Mineras en Argentina amenazan en dura carta con trasladarse a Chile

Dic 5, 2007

Las transnacionales están preocupadas por la iniciativa del gobierno de Néstor Kirchner de aumentar la retención a las exportaciones. De concretarse su salida, el vecino país arriesga inversiones por más de US$ 30.000 millones.

Una dura carta comenzó a circular -de manera interna- entre las transnacionales mineras presentes en Argentina. En la misiva las firmas advierten con abandonar ese país si el gobierno de Néstor Kirchner decide aplicar retenciones a las exportaciones mineras, tal como anunció el mandatario.

En ella amenazaron, además, con trasladarse a Chile, entre otras naciones. Así lo aseguró el diario argentino El Cronista, que sostiene que la medida expulsaría de ese país proyectos de inversión por cerca de US$ 30.000 millones.

Según la misiva, los proyectos mineros anunciados por las empresas en Argentina “son ejemplo de la importancia de la estabilidad jurídica que ofrece”. El texto señala que “cambiando la estabilidad jurídica, perdemos los proyectos, los impuestos y la reputación de ser un país donde invertir”.

Respecto de Chile, señala que “muchos proyectos mineros están cercanos a la cordillera de los Andes” y agrega que “está probado que la detectada riqueza geológica al este de estas montañas, también está al otro lado”, haciendo evidente la amenaza de traer sus inversiones a nuestro lado de la cordillera.

La carta en cuestión estaría firmada por la gerenta general de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Lila Kowalewski. Voceros de la asociación negaron haber difundido la misiva, pero no desmintieron su autoría.

La medida del gobierno trasandino, que está en estudio desde hace unas dos semanas, pretende aplicar retenciones a quienes venden metales en bruto al exterior, tal como ya lo hizo con el agro y las petroleras. De esta manera, Kirchner espera recaudar -con una retención del 10%- unos 800 millones de pesos argentinos (US$ 255 millones) anuales.

En 2003, fue publicada la una primera ley que fijaba un tope máximo de 3% del valor del mineral puesto en boca de mina como retención.

Preocupación

Consultados por el tema, Nick Cobban, jefe de comunicaciones de la minera angloaustraliana Rio Tinto, aseguró a Diario Financiero que “no hemos firmado ninguna carta de ese tipo ni tenemos conocimiento de una de otros miembros de la industria”. Sin embargo, admitió que “Rio Tinto está preocupada por los rumoreados cambios que podrían aplicarse a impuestos a los minerales y ha comunicado estas preocupaciones al gobierno”.

Fuentes de la firma señalaron que les preocupa el potencial impacto financiero en su proyecto en Argentina y también por la negativa señal que esa medida enviaría a posibles inversionistas extranjeros.

Por eso, la firma que está en la mira de la gigante BHP Billiton, inició contactos con representantes del gobierno provincial y federal e hicieron sentir su molestia a través de delegados de las embajadas británica y australiana en la nación trasandina.

Por su parte, en la minera canadiense Barrick aseguran que no se referirán al tema hasta que la norma sea aplicada en Argentina.

La primera señal que nostró la preocupación de la industria ante la decisión del gobierno argentino, la dio el empresario Eduardo Elsztain, dueño de IRSA, quien tendría previsto invertir unos US$ 25 millones para elevar las reservas de un yacimiento de oro que posee a través de Minera Guanaco, que está a cargo de la firma Golden Rose.

Fuente / Diario Financiero

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena