Fondos de inversión para minería crecen y ya suman US$260 millones

May 7, 2012

LarrainVial, IMTrust, Celfin, EPG Partners, Zeus Capital y Asset Chile están participando de sus primeros proyectos y buscando iniciativas en el norte.

(La Tercera) Los buenos precios que han logrado el cobre y otros metales en los últimos dos años están estimulando el ingreso de nuevos capitales a la industria minera. Pero no sólo los grandes operadores están tras esta oleada. Administradoras de fondos de inversión y firmas de asesorías financieras han fijado su interés en la industria y, con el objetivo de involucrarse en la prospección y exploración minera de pequeño y mediano tamaño, han levantado recursos a través de fondos específicos. Algo similar a lo que ocurrió antes en el rubro inmobiliario y luego en el energético.

Compañías como LarrainVial, IMTrust, Celfin Capital, EPG Partners, Zeus Capital y Asset Chile están participando de sus primeros proyectos o bien, buscando iniciativas en el norte del país. En conjunto, estas seis administradoras ya gestionan un patrimonio que supera los US$ 260 millones. El monto incluye aportes de la línea de financiamiento dispuesta por el fondo Fénix, que Corfo lanzó hace un año. La mayor parte de los aportantes son inversionistas locales de alto patrimonio, como family offices. También hay extranjeros.

En 2011, Chile representó el 5,1% del gasto total en exploración minera a nivel mundial; esto es, unos US$ 831 millones. Lejos del 18% que captó Canadá y del 13% de Australia, en ese mismo período, pero por sobre Perú, que llegó al 4%. En la región, México está más arriba, con 6%.

El gobierno quiere elevar este gasto y alcanzar, al menos, el 8% del gasto mundial en exploración, cifra que se consiguió en 1995. “Tenemos el 25% de las reservas mundiales de cobre, pero estamos muy abajo en gasto en exploración”, afirma Hernán Cheyre, vicepresidente ejecutivo de Corfo, entidad que el año pasado lanzó el fondo minero Fénix, que apunta a emprendimientos en la pequeña y mediana minería. La entidad cree que ahí hay una oportunidad interesante. A nivel internacional, dice el ejecutivo, el mayor gasto en exploración proviene de empresas junior, que representan el 40% de este tipo de iniciativas en mercados como Canadá y Australia. A nivel local, son el 15% de la búsqueda de nuevos recursos mineros.

Inicialmente, la idea de Corfo era aportar US$ 60 millones a través de Fénix, pero finalmente definió una línea de crédito por US$ 92 millones. A la convocatoria llegaron 11 administradoras, pero seis se adjudicaron los fondos, en septiembre pasado. “Esta iniciativa permitirá financiar cerca de 50 proyectos de pros- pección y exploración minera en los próximos 10 años, lo que impulsará a la minería junior y permitirá al país retomar su liderazgo exploratorio en la región”, indica Cheyre. Las inversiones serán sólo para exploración, por lo cual una vez identificados los recursos mineros las administradoras buscarán la mejor opción de salida, que puede ser venta a terceros, apertura en Bolsa local y/o internacional o una asociación, entre otras alternativas.

En marzo de 2009 se levantó Minería Activa, brazo de private equity de LarrainVial. Fue el primer fondo minero privado. “Identificamos oportunidades en desarrollo de yacimientos que antes no eran económicos”, comenta Ignacio del Río, su gerente general.

En estos tres años, ya han levantado nueve vehículos de inversión por US$ 127 millones, con una duración de entre siete y 10 años. Hoy están ejecutando nueve proyectos -en hierro, cobre y oro-, seis en etapa de sondajes. “Ya vendimos una iniciativa, que logró un retorno neto anual sobre 300% para el primer fondo”, explica Del Río. Hacia fin de año esperan agregar dos proyectos más.

Para manejar directamente toda la ejecución de sus proyectos, la empresa formó un equipo de 33 personas con experiencia en inversiones, geología, minería, estructuración legal y financiera.

Por su parte, en mayo de 2011, IM Trust construyó su fondo de exploración minera. “Es un paso lógico para acercar el sector financiero al minero”, sostiene Pelayo Gumucio, gerente general del fondo, que administra activos por US$ 25,3 millones, con un foco en iniciativas de cobre, oro, plata y hierro. A fines de octubre pasado, la firma cerró el primer negocio para desarrollar una exploración de cobre y plata en la III Región, en un área de 1.400 hectáreas, donde ahora se encuentran realizando actividades de sondajes.

En IM Trust también manejan directamente la ejecución de los proyectos. Para ello, armaron un equipo de 23 personas. “El desafío de Chile es seguir siendo líderes mundiales y es esencial incrementar la exploración minera, de modo de encontrar nuevos yacimientos”, apunta Gumucio.

En septiembre de 2011, en tanto, debutó la operación del FIP Mining de Celfin. “El riesgo que se corre está compensado por el potencial retorno que tiene un proyecto exitoso”, indica Carlos Saieh, gerente de Inversiones Asset Management. El fondo cuenta con US$ 27 millones y tiene una duración de 10 años. “Es el primer paso de una industria que tiene un tremendo potencial”, señala. Hasta ahora, Celfin ha analizado cerca de 30 proyectos, aunque no ha ingresado a ninguno.

A su vez, en cobre y oro, principalmente, está puesto el acento del fondo de exploración minera de EPG Partners, que en septiembre último comenzó a operar. El fondo dispone de US$ 36 millones, la mitad de inversionistas privados y el resto, de Corfo, cuenta Sergio Gutiérrez, socio de EPG Partners.

El fondo tiene una duración de ocho años, cinco para invertir y tres para desarrollar los proyectos y liquidar las inversiones. José Antonio Merino, gerente general de la iniciativa, explica que a fines de 2011 cerraron su ingreso al primer proyecto y ahora están evaluando varias oportunidades más.

“Veremos cada vez más participación del sector financiero local en el desarrollo de la industria, sobre todo para el segmento de pequeña y mediana minería, que tiene un potencial enorme”, señala Merino.

En Zeus Capital, en tanto, la política es tener posiciones controladoras. El fondo se constituyó en enero, con US$ 20 millones. Con asesoría de expertos canadienses, la empresa busca oportunidades en oro, plata y cobre, pero no descarta explorar uranio, titanio y platino, explica Rodrigo Musalem, gerente general del fondo minero. La meta es invertir en dos proyectos por año en una década. Para ello, evalúan adquirir pertenencias mineras o asociarse con terceros.

Asset Chile formó en enero un fondo por unos US$ 25 millones. “Nuestra experiencia en estructuración de negocios la hemos aplicado a la estructuración de fondos de inversión especializados”, explicó en febrero Georges de Bourguignon, socio de la compañía.

Fuente/ La Tercera

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena