Los proyectos mineros en Perú superarán los US$13.000 millones

Ene 22, 2009

Tras una reunión con diversos representantes de la Federación Minera del Cobre, el ministro de Minería Santiago González llamó a los empresarios del sector minero a buscar alternativas para enfrentar el actual panorama financiero mundial con alternativas que no tengan que ver con los despidos de los trabajadores.

El Gobierno peruano manifestó hoy su confianza en que los proyectos mineros y energéticos para este año seguirán adelante, a pesar de la crisis financiera internacional, y que incluso superarán los 13.000 millones de dólares proyectados por el sector privado.

En una rueda de prensa con corresponsales extranjeros, el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, dijo que «el valor que se informó va a ser superado», al referirse a la proyección hecha recientemente por la Confederación de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep).

«Los montos son un poco mayores que los declarados (…) porque tenemos un ritmo bueno» de inversiones en el sector, indicó Sánchez.

La producción de cobre creció 6,5 por ciento el año pasado, respecto al 2007, la de oro subió 5,6 por ciento y la de zinc 10,9 por ciento en el mismo período, según cifras del ministerio.

El ministro dijo que los proyectos de generación eléctrica y líneas de transmisión también continúan sin variación.

Sin embargo, Sánchez admitió que «las inversiones en exploración pueden ser afectadas», por los problemas de precio de los metales y de la demanda, a consecuencia de la crisis económica mundial.

«Con los precios que tenía el mercado hasta antes de la crisis, muchos proyectos eran rentables, incluso donde estaban procesando relaves, pero con los precios (menores) actuales no son muchos los proyectos que están parados», indicó.

Uno de los proyectos en peligro de detenerse, que impulsaba directamente el Gobierno por tratarse de una empresa estatal, es la modernización de la refinería de petróleo de Talara pues necesita de 1.000 millones de dólares para completarla.

«Efectivamente, este nivel de precio (del crudo) hace que el proyecto se tenga que revisar y reformular», señaló Sánchez por la dificultad para encontrar financiación al mismo.

Varios centros mineros han anunciado la suspensión temporal de sus operaciones, vacaciones forzadas para sus trabajadores, y la reducción de sus niveles de producción, motivo por el cual también se estima que la contribución o canon que recibirán los municipios por la extracción de los recursos será menor en 2009.

Sánchez admitió que el reparto del canon minero «es un tema bastante serio» porque ya ha traído problemas al gobierno central y a los gobiernos regionales y municipales en los últimos años.

«Todo el efecto de la baja del precio de los minerales recién se va a dar en el pago de impuestos en el 2009», dijo Sánchez.

Sin embargo, afirmó que las regiones que reciben canon «tienen ahorros significativos, que permiten continuar con los proyectos sociales que ellos mantienen (en cartera)».

El canon minero distribuido en el 2007 ascendió a 1.700 millones de dólares, según cifras oficiales.

Respecto a los conflictos sociales generados en los últimos días en las concesiones mineras de Majaz, en la región Piura, y de El Tambo, en la selvática Cordillera del Cóndor, el ministro remarcó que están en una fase preliminar y en la que faltan el consenso de las poblaciones aledañas para el inicio de las operaciones y los estudios de impacto ambiental.

En Majaz, que es ahora de propiedad de la china Zijin, las comunidades campesinas de la zona se niegan a autorizar la extracción de cobre y han denunciado que sus dirigentes fueron torturados y, uno de ellos asesinado, por la policía en 2005 cuando hicieron una marcha de protesta.

En El Tambo, la comunidad nativa se niega igualmente a las acciones de exploración que realiza la empresa Afrodita y secuestraron por una semana a varios trabajadores de esa firma.

Sánchez informó que el Ministerio de Justicia ha designado un procurador para que se investigue el caso de torturas denunciado en Majaz porque «no se puede permitir que siga ocurriendo» casos así.

Mientras que en El Tambo, el ministro aseguró que hay un equipo de su sector explicando a los comuneros que la actividad minera no va a romper la vida cotidiana que tienen en la zona.

Fuente / EFE

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena