Derrumbe en una mina puneña deja al menos 10 muertos

Mar 3, 2009

Lluvias ocasionaron deslizamiento de lodo y rocas en campamento minero de Winchumayo. Al cierre de esta edición 20 personas seguían desaparecidas. Hay cuatro heridos graves.

Al cierre de esta edición, los cuerpos sin vida de diez personas habían sido recuperados del alud de piedras y lodo que sepultó ayer parte del asentamiento minero Winchumayo, ubicado en el distrito de Ituata, en la provincia de Carabaya. Otras veinte permanecían desaparecidas, pese al esfuerzo denodado de las brigadas de rescate formadas por los propios mineros del lugar. Así lo informó el gerente administrativo y asesor legal de la empresa minera Winchumayo S.R.L. , Carlos Martín Roncal.
Las intensas lluvias habrían debilitado las laderas de los cerros donde está asentado el campamento, lo cual produjo, a las 6: 30 a.m., un alud en el sector conocido como Mucumayo, el cual se halla a más de diez horas de caminata partiendo desde el distrito de Ayapata, en esa misma provincia.

La lejanía y la dificultad del camino hacia el campamento minero impidieron que durante el día llegaran brigadas de rescate, por lo que fueron los mismos mineros quienes se dedicaron a las tareas de salvataje. Así, recuperaron los diez cuerpos y rescataron a cuatro personas gravemente heridas, las cuales fueron evacuadas hacia el establecimientos de salud de Ayapata.

Extraoficialmente se conoció que los diez fallecidos serían Pedro Condori, Saúl Condori, Rubén Ccama, Miguel Sayhua, Richard Huamaní, Axel Huamaní, Leoncio Calizaya, Adán Apaza, Richard Macedo y un niño de unos 2 años.
Según se supo, el campamento minero artesanal formal se dedica a la extracción de oro. En este se asientan unas 50 viviendas rústicas, donde habitaban igual número de familias, las cuales habrían resultado dañadas por el alud.

Ayuda en camino

El secretario técnico del comité de Defensa Civil de Carabaya, Víctor Ibáñez, informó que una primera brigada de ayuda partió desde Macusani, capital de esa provincia, hacia la zona siniestrada. El grupo llevaba víveres, carpas, medicinas y otros materiales, los cuales fueron trasladados en camionetas hasta Ayapata, y desde allí, a caballos y mulas, debido a la inexistencia de pistas. Ibáñez añadió que solo puede comunicarse con la zona mediante radios.

Asimismo, una segunda misión encabezada por el secretario técnico de Defensa Civil de Puno, Claver Sucari, partió desde esa ciudad al campamento minero. A decir de este último, llevaban carpas, frazadas, entre otros equipos.
Mientras tanto, en Lima, la Policía Nacional dispuso el envío de un helicóptero para las labores de rescate, el cual partiría hoy desde la ciudad del Cusco, si las condiciones de clima lo permiten, en vista de la persistencia de la lluvia. Se informó que un contingente de brigadistas de alta montaña de este último lugar y de Arequipa está yendo hacia Winchumayo por tierra.

Fuente / El Comercio, Perú

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena