Colombiana EPM reformula segunda desaladora en Antofagasta

Jul 4, 2016

Colombiana EPM reformula segunda desaladora en Antofagasta.

(Pulso) A un año de la llega de Empresas Públicas de Medellín (EPM) al sector de servicios sanitarios -tras la compra de Aguas Antofagasta al grupo Antofagasta Minerals-, la colombiana trabaja en un ambicioso plan de inversiones para mejorar la infraestructura de redes en su zona de concesión.

En esa línea, la compañía se ha enfocado el desarrollo de una segunda planta desaladora para la II Región.

Según indicó el gerente general de EPM, Eduardo Cadavid, se espera que la ampliación de la planta desaladora de Antofagasta -que elevará su capacidad de procesamiento de 600 a 800 litros por segundo-, esté operando en agosto de este año.

Adicionalmente la estatal está reformulando el plan de una segunda planta desaladora, la que se ubicaría en el sector sur de Antofagasta. Dicho proyecto permitiría entregar el 100% de agua desalada para el consumo de la principal ciudad de la región de Antofagasta.

“En Colombia, Medellín, tenemos un sistema complejo de movimiento de agua entre embalses en las diferentes zonas del departamento de Antioquia. Movemos agua a través de bombeo y a través de canales, y vemos que es posible que la planta del sur de Antofagasta podría ser replanteada (…) Estamos viendo de qué tipo sería la inversión, de qué tamaño, donde ubicarla, y ver cómo combinar un poco mejor todas las inversiones que hay. Creo que en el transcurso de un año estaríamos terminando los análisis”, señaló el ejecutivo.

Desde la empresa colombiana proyectan una inversión de US$150 millones para los próximos cinco años, los cuales estarían destinados principalmente al mejoramiento de infraestructura. Dicho monto podría escalar en el caso de que el directorio diera el visto bueno al plan de la segunda desaladora.

“La llegada nuestra a Antofagasta planteó retos importantes no solo a nivel de infraestructura sino que a otros niveles porque encontramos un sistema que requería atención, no solo en capacidad de producir agua potable sino también en redes, en atención al clientes; un tema al que le damos mucha atención”, dijo.

El proyecto de una segunda planta desaladora para Antofagasta forma parte de una agenda en la que están trabajando tanto la industria sanitaria como el Gobierno, el que considera inversiones por hasta US$900 millones para construir cinco nuevas plantas entre las ciudades de Arica y Coquimbo, además de la ampliación de la unidad existente en Antofagasta.

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) elaboró un listado con los proyectos que están en distintas etapas de desarrollo y que dan respuesta a las zonas más precarias. Allí figuran iniciativas en las ciudades de Arica, Antofagasta, Taltal, Copiapó y el conurbano La Serena-Coquimbo.

El proyecto más ambicioso sería el de la planta desaladora de La Serena-Coquimbo, zona donde el tema de la disponibilidad de agua se ha tomado la agenda local en los últimos años. La iniciativa en la que trabaja la SISS considera una capacidad de 1.000 l/s, lo que la convertiría en la mayor instalación de este tipo en el país sin contar a a minería.

EPM también tiene planes de crecer en el sector eléctrico. A la fecha solo tienen en operación un parque eólico de 109 MW en la IV Región.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena