Ex autoridad OCDE descarta que alza de 2% en impuesto a las empresas afecte crecimiento local

Abr 26, 2012

Jeffrey Owens destaca el buen ambiente y la estabilidad que entrega nuestro país a los inversionistas. Estima que si los gobiernos buscan asegurar empleo de calidad, es clave proveer buena educación y destrezas a las personas, además de destinar más recursos al área pública.

(El Mercurio) La primera vez que Jeffrey Owens visitó Chile fue hace veinte años cuando nuestro país inició las primeras conversaciones para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En esa oportunidad, sostuvo una serie de reuniones con legisladores y autoridades de Gobierno con el objetivo de dar a conocer las ventajas de pertenecer a este «grupo selecto» y la necesidad de ajustar algunas políticas para poder incorporarse.

A casi un año y medio del ingreso oficial de nuestro país a la OCDE, Owens define a Chile como un «muy buen estudiante» y que ha ido avanzando para incorporar las mejores prácticas internacionales.

Hoy, el experto en finanzas públicas se encuentra en nuestro país participando de la 46° Asamblea General del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT) y justo en momentos en que la Administración de Sebastián Piñera anunciará hoy los contenidos de la reforma tributaria que permitirá allegar recursos adicionales entre US$700 millones y US$ 900 millones.

En entrevista con «El Mercurio», quien fuera director de impuestos de la organización hasta inicios de este año, destaca la posición de Chile a nivel mundial, el ambiente favorable que ofrece para la inversión extranjera y descarta que el alza del Impuesto de Primera Categoría del 18,5% a 20% afecte el dinamismo económico.

La pobreza y la inequidad siguen en niveles altos en Chile en comparación a los parámetros de la OCDE. ¿Cómo evalúa los esfuerzos del país por actualizar su sistema tributario?

«Desde una perspectiva macroeconómica, Chile está avanzando muy bien, ha enfrentado la crisis sin un gran impacto lo que refleja la solidez económica de los últimos diez años. Lo importante es reconocer que hay problemas de desigualdad pero este asunto no sólo es un tema de impuestos. La pregunta clave es cuál es el impacto del gasto público, de las regulaciones y de los impuestos en los niveles de desigualdad. Es verdad que la distribución de la riqueza es más desigual en Chile en comparación a la OCDE, pero respecto de América Latina la diferencia no es tan grande. Hay que asegurar es el cumplimiento explícito de los pagos de impuestos y lo segundo es realizar revisión total de los impuestos a los bienes, a la propiedad y la herencia».

O sea, no se trata sólo un tema de impuestos

«Efectivamente. Los impuestos juegan un rol, pero lo más importante son las políticas que implementan los países. Una de las medidas más eficientes que pueden tomar gobiernos es tener un gasto de calidad en educación. En Chile hay un gasto significativo en educación pero los mayores recursos se destinan al sector privado y los mayores esfuerzos hay que realizarlos en el área pública».

La reforma tributaria considera elevar a 20% el impuesto a las empresas ¿Este cambio afectará el crecimiento de Chile?

«En Chile, la tasa está en torno al 18%, lo que es un nivel bajo respecto del promedio de la OCDE, donde la cifra está en torno al 25%, y también es bajo en comparación con otros países de América Latina. Chile tendrá una tasa de 20%, pero hay que reconocer que hay empresas que realizan algunos descuentos por lo que la tasa efectiva es más baja. No creo que un alza de 2% (en la tasa de las empresas) vaya a hacer una gran diferencia ni tenga un impacto en el ambiente para las inversiones y el crecimiento económico. Chile tiene un buen ambiente, da estabilidad, tiene un bajo nivel de deuda y, por supuesto, su economía es muy diversa y dinámica».

¿Qué le parece que se haya optado por asignar el 100% de los recursos de educación?

«Es una buena decisión. Creo que lo que conoceremos mañana (hoy) es un nuevo presupuesto para la educación lo que redundará en reducir los niveles de desigualdad».

¿Por qué es tan importante elevar los recursos para la educación?

«Las prioridades de Tony Blair eran educación, educación y educación. Esto, porque si un país quiere asegurarle buen empleo a su gente, debe proveer una educación de calidad y destrezas».

Fuente/ El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena