Empresas extranjeras ya usan a Chile como plataforma para exportar a otros países

Dic 29, 2008

La empresa italiana Ritrama, Coca-Cola y Komatsu son algunos ejemplos de cómo aprovechar el acceso preferencial a los mercados con los TLC suscritos por el país.

Los encadenamientos productivos entre empresas chilenas y extranjeras ya comienzan a hacer realidad el objetivo de transformar a Chile en una suerte de plataforma para la producción de bienes y servicios en el mercado interno, con destino a terceros mercados, aprovechando las ventajas arancelarias de los tratados de libre comercio (TLC) que ha suscrito el país.

Una empresa chilena compró una licencia austríaca para fabricar maquinaria robótica que limpia hornos de la gran minería del cobre y que se exportan a Brasil. Otra industria produce el chasis de camiones que se fabrican en Brasil, para luego exportarlos a Colombia, aprovechando el ingreso con cero arancel aduanero.

Para Carlos Furche, titular de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería (Direcon), el proyecto «Encadenamientos Productivos» constituye un nuevo desafío de la política comercial de Chile, que permitirá aumentar el volumen de las exportaciones y fortalecer las relaciones comerciales entre los empresarios locales y extranjeros para abordar en común otros mercados.

Hay dos tipos de encadenamientos productivos, uno que se dio desde 1992 a la fecha, en que el empresariado descubrió que tiene materias primas con cero arancel aduanero en 57 países y que puede traerlas, transformarlas y exportarlas y ha sido muy exitoso, destaca Hugo Baierlein, gerente de Comercio Exterior de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa). La nueva faceta es buscar alianzas estratégicas y ahí se están consolidando proyectos importantes.

La Direcon llevó a cabo un estudio de reciente publicación para detectar en una primera instancia los productos que tienen potencial. Abarcó a países como Argentina, Brasil, Bolivia y Uruguay, donde la posibilidad de interesar a empresarios de esos países aparece como más inmediata. Como potenciales destinos consideró a China, Corea del Sur, EE.UU. y México.

Básicamente esto significa identificar líneas específicas de producción en que empresas de los citados países latinoamericanos puedan establecerse en Chile o asociarse con empresarios chilenos y proporcionar insumos para procesos productivos que, sometidos a transformación en Chile, permitan cumplir con la regla de origen.

La regla de origen depende de cómo esté estipulado en el TLC, pero para calificar un producto como originario puede hacerse de dos formas: que el bien final esté clasificado en un código diferente al de sus materiales y que el valor del bien final cumpla con un porcentaje de valor agregado de entre 40 y 50% dependiendo del acuerdo (incluyendo utilidades y mano de obra).

El estudio detectó, por ejemplo, un potencial encadenamiento productivo con Argentina para fabricar cajas de plástico y exportarlas a Corea. Chile ocupa insumo importado desde Argentina y si hiciera aquí la transformación productiva, el producto entraría con cero arancel al mercado coreano, en lugar de pagar un 8% si procediera de cualquier otro país.

Ritrama, Italia

Es el ejemplo más simbólico de alianza estratégica para la exportación. Invirtió US$ 30 millones en maquinaria y equipos para la instalación de una planta fabricante de autoadhesivos y cintas autoadhesivas que parte en enero,con envíos a mercados como México, Brasil y Argentina.

La compañía utilizó instrumentos de Corfo y está viendo el tema de las normas de origen con la Direcon.

RHI Chile S.A.

La empresa chilena compró una licencia austríaca para fabricar manipuladores industriales robóticos que limpian hornos en la minería del cobre. Antes, cada brazo robótico costaba US$ 800 mil exportarlo desde Austria a Brasil, y ahora dos brazos tienen un valor de US$ 400 mil. Contrataron a cinco maestranzas en San Bernardo y trajeron acero de Brasil.

FMA Industrial (Chile) S.A.

La empresa tiene camiones manipuladores de cables que se exportan desde Chile a Colombia, aprovechando la ventaja de cero arancel aduanero.

El camión se fabrica en Brasil, y toda la obra de la parte de atrás se hace en Chile, cumpliendo con la norma de origen que, en este caso, es el valor de contenido regional.

Komatsu y Coca-Cola

La empresa Komatsu de Japón se instaló en Chile, y está fabricando maquinarias pequeñas que tienen un brazo para levantar tierra para la construcción y exportarlos posteriormente a Brasil en el marco de los TLC.

Coca-Cola también aprovecha las ventajas de los TLC. Antes exportaba desde México a Perú una bebida energizante que ahora, por decisión de Atlanta, produce en Chile para exportarla a Perú.

Fuente / El Mercurio

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena