Codelco Operaciones Norte: Apuntando al crecimiento en 2013

Dic 7, 2012

La entrada en funcionamiento de la División Ministro Hales y una mayor sinergia entre las operaciones del distrito, proyectan rendimientos positivos para el próximo año.

(MINERÍA CHILENA) Mejores indicadores de productividad, producción y costos espera Codelco en 2013 para sus operaciones en el norte, tras la identificación de los “puntos débiles” de diversos procesos en las distintas divisiones y la introducción de mejoras operacionales. De esta manera, aparece un panorama más alentador para este distrito que agrupa las divisiones Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales y la mina Gaby (que en su condición de sociedad anónima pertenece en un 100% a la Corporación), y en donde el principal logro ha sido el avance en seguridad y salud ocupacional.

Como celebra Julio Aranis, vicepresidente de Operaciones Norte de Codelco, “prácticamente todas las divisiones del norte tienen un indicador de frecuencia de accidentes bajo 1 y cero fatalidades durante este año, lo cual nos deja muy satisfechos. Hay que recordar que en 2011 hubo tres accidentes fatales en el distrito y siete en todo Codelco.

Esperamos terminar este año con estos buenos indicadores y mantenerlos durante el próximo”.

Otra buena noticia es el avance de los proyectos estructurales, ya que como explica el ejecutivo “el proyecto Ministro Hales está funcionando en tiempo y en oportunidad; en Chuqui Subterráneo hicimos hace unos meses atrás la primera tronadura de sus túneles de acceso, y ya se iniciaron las ingenierías para Radomiro Tomic Sulfuros Fase II. Asimismo, también está avanzando el proyecto Quetena, que está cerrando ciertos compromisos para obtener la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Este proyecto nos va a permitir compensar parte de la pérdida de producción de óxidos de Chuquicamata debido al agotamiento de los minerales de la Mina Sur”.

Otro avance a destacar es el trabajo integrado entre las distintas divisiones, aprovechando las sinergias del distrito. Por ejemplo, la concentradora de Chuquicamata procesa un tercio de los minerales de Radomiro Tomic y en el futuro la fundición va a recibir calcinas desde Ministro Hales; además el sistema hídrico y de relaves es uno común.
Al respecto, Aranis hace ver que “gracias a la experiencia de haber trabajado en Chuquicamata, uno logra entender las sinergias que hay entre las distintas faenas mineras.

Tenemos que comprender que, mientras no entre en funcionamiento la mina subterránea, División Chuquicamata pasa a ser centro maquilador que procesa minerales de otras divisiones. Tenemos que empezar a verlo de esta manera, para hacer los ajustes necesarios en competitividad y en costos. Esto va a ser durante algunos años, hasta que la mina subterránea llegue a su producción en régimen y vuelva a posicionar a Chuquicamata en el lugar que siempre ha tenido, como uno de los yacimientos de cobre más importantes de Chile”.

Por otro lado, la creación de la Vicepresidencia de Operaciones Norte implicó una nueva estructura organizacional, lo que incluyó la implementación de un plan de egreso que consideró 1.000 trabajadores y 350 supervisores, quienes se acogieron voluntariamente a retiro. Esto demandó también contar con un plan de contingencia para enfrentar el recambio masivo de personas, lo que fue un desafío adicional.

Crecimiento

“En términos generales, el distrito tendrá mejores indicadores de productividad, producción y costos en 2013 que los resultados de este año”, adelanta su vicepresidente de Operaciones, especificando que Codelco en su distrito norte seguirá apalancando más del 60% de la producción de la Corporación, que alcanzaría a aproximadamente 1 millón de toneladas de cobre fino el próximo año, con un aumento de 3% respecto de lo esperado para 2012.

Esta situación se explica por varios elementos, entre ellos, un cambio de estrategia en la proporción de minerales tratados de Radomiro Tomic en la planta concentradora de Chuquicamata, pasando del 33% procesado en 2012 al borde del 50% de minerales provenientes desde RT el próximo año, lo que permitirá aumentar en casi 40.000 toneladas de cobre fino anual en concentrado y bajar los costos.

Asimismo, se espera aumentar los niveles de tratamiento de minerales en pila en Radomiro Tomic en torno al 4%, para hacer frente a la baja natural de las leyes del mineral y así mantener la producción catódica en torno a las 300.000 toneladas. A esto se suma que el próximo año Gaby alcanza sus niveles nominales de producción, y que la División Ministro Hales (DMH) inicia el ramp up de su concentradora a partir de octubre. Sin embargo, la lixiviación de los óxidos de Ministro Hales comenzará un poco antes y serán tratados en la planta SX-EW de Mina Sur de Chuquicamata.

“Identificamos rápidamente las vulnerabilidades críticas que tenían nuestros procesos en las distintas divisiones y aplicamos proyectos de mantenibilidad y disciplina operacional para enfrentarlos: en el caso de Gaby y Radomiro Tomic, remoción de ripios; en Chuquicamata, fortaleciendo el desempeño de la concentradora y de la fundición; y en Ministro Hales fundamentalmente asegurando el éxito de su prestripping, que hoy alcanza al 70% del total removido, además de apoyo a las actividades tempranas de capacitación y ramp up de la División”, destaca el vicepresidente de Operaciones Norte.

Presente y futuro de Chuquicamata

Hacia 2020 la mina Chuquicamata cierra sus operaciones a rajo abierto y en 2018 habrá comenzado la puesta en marcha de la mina subterránea. En palabras de Aranis, “la transformación se hace necesaria, entre otras razones operacionales, por el incremento en la relación lastre/mineral y por el aumento de la distancia que deben recorrer los camiones desde el fondo del rajo hasta la superficie”.

La construcción y puesta en marcha de Chuquicamata Subterránea es para la Corporación un gran desafío técnico desde el punto de vista operacional, ya que, con posterioridad a la construcción, que tomará siete años, se requerirá un ramp up de ocho años para lograr una producción en régimen de 140.000 toneladas por día, lo que sería realizado por primera vez en la minería subterránea mundial en una sola etapa. Otro desafío será la coexistencia de ambos métodos de explotación durante un año de operación, lo que se debe realizar sin afectar los programas de producción.

Para contar con mano de obra especializada, se construirá e implementará un centro de formación y entrenamiento en Calama, de modo que el personal cumpla con las competencias, perfiles y habilidades para operar una mina subterránea altamente automatizada. Para contar con los servicios y productos necesarios en la Región de Antofagasta, se está trabajando en un programa cluster que permita la adaptación o formación de empresas a los requerimientos de la minería subterránea de clase mundial.

Actualmente se están construyendo las obras tempranas del proyecto, estando en el término de la ingeniería de factibilidad, “requisito esencial para solicitar la aprobación del resto de las inversiones que requiere la fase de construcción y el comienzo de la ingeniería de detalle. La planificación indica que hacia fines de este año o primer trimestre del próximo se presentará al Directorio de Codelco el proyecto de inversión”, detalla el ejecutivo.

Así, Chuquicamata será una de las dos minas subterráneas más grandes del mundo, junto al proyecto Nuevo Nivel Mina de El Teniente. A la fecha se han determinado alrededor de 1.700 millones de toneladas de mineral en reservas, con leyes promedio de 0,7% de cobre y 502 ppm (partes por millón) de molibdeno, hasta la cota 1.200 msnm, y una superficie de explotación de 247 hectáreas, lo que permitirá tener una operación subterránea por los próximos 40 años. Además, el yacimiento continúa abierto en profundidad, esto es, existen recursos minerales de cobre y molibdeno bajo la cota 1.200 msnm, lo que potencialmente permitiría tener una segunda etapa de la explotación subterránea en el futuro.

Desde el punto de vista técnico, Chuquicamata Subterránea será explotada bajo el método block caving con la variante de macrobloques, con cuatro niveles de producción y una producción en régimen de 140.000 toneladas de mineral por día, equivalentes a una producción de 340.000 toneladas de cobre fino y de 18.000 toneladas de molibdeno por año.

El método de explotación considera que el mineral sea cargado mediante equipos semiautomáticos de carga, acarreo y descarga (LHD), pasando por un proceso de chancado primario y que, posteriormente, sea transportado a la concentradora ubicada en superficie, a través de sistemas de cintas transportadoras. Requerirá durante toda su vida útil la construcción de más de 1.000 kilómetros de túneles y una gran cantidad de obras civiles e infraestructura. El sistema de ventilación será capaz de entregar 8 millones de pies cúbicos por minuto de aire fresco, generando un recambio total aproximado del aire unas tres veces por hora. Esto impactará positivamente en lo ambiental, porque se reducirá la suspensión de polvo en el lugar.

Dentro de las obras de infraestructura más importantes están el túnel principal de 7,5 kilómetros de longitud, un túnel de transporte de mineral de 6,5 kilómetros de longitud, cinco rampas de inyección de aire fresco de cinco kilómetros de longitud y dos piques de 1.000 metros de profundidad y 11 metros de diámetro libre.

Avances en RT y Gaby

Otra división que está trabajando a futuro es Radomiro Tomic, específicamente, con el proyecto Sulfuros Fase II, el que contempla la construcción de una concentradora que procesará diariamente entre 100.000 y 200.000 toneladas de material. Esa iniciativa está actualmente en etapa de factibilidad, cuyos estudios avanzan dentro de la planificación determinada por el equipo de profesionales de la Vicepresidencia Corporativa de Proyectos y de la División Radomiro Tomic, por lo que se espera ingrese al sistema de aprobación ambiental durante los próximos meses.

Este proyecto surge debido al agotamiento de los óxidos que se producirá en RT entre 2017 y 2018, por lo que la división depende de la explotación de sus reservas de sulfuros. Se estima que este proyecto debería estar operando a fines de 2017.

Por otro lado, se ha estado trabajando en la certificación de los cátodos de Radomiro Tomic en el exterior. Como explica Aranis, “a la certificación de los cátodos de RT en la London Metal Exchange, recientemente hemos logrado su certificación en la exigente Shangai Futures Exchange. Éste es el fruto del compromiso de nuestra organización, del trabajo de calidad y sobre todo de la gestión de riesgos que realiza Radomiro Tomic. Ahora que ya estamos certificados, nuestro objetivo central es aumentar los índices de confiabilidad y de calidad de nuestros procesos y productos, de manera de mejorar los resultados globales de la División sin desmejorar la calidad ya obtenida”.

Por el lado de Minera Gaby, el vicepresidente de Operaciones Norte celebra que “desde hace unos meses nuestra operación autónoma, la que consta de una flota de 17 camiones extractores, se encuentra funcionando al 100% con los indicadores en cumplimiento y en forma absolutamente confiable, con un rendimiento diario registrado 5% superior a lo planificado”.

Para el próximo año se espera que Gaby llegue a producir las 150.000 toneladas que tiene su capacidad estimada, proyección que está avalada por su desempeño del segundo semestre, que se sustenta en las modificaciones implementadas a la estructura organizacional y al diseño de los equipos, particularmente en las plantas.

Para Aranis, Minera Gaby es un modelo de desarrollo a futuro para Codelco: “En su simplicidad y agilidad en la toma de decisiones, nuestro modelo de gestión actual hacen de Minera Gaby un ejemplo a imitar. Destaco la buena relación laboral, la administración en pro de una empresa sustentable y rentable que mira hacia el futuro, orientada a maximizar su vida útil, considerando siempre la seguridad, la producción y costos competitivos en el mercado. Este modelo de gestión se basa en la consolidación de un equipo idóneo y de primer nivel”.

¿Será Gaby una nueva división de Codelco? “Éste es un proceso que se está analizando por la administración, tal como lo definió el Directorio. Yo espero que se cumplan todas las etapas y requisitos necesarios y que pronto podamos tener la nueva División Gabriela Mistral de Codelco”, concluye Aranis.

Fuente / MINERÍA CHILENA

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena