Mantos Blancos extendería su vida útil

Feb 19, 2013

Para este año la compañía tiene considerado renovar gran parte de su flota minera, tanto camiones de alto tonelaje como cargadores frontales.

(MINERIA CHILENA) Son más de 50 años los que lleva la División Mantos Blancos, de Anglo American, explotando minerales en la Región de Antofagasta, actividad de la que obtiene mensualmente 4.000.000 de toneladas de material removido, gracias al trabajo conjunto realizado entre los equipos propios de la cuprífera y contratistas. En total, la compañía mantiene en faena cerca de 1.800 personas, capacitadas con un alto énfasis en la seguridad y el autocuidado.

“Mantos Blancos es una faena muy antigua, y para mí en lo personal es un referente en la minería. Por ella han pasado grandes profesionales y, como toda mina antigua, las leyes son decrecientes y van disminuyendo, pero por medio de la eficiencia, del control de gastos y el trabajo en equipo, hemos podido efectivamente hacer un buen negocio para la compañía”, asegura el gerente general de la división, Marcelo Maccioni.

La vida útil de esta faena actualmente está contemplada hasta 2021. “Ese es el último life of mine en el que hemos estado trabajando y el que finalmente presentaremos a nuestro equipo directivo. Sin embargo, lo más probable es que en el futuro este periodo aumente, porque gracias a que hemos continuado reforzando nuestras campañas de exploración, hemos encontrado más y nuevas reservas”, destaca el ejecutivo.

Producción

Con una ley de 0,60% a 0,65% de Cu, para su línea de sulfuros, cuyo producto final es el concentrado de cobre, y una de 0,30% a 0,35% para su línea de óxidos, cuyo producto final son cátodos de alta ley, Mantos Blancos produjo en 2012 del orden de 54.000 toneladas de cobre fino, y este 2013 espera repetir esa cantidad, mientras posteriormente prevé llegar a “una cifra que alcanzará las 72.000 ton de cobre fino al año”, precisa Maccioni.

En cuanto a equipos y material operativo, la división se encuentra incorporando una pala hidráulica, que se suma al conjunto de cargadores frontales que la mina posee. Y este 2013 la compañía tiene considerado renovar gran parte de su flota minera, tanto en camiones de alto tonelaje como en cargadores frontales.

“A su vez, en lo que a planificación minera respecta, hemos estado desarrollando los planes de producción correspondientes para tener un nuevo año sólido y sin sobresaltos”, destaca el gerente general, quien añade que “la dotación de Mantos Blancos está trabajando para ser un referente en la minería chilena, ya que el equipo de trabajo actual es tremendamente preparado, con un alto nivel y muy bien consolidado”.

Participación Femenina

Tanto en la división como en su matriz Anglo American, la fuerza laboral está compuesta por un 12% de mujeres trabajando en minería. En Mantos Blancos específicamente existe un 15% de operadoras desempeñándose en el área de operaciones mina directamente, y como operadoras de camiones ese porcentaje aumenta a un 20%.

Según explica Maccioni, “últimamente hemos avanzado mucho en esa área, y hemos tenido excelentes resultados. En este sentido, el efecto de contar con mujeres en las labores que tradicionalmente son desempeñadas por los mineros ha sido notable, por lo que seguiremos reforzando esas prácticas de aquí en adelante”.

Protección del Medio Ambiente

Antiguamente Mantos Blancos trabajó con métodos de explotación subterránea. Hoy día el rajo abierto es la alternativa viable para mantener su producción, condición que a la compañía la ha llevado a tomar resguardos en materia de mitigación por emisión de material particulado en suspensión, que es elevado al sector de donde se desarrollan las operaciones.

“Al tema de las emisiones y el cuidado por nuestro entorno y el medio ambiente nosotros le damos tanto o más importancia que a la seguridad de las personas que aquí trabajan. Hemos trabajado en el desarrollo de una matriz de inventario de riesgos, por lo que conocemos cuáles son las vulnerabilidades y dónde se encuentran nuestros problemas”, enfatiza el gerente general, explicando además que para controlar las emisiones de polvo y de material particulado la división posee un programa que considera la utilización de implementos especiales a base de productos químicos que evitan la suspensión de polvo, contando además con una programación de ciclos de regadío intenso.

A su vez, sostiene que Mantos Blancos, “por ser una faena antigua, tiene una serie de desechos y residuos industriales líquidos, para los cuales nosotros hemos generado contrato con algunas empresas externas, las que nos ayudan a tratarlos, apoyándonos también a controlar cualquier tipo de emisión no deseada”.

Seguridad

En materia de seguridad, la compañía dice haber reforzado fuertemente un plan de autoconducta y autocuidado, que le ha dado excelentes resultados y que se ve reflejado con sus índices operacionales en materia de accidentabilidad al interior de la faena.

En este contexto, el comité paritario de esta división recibió el año pasado importantes premios, entre los cuales se destaca la distinción al Mejor Comité Paritario Coresemin 2012, lo que selló un periodo positivo en términos de seguridad. Por lo tanto, “una de las cosas más importantes es continuar con el tema de las observaciones de conducta, con nuestro programa de autocuidado, trabajar en conjunto con nuestro Comité Paritario en cada una de las actividades e involucrar a los trabajadores y a toda persona que trabaja en Mantos Blancos a participar de estas iniciativas fuertemente”, resalta el ejecutivo.

En esta misma materia, con la participación de sus trabajadores, dirigentes sindicales y comités paritarios, en noviembre último Mantos Blancos celebró el Día Global de la Seguridad, una iniciativa pionera que se desarrolló en todas las operaciones de Anglo American. Ello implicó que más de 100.000 personas en todas las faenas de la compañía hicieran un alto en sus labores para reforzar y renovar el compromiso con la seguridad.

Esta conducta se ha visto reflejada en un bajo índice de accidentabilidad al interior de la faena. En particular Mantos Blancos tiene un indicador de 0,05 a noviembre, medido cada 200.000 horas, uno de los niveles más bajos de la industria en esta materia. “Esto se logra con mucho compromiso, trabajando día a día en temas de seguridad y principalmente en el autocuidado”, destaca Marcelo Maccioni.

Fuente / MINERIA CHILENA

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena