Empresas presentan proyectos por más de US$ 22.000 millones desde que comenzó la crisis

Feb 20, 2009

Pese al mayor costo financiero, apuestan a tener en marcha sus operaciones cuando la economía se recupere.

Proyectos de inversión por US$ 22 mil millones han presentado las empresas chilenas a la Conama desde que estalló la crisis financiera internacional, en septiembre del año pasado.

Pese a las restricciones y encarecimiento del financiamiento, en los últimos cinco meses son más de 600 las iniciativas que ingresaron al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), precisamente porque las empresas están apostando al largo plazo.

Considerando sólo la tramitación del último trimestre del año pasado, las compañías presentaron a la Conama el 38% del total de proyectos ingresados al SEIA en 2008, los que se empinaron por sobre US$ 40 mil millones.

Para los analistas, estos números no deben leerse como sinónimo de que la crisis no ha afectado al país, sino que como el trabajo adelantado que están haciendo las compañías, que prevén que la coyuntura negativa no debería extenderse más allá del mediano plazo (2010).

Para Pablo Correa, economista de Santander GBM, la razón por la cual estos proyectos han sido presentados o continúan su curso es que el trámite de pasar por la Conama puede ser muy extenso.

«Todos éstos son proyectos que sin ningún problema se pueden postergar, como los proyectos termoeléctricos que anunció AES Gener. Se congelan y después se pueden volver a reactivar, pero se tiene una parte importante del proyecto, que es sumamente lenta y engorrosa, ya realizada», dijo Correa.

Con este análisis coincide Sergio Zapata, de Banchile Corredores de Bolsa, quien explicó que obtener un permiso (ambiental) es un derecho, no una obligación. «Si después el proyecto no es económicamente viable, no se hace», añadió el analista.

Los principales sectores que acaparan los proyectos son energía y minería. En ambos casos, las iniciativas suelen superar la centena de millones de dólares y su desarrollo se estima para un periodo prolongado de tiempo.

Según Pamela Auszenker, del departamento de estudio de BCI Corredores de Bolsa, la decisión de tramitarlos en plena crisis pasa principalmente porque son proyectos planificados a largo plazo y con un trabajo previo que responde a la visión de la empresa. Por lo mismo, explicó la analista, las empresas no pueden responder a un contexto de crisis. «Los proyectos energéticos que están ingresando ahora a impacto ambiental podrían estar construidos y operando en 2013 o 2014, y para esa época ya no se prevé que haya un escenario de crisis», dijo Auszenker.

Otro de los elementos a considerar en estas iniciativas son las inversiones previstas por el Estado. Desde septiembre a la fecha, el Ministerio de Obras Públicas ha tramitado iniciativas por unos US$ 1.200 millones.

En este caso, dadas las proyecciones de política fiscal contracíclica, estos proyectos sí debieran realizarse en el corto plazo.

De igual manera, el proyecto de Soquimich Salar S.A. responde a una inversión programada que se realizará, aseguró Sebastián Proterious, de Penta Corredores de Bolsa, ya que se respalda en que la empresa tiene el financiamiento que necesitaría y que, a diferencia de otros productos mineros, los precios de los minerales que comercializa la empresa no han sufrido bajas considerables.

Fuente / El Mercurio

Lo último

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

Te recomendamos

BHP retira oferta de compra por Anglo American

El presidente de la minera confirmó que la australiana no procederá con su intento de adquirirlos: «Anglo American ha delineado un camino claro para acelerar la implementación de su estrategia y desbloquear un valor significativo para sus accionistas».

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena