Caso Cascada: CDE acusa a León Vial de buscar confundir de «manera burda»

Oct 15, 2014

"El abuso del lenguaje o la utilización del lenguaje efectista parece ser la estrategia que utiliza la parte reclamante para tratar de sostener lo indefendible", dijo el Consejo de Defensa del Estado sobre la reclamación a la multa de la SVS del socio de LarrainVial.

(Pulso) El Consejo de Defensa del Estado (CDE) se lanzó con todo en respuesta a la reclamación ante la justicia civil de León Vial, quien busca impugnar la sanción de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por el Caso Cascada.

El empresario, que fue multado con US$20,4 millones, afirmó en gran parte del escrito redactado en primera persona que no participó en un “esquema” destinado a generar operaciones ficticias, expuso que hubo vicios en el proceso administrativo y añadió que las operaciones cuestionadas por el regulador fueron identificadas en su calidad de inversionista calificado, sin mayor coordinación con los demás formulados.

No obstante, el CDE -representando a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS)- refutó cada uno de los puntos de León Vial. Incluso, dijo que busca confundir a la justicia de manera burda.

“El abuso del lenguaje o la utilización del lenguaje efectista parece ser la estrategia que utiliza la parte reclamante para tratar de sostener lo indefendible, que es la falta de responsabilidad que le cabría al señor Vial en la conducta sancionada”, dijo el CDE.

El consejo se refiere a otras de las afirmaciones de Vial en su demanda. En la página 10, el socio de LarrainVial comenta sobre su disposición a apoyar la labor investigativa del regulador, señalando lo siguiente: “Durante toda la tramitación del procedimiento administrativo en el cual se dictó la resolución sancionatoria e, incluso, antes de que me fueran formulados cargos por la SVS, he tenido una actitud de irrestricta colaboración con la SVS, procurando aportar la mayor cantidad de información y antecedentes que facilitaran la tarea del regulador.

No obstante, el CDE es categórico: “Lo señalado por el Sr. Vial no es tan efectivo”.

“Ciertamente, en declaraciones prestadas por el Sr. Vial el 3 de mayo de 2013 ante funcionarios de la superintendencia -donde se le comunicó explícitamente que ‘su declaración podrá ser utilizada para los fines de investigación propios de este servicio’- consta que respecto de todas las preguntas referidas a operaciones bursátiles el Sr. Vial no recordó por qué las realizó, ni cómo se gestaron dichas operaciones, ni cómo usó dichos fondos después de las ventas”, sostuvo el consejo.

En lo relativo al análisis legal que el reclamante dice que efectúa la superintendencia, el CDE afirma que basta indicar que esta es una reducción o minimización del mismo a su conveniencia, “en donde vuelve a reiterar que se le ‘atribuye a dos operaciones de venta de acciones por las que fue sancionado’, demostrando con ello que nuevamente trata de mezclar dos cosas diferentes, a saber los hechos probados y la facultad de sancionar de la SVS, ello sumado a lenguaje efectista y afirmaciones temerarias como que habría una primitiva y permanente decisión sancionatoria de la SVS”.

El consejo destaca que la alegación efectuada no es novedosa para la SVS y se dio una respuesta a la misma, sin embargo Vial -añade- intenta entender que se le imputa la participación en un esquema y por ello alega que existiría falta de tipicidad.

No obstante, agrega el CDE, tanto en la formulación de cargos como en la resolución recurrida la SVS ha sido clara: lo que siempre se le imputó fue la vulneración al inciso 2 del artículo 53 de la Ley de Mercado de Valores. “Si el reclamante quiere entender otra cosa, no es sino una estrategia para tratar de desligarse de su responsabilidad de manera burda”, dice el consejo.

Al igual que otros sancionados en el caso, Vial también realizó una crítica a la SVS apuntando a una eventual incongruencia en la formulación de cargos en cuanto a la definición de “esquema”.

El empresario enfatizó que no participó en ningún esquema y que las oportunidades tomadas en acciones de Sociedades Cascadas se debieron a su experiencia como inversionista calificado. “No es posible concebir que alguien, en su sano juicio, acepte formar parte de un esquema para defraudar y servir de instrumento a terceros con quien nada los une, para comprometer y arriesgar cantidades millonarias de adquisiciones de renta variable, por una supuesta seguridad de obtener ganancias para el futuro”, expresó en su reclamación.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena