Ausenco destaca su contribución a la sostenibilidad en salares de alta sensibilidad ecológica y social

Jun 19, 2024

En conjunto con Albemarle, ha colaborado con las comunidades locales cercanas al Salar de Atacama, posibilitando el intercambio de conocimientos.

Chile, junto con Bolivia y Argentina, conforman el denominado «Triángulo del Litio«, que posee el 56% de las reservas mundiales del mineral. El Salar de Atacama destaca en este triángulo, ya que además de contener el 27% de las reservas globales de litio y la mejor calidad del mineral en el mundo, es una zona de gran sensibilidad dada su biodiversidad y su relación con el entorno cultural.

Es en ese contexto que Ausenco, empresa que proporciona servicios de asesoría de valor añadido, sostenibilidad y servicios de ingeniería para los sectores de minerales y metales e industriales, trabaja para minimizar el impacto ecológico y social mientras apoya la extracción sostenible de litio.

Por su parte, Albemarle, con más de 40 años en Chile, ha sido pionera en el desarrollo de la industria local del litio y en un modelo de relaciones comunitarias basado en el diálogo, la sostenibilidad y la generación de valor social.

Al respecto, Patricio Olivares, Practice Lead de Biodiversidad en Sudamérica, precisó que «algunos salares son ecosistemas que tienen un alto valor de conservación«.

«Sin embargo, hay una falta de conocimiento experto de los ecosistemas que permitan indicar con certeza el impacto potencial de la explotación de litio en los salares. Estamos generando este valioso conocimiento para la industria en Chile, gracias a un estudio pionero que desarrollamos junto con Albemarle en el corazón del Salar de Atacama», añadió el ejecutivo.

Dada la alta sensibilidad ecológica del Salar de Atacama, en 2016 Albemarle se comprometió a aportar nuevos conocimientos sobre las especies vegetales y sus ecosistemas, a través del proyecto Estudio de la historia de vida de especies vegetales azonales del Salar de Atacama.

Al respecto, Carolina Vargas, líder de Biodiversidad de Ausenco Chile, aseguró que «esta iniciativa de Albemarle incluye un vivero de alta tecnología, que fue diseñado, construido e implementado por el equipo de biodiversidad de Ausenco, fue puesto en marcha en noviembre de 2021. Todo esto para estudiar las especies vegetales nativas que crecen en el Salar de Atacama y su entorno».

Vivero de alta tecnología galardonado

Patricio Olivares mencionó que «el vivero tiene una capacidad de producción de 5.000 plantas. El riego se realiza a través mesas de inundación y recirculación, que usa aguas grises de la planta de tratamiento de Albemarle, un proceso que contribuye al uso eficiente y sostenible del recurso hídrico».

Mientras que Carolina Vargas enfatizó que «todas las especies nativas escogidas para reproducir en el vivero también son de uso tradicional e importancia para la comunidad. Las comunidades locales que rodean el salar las usan para alimentos, construcción, medicinas, artesanías y forraje animal. Algunas de las especies producidas en el vivero son las azonales, Sarcocornia andina, Triglochin concinna, Eleocharis pseudoalbibractatea, entre otras».

Del mismo modo, la líder de Biodiversidad de Ausenco explicó que «además de elaborar un calendario del ciclo fenológico de cada especie vegetal, se realizaron pruebas de laboratorio para evaluar en qué condiciones de humedad y otras variables las plantas sobreviven y crecen, así como las diferentes condiciones para la germinación que son ideales para las semillas de las distintas especies».

De igual forma, Olivares aseguró que «el proyecto ha permitido investigar y profundizar sobre el conocimiento necesario para la restauración de estos ecosistemas bajo condiciones climáticas y de sustrato extremas, así como estudiar el comportamiento y la respuesta de las plantas bajo diferentes condiciones bióticas y abióticas. Como resultado de esta investigación, hemos desarrollado un protocolo metodológico para la reproducción sexual y asexual de estas especies vegetales, junto con protocolos de trasplante en el campo u otras áreas, para la restauración ecológica«.

El proyecto del Vivero fue galardonado con el Premio Pulso 2022 HUB de Sostenibilidad en enero de 2023, seleccionado entre más de 150 iniciativas. El premio correspondió a la categoría «Acción por el clima y energía asequible, segura, sostenible y moderna«, basada en los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

Próximos pasos para la innovación

En el inicio de este proyecto, Ausenco y Albemarle colaboraron con las comunidades locales cercanas al Salar de Atacama, logrando así un intercambio de conocimientos significativo.

Hoy en día, se están plantando especies locales en el área industrial para mejorar el entorno de los trabajadores. Además, se están haciendo progresos en la propagación de Aloysia deserticola (Rica rica), una especie difícil de cultivar, pero de gran interés para la comunidad debido a sus múltiples usos medicinales y culinarios.

Finalmente, Carlina Vargas afirmó que «si bien el proyecto ha culminado su fase inicial después de cuatro años, ahora se vislumbra una nueva etapa que se centra en la transmisión de conocimientos y la difusión de diversos productos. Entre ellos se incluyen los protocolos de reproducción de las especies y las técnicas de trasplante en terreno, que serán puestos a prueba».

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newslette Minería Chilena