Gerente general de Minera Centinela: Así avanza el proyecto de continuidad operacional

Jul 2, 2024

Se trata de la mayor inversión del sector en Chile en los últimos 5 años, con US$4.400 millones, destaca Carlos Espinoza.

Una serie de avances, tanto en la construcción como en la preparación de los contratos y en la disposición de servicios, registra el proyecto Nueva Centinela, iniciativa de Minera Centinela que permitirá ampliar su producción y extender su vida útil por 30 años más.

Es así como, durante el primer trimestre de 2024, la dotación creció de manera relevante, alcanzando más de 2 mil personas, más de la mitad de las cuales desempeñan sus funciones en terreno. A la fecha, varias empresas se han instalado en faena, comenzaron los primeros movimientos de tierra, la creación de caminos, de plataformas y se inició la construcción de plantas de hormigón que serán fundamentales para las obras y para la edificación de la concentradora. En paralelo se trabaja para habilitar el campamento, que tendrá que alcanzar una capacidad para 6 mil trabajadores en el futuro.

Con el fin de conocer más sobre esta iniciativa, MINERÍA CHILENA entrevistó a Carlos Espinoza, gerente general de Minera Centinela.

¿Qué relevancia posee el proyecto Nueva Centinela en la estrategia de desarrollo de Antofagasta Minerals?

Nueva Centinela es un proyecto tremendamente relevante para el crecimiento de Antofagasta Minerals. Primero porque significa una contribución clave a las aspiraciones generales del Grupo para producir 900.000 toneladas de cobre en el largo plazo. Y también para Minera Centinela, porque significa agregar 144.000 toneladas de cobre, 3.500 toneladas de molibdeno y 130.000 onzas de oro adicionales por año, extendiendo la vida operativa de la compañía, y situándola entre las 15 principales minas de cobre del mundo, así como una de las mayores productoras de oro del país. Y segundo, porque es la mayor inversión minera en Chile en los últimos 5 años, con US$4.400 millones, lo que significa abrir oportunidades de reactivación económica, encadenamiento productivo y de plazas laborales para miles de personas.

Todo esto es una gran oportunidad para que la Región de Antofagasta protagonice la transición nacional hacia una economía baja en emisiones, demostrando que Chile tiene las condiciones necesarias para desarrollar minería sustentable y con mirada de largo plazo.

¿Qué nivel de avance presenta este proyecto?

Estamos en la etapa inicial del proyecto, que contempla un período de construcción de aproximadamente tres años, considerando la ampliación del rajo autónomo Esperanza Sur, la construcción de una nueva planta concentradora de cobre, un nuevo Depósito de Relaves Espesados, una nueva tubería de impulsión de agua de mar desde el muelle Esperanza, y la ampliación de la planta de molibdeno.

Hoy tenemos los primeros movimientos de tierra y la creación de plataformas y el inicio de la construcción de plantas de hormigón para la edificación de la concentradora. En paralelo, trabajamos para habilitar el campamento, que debe alcanzar una capacidad para 6 mil trabajadores. Más de 2 mil personas ya trabajan en Nueva Centinela, de las cuales, más de la mitad desempeña sus funciones en terreno.

Lo último

Aprimin da la bienvenida a nueva empresa asociada

A través de su integración, la compañía no sólo fortalece su red de colaboración con la industria proveedora de la minería en Chile, sino que también reafirma su compromiso con prácticas industriales sostenibles. 

Te recomendamos

Aprimin da la bienvenida a nueva empresa asociada

A través de su integración, la compañía no sólo fortalece su red de colaboración con la industria proveedora de la minería en Chile, sino que también reafirma su compromiso con prácticas industriales sostenibles. 

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados
Suscríbase al Newslette Minería Chilena