Inversiones inmobiliarias y mineras, el otro foco de Claro y asociados

Sep 20, 2012

La consultora, hoy a cargo de valorizar los activos de Enersis, administra activos por US$ 250 millones, que espera multiplicar por cuatro hacia 2017.

(La Tercera) Crecer con inversiones en el sector real, junto a inversionistas institucionales, personas de alto patrimonio y también family offices. Esa es una de las metas con que trabaja Claro y Asociados, la firma de consultoría creada en 1985 por el empresario Jorge Claro, que hoy divide su actividad en dos áreas -finanzas corporativas y un club de negocios-, y que tiene bajo su administración activos por US$ 250 millones, cifra que espera multiplicar por cuatro hacia 2017.

La empresa, que fue convocada por Enersis para realizar la valorización de los activos que Endesa quiere aportar al anunciado aumento de capital por US$ 8.000 millones, tiene entre sus socios además de Claro -socio del Canal del Fútbol-, a Javier Contreras, Pablo Armas, José Mujica, Rodrigo Guzmán y Martín Figueroa.

Su apuesta por las inversiones en empresas productivas -a un ritmo de dos por año- está en línea con un fenómeno creciente en el país: la existencia de inversores con liquidez, que frente a un mercado de valores más bien acotado, buscan oportunidades para multiplicar su patrimonio. Sólo a modo de ejemplo, según cálculos del Boston Consulting Group, actualmente hay unas 283 familias con activos financieros sobre US$ 20 millones en Chile, lo que significa que hay miles de millones disponibles para invertir, dice Martín Figueroa, gerente de gestión de inversiones.

Por estos días, adelanta el ejecutivo, están próximos a cerrar el ingreso a la propiedad de una compañía de sondajes mineros, cuyo nombre se reserva hasta el cierre de la transacción. Claro y Asociados está mirando con interés el sector de servicios e insumos para la minería, que en Chile materializará inversiones por casi US$ 100 mil millones hacia 2020, por el fuerte potencial que ello implica a futuro.

El plan de la consultora apunta a ingresar a compañías de tamaño mediano y controlar al menos un 51% del capital a través de fondos a los que invitan a una red de inversionistas. A la par, realizan una asesoría en gestión y planifican su salida de la empresa en cuestión, en general a cinco años plazo. En este tema vienen trabajando desde 2008, año a partir del cual entraron en cuatro empresas del sector tecnológico: Magenta, RedVoiss, Acepta.com y RedFácil, negocios que están a cargo de Pablo Armas. A estas alturas, ya se desprendieron de dos firmas -Magenta se vendió a Dimension Data y Acepta a Sonda- y siguen administrando las otras dos.

Armas comenta que se trata de un sector que les sigue interesando hacia futuro. “Hay una masa de empresas medianas, con ventas entre US$ 15 a US$ 30 millones, que tienen bastantes clientes, y que se mueven en áreas como transmisión de datos, seguridad, informática, videoconferencia, que son complementarias a las grandes empresas que vienen de afuera”, explica.

La cartera se completa con el segmento inmobiliario, un área que se creó hace un año y que está a cargo de Rodrigo Guzmán, ejecutivo que anteriormente manejó las inversiones inmobiliarias de Corso, holding ligado a Teresa Solari, desde donde lideró la adquisición de un 15% de Inmobiliaria Manquehue.

José Mujica añade que en el primer año de este nuevo sector se han dedicado a detectar oportunidades y ya tienen un primer proyecto: un edificio junto con la corredora Nevasa, en La Dehesa, con una inversión de US$ 80 millones y 70 mil metros cuadrados construidos. “Lo que más nos interesa es el área comercial y de oficinas, porque existen más posibilidades de buscar una salida. Cuando uno tiene un arriendo a largo plazo es más fácil vender a un inversionista que busca rentas”, apunta. En esta área les interesa ver oportunidades de crecimiento en Antofagasta y Copiapó, zonas de fuerte desarrollo minero y con escasez de suelo.

Asesorías en aperturas

Finanzas corporativas es el área más antigua de la compañía. En este caso, realizan valorizaciones de empresas, project finance, fusiones y adquisiciones. También están abriendo un nuevo segmento: asesorías a empresas que se abren a la Bolsa. Esto, explica Figueroa, implica ser socios de la firma antes de contactarse con un banco de inversión. “Como es el primer paso que dan hacia el mercado de capitales, los asesoramos con el precio de la colocación, el proceso de road show, y los clientes valoran nuestra independencia”, cuenta.

La empresa también hace asesorías en temas de “alta complejidad”. Mujica explica que la Asociación de Bancos los contrató para analizar el difícil escenario de las salmoneras en 2008, debido a la crisis del virus ISA. También han asesorado a compañías de seguros para la valorización de carreteras y han estructurado financiamiento para la construcción de una planta desaladora en Copiapó.

Asimismo, han operado en Colombia. A comienzos de año asesoraron la compra del 60% de Color Siete, una firma de vestuario, por parte del chileno Luis Felipe Molina. “Los mercados de Colombia y Perú son los que concitan más interés de los inversionistas hoy”, afirma Figueroa.

Fuente / La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena