Bolivia dice cambio Constitución respetará derechos mineros

Feb 27, 2009

La planta generadora, que implica inversiones de US$1.700 millones, forma parte del proceso de licitación de suministro eléctrico de Codelco.

El Gobierno de Bolivia respetará los «derechos adquiridos» de las mineras extranjeras, cuyos contratos con el Estado deberán adecuarse en un año a una Constitución de línea socialista recién estrenada, dijo el viernes el ministro de Minería y Metalurgía a una radio local.

Los contratos de concesión de transnacionales como la estadounidense Coeur D»Alene, la japonesa Sumitomo y la suiza Glencore serán sustituidos por contratos de operación bajo control de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol), siguiendo la línea marcada hace más de dos años por una nacionalización de la industria de hidrocarburos.

«La Constitución (promulgada el 7 de febrero) establece que las concesiones se adecuarán al nuevo marco constitucional, de ningún modo se anularán», dijo el ministro Luis Alberto Echazú en una entrevista con la cadena radial Erbol.

En respuesta a la preocupación que, según medios locales, habría entre las transnacionales, el funcionario dijo que el Estado «quiere tener un mayor control pero no prevé modificar el régimen impositivo».

Las transnacionales y centenares de pequeñas cooperativas explotan zinc, plata y plomo, productos que constituyeron el 93 por ciento de las exportaciones mineras en el 2008 y que sumaron 1.517 millones de dólares, casi la cuarta parte de las ventas totales del país altiplánico al extranjero.

Echazú aseguró que «en ningún caso se violarán derechos adquiridos ni se irrespetarán derechos adquiridos» y que «de lo que se trata es que el operador tenga obligaciones con el Estado, con el dueño de los recursos que es el pueblo boliviano, y que en ese momento el operador tenga su derecho».

El funcionario recalcó que a diferencia de los contratos de concesión, que no tienen aprobación del Congreso, los futuros contratos de operación deberán ser ratificados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, que se prevé será elegida en diciembre.

«Los contratos con las grandes empresas van a ser transformados en ley de la república (…) y de ese modo, aunque muchos no quieran escuchar, tendrán una seguridad jurídica mucho mayor que la del pasado», agregó, sin precisar el mecanismo de renegociación de los contratos.

Coeur, Sumitomo y Glencore explotan minas que recibieron en la última década inversiones superiores a los 1.000 millones de dólares pero, según Echazú, tenían plena libertad para definir los alcances de sus negocios sin más obligación que pagar una patente y los impuestos.

Fuente / Reuters

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Temas relacionados

Suscríbase al Newsletter Minería Chilena