Freeport pasa a ser la mayor minera privada de cobre, pero el precio puede ser muy alto

Mar 15, 2007

Freeport McMoRan Copper & Gold está aprovechando una era de consolidación en la industria minera para lograr alcance global.

Con la compra apalancada por US$26.000 millones de Phelps Dodge Corp., acuerdo que recibió ayer la aprobación de los accionistas y debería cerrarse el lunes, Freeport se transforma en la mayor cuprífera del mundo que cotiza en bolsa con operaciones repartidas por todo el planeta.

Esto significa más oportunidades pero también más riesgos. Aunque la demanda por el cobre, utilizado en los sectores industrial y de la construcción, se ha mantenido relativamente alta en los últimos años, se espera que los precios se moderen. Además, Freeport acumulará una deuda significativa para financiar la adquisición y se verá expuesta a las posibles protestas por parte de políticos y trabajadores en otros países.

Freeport McMoRan pasa de ser una minera de cobre de bajo costo con una gran operación en Indonesia, que produce unas 450.000 toneladas de cobre al año, a la mayor cuprífera que cotiza en bolsa con una capacidad de producción de 1,37 millones de toneladas de cobre al año. Sólo es superada por Codelco, que produjo 1,8 millones de toneladas del metal rojo en 2006. Sin embargo, Freeport McMoRan queda por delante de gigantes globales como BHP Billiton, Anglo American y Rio Tinto, los cuales generan menos de 1,3 millones de toneladas al año.

Estas compañías se han concentrado menos en cerrar grandes adquisiciones, pese a que algunos analistas especulan que podrían estar interesadas en comprar en algún momento a la compañía combinada Freeport-Phelps para reforzar su portafolio de cobre.

BHP, que tiene una participación de 58% en Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, está expandiendo el número de minas de cobre que posee y en 2005 compró WMC Resources Ltd. por US$7.000 millones, haciéndose con algunas fuentes de oro, níquel y cobre. La firma de investigación Brook Hunt calcula que el crecimiento en la producción de cobre supera levemente al crecimiento del consumo de este metal a medida que las compañías siguen elevando sus reservas y abriendo nuevas minas.

En los últimos tres años, los precios del cobre han alcanzado máximos históricos, superando en algunos casos los US$3 la libra. Actualmente se sitúan en torno a los US$2,85 la libra. Los precios, que han subido más que los de otras materias primas, como el aluminio y el acero, se han sustentado en la demanda por parte de fabricantes chinos, el ritmo constante de construcción en EE.UU. y las ventas al descubierto de los fondos de cobertura. Pero según la mayoría de los analistas, los actuales niveles no pueden mantenerse.

«El crecimiento del suministro es mayor que el de la demanda y los precios del cobre deberían descender», opina Amir Arif, analista de Friedman, Billings, Ramsey & Co. Arif predice que los precios del cobre en la Bolsa de Metales de Londres promediarán US$2,50 la libra este año y US$2 en 2008 «debido a las reservas que se generarán» a medida que las cupríferas reabren viejas minas y desarrollan nuevas.

Para 2009, los precios del cobre podrían caer hasta US$1,50 o US$1,75 la libra, lo que le daría a Freeport-Phelps poco tiempo para acumular ganancias suficientes para reducir su endeudamiento.

Freeport, una compañía con valor de mercado en torno a los US$11.500 millones, asumirá una deuda de US$18.000 millones para financiar la adquisición de Phelps Dodge, una compañía con una capitalización de mercado cercana a los US$25.860 millones.

Sin embargo, los inversionistas y analistas siguen siendo partidarios del acuerdo. «A pesar de que vemos cómo los precios del cobre están aflojando, los activos de cobre están generando un montón de efectivo gratuito», dice Arif. «Esto ayudará a sostener la valoración».

Algunos analistas sugieren que Freeport podría empezar a pagar parte de su deuda quince meses después de cerrar el acuerdo basándose exclusivamente en el alza de precios de los commodities, asumiendo que seguirán en niveles similares. En cambio, otros argumentan que la firma combinada debería desprenderse de parte de sus activos de minas de oro para recaudar dinero para pagar la deuda más rápidamente en caso de los precios del cobre caigan.

«Todo depende del precio del cobre», dice Chuck Bradford, analista especializado en el sector metalúrgico y minero de Bradford Research/Soleil. «Si sigue al alza otro año más, lo cual es posible, podrían pagar una gran parte de su deuda. Podrían pagar mucho más de lo que la gente cree».

Fuente / The Wall Street Journal Americas

Lo último

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

Te recomendamos

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena