para cumplir con estos criterios y reducir la contaminación lumínica, las mineras pueden implementar medidas como:

  • Uso de tecnología adecuada: Utilizar sistemas de iluminación eficientes y direccionales que minimicen la dispersión de la luz hacia el cielo y controlar la intensidad de la iluminación para reducir el impacto en las áreas astronómicas.
  • Monitoreo y control: Realizar un monitoreo continuo de las emisiones de luminosidad artificial y ajustar las medidas de mitigación según sea necesario para garantizar que se cumplan los criterios establecidos para el área de influencia del proyecto.
  • Colaboración con autoridades: Trabajar en conjunto con las autoridades ambientales y astronómicas para implementar medidas de mitigación efectivas y garantizar el cumplimiento de la normativa ambiental relacionada con la contaminación lumínica.

El documento publicado por SEA corresponde a un trabajo colaborativo entre la Dirección Ejecutiva del SEA y el Departamento de Ruido, Lumínica y Olores del Ministerio del Medio Ambiente. También fue revisada por las Direcciones Regionales del SEA y la Superintendencia del Medio Ambiente.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena