Construcción y minería, los sectores más afectados por la crisis

Dic 26, 2008

La firma enfrenta el desplome del metal. Desde julio, el retroceso ha sido de casi el 70%. Acá, cuatro especialistas en minería revelan dónde pondrían el acento para sortear el momento que vive la estatal chilena.

La construcción y la explotación minera fueron los sectores de la economía guatemalteca más afectados durante 2008 por la crisis financiera internacional, informó hoy el Banco de Guatemala (central).

En un informe divulgado este viernes, la entidad señaló que después de haber tenido un crecimiento del 8,8 por ciento durante 2007, el sector de la construcción decreció en 2008 un 3,6 por ciento, cifra que, según las previsiones oficiales, se incrementará en 2009 hasta un 4,7 por ciento.

El sector de la construcción representa el 3,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, por lo que, según el banco central su decrecimiento no impactará directamente en el crecimiento económico del país, pero «sí influirá fuertemente en la reducción de empleos».

Los efectos de la crisis económica mundial también se han sentido en la explotación de minas y canteras, que cierra este año con un decrecimiento del 0,8 por ciento, después de haber crecido en 2007 un 13,9 por ciento.

Las previsiones del banco central indican que este sector, que representa un 0,7 por ciento del PIB, para 2009 incrementará su decrecimiento hasta en un 2,9 por ciento.

Las exportaciones y las remesas familiares, que juntas representan más del 35 por ciento del PIB, aunque no bajaron, sí sufrieron una importante desaceleración, tendencia que se prevé continuará durante el próximo año.

De un crecimiento de 15,2 por ciento durante 2007, las exportaciones solo lograron avanzar este año un 14,8 por ciento, en tanto que las remesas familiares pasaron de subir un 14,4 por ciento en 2007, a lograr un incremento del 4,5 por ciento en 2008.

Las previsiones del Banco de Guatemala para 2009 señalan que las exportaciones solo ascenderán un 9,1 por ciento, mientras que el envío de remesas aumentará el 3,5 por ciento.

Estos datos respaldan las previsiones dadas a conocer el pasado miércoles por la Junta Monetaria (JM), encargada de dirigir la política macroeconómica del país, sobre que la economía de Guatemala sufrirá una desaceleración en 2009.

La JM fijó una meta de crecimiento del PIB para el próximo año de entre 3 y 3,5 por ciento, lo que significa una disminución de cerca de 0,5 puntos de lo que se prevé avanzará este año la economía (4 por ciento), y una reducción substancial frente a lo que subió en 2007, cuando cerró en 6,3 puntos.

La «política monetaria, cambiaria y crediticia» de Guatemala para el próximo año, aprobada por la JM, también prevé una estabilización del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de entre 4 y 7 por ciento, a pesar de que la inflación interanual de 2008 cerrará entre el 9 y el 10,5 por ciento.

El cumplimiento de las previsiones de la JM dependerán del comportamiento de las exportaciones, el envío de remesas familiares y el turismo, los tres principales pilares de la economía guatemalteca.

Fuente / UniónRadio.net

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena