x

Palas para rajo abierto: por una producción más eficiente y segura

Mayor capacidad de carga, menor consumo energético y reducción de las vibraciones al momento de operar son algunas de las características que actualmente ofrecen las palas para rajo abierto que son utilizadas en faenas mineras.

Utilizables en todas las operaciones a rajo abierto de Chile en diversos ambientes y con capacidad de operación las 24 horas del día durante el año, son algunas de las características que empresas proveedoras, expertos y académicos identifican en las palas hidráulicas o de cable que trabajan para la minería.

Consideradas herramientas de gran importancia para trasladar el material después de la tronadura, las palas a rajo abierto han incrementado sus tamaños, alcanzando capacidades de carga de hasta 120 toneladas por balde.

Para José Cuadrado, asesor de palas de la empresa Finning CAT, los equipos hidráulicos “pueden operar en las mismas aplicaciones que los de cable y tienen la capacidad de realizar excavaciones selectivas a cualquier altura del banco y con gran movilidad en el caso de los equipos diésel, por la independencia con el suministro de la mina”.

Considerando las constantes exigencias que demandan el proceso productivo y el cumplimiento de estándares de seguridad en la minería, el diseño y fabricación de las palas a rajo abierto están supeditados a un permanente desarrollo tecnológico por parte de las firmas proveedoras.

En el caso de la japonesa Komatsu, su gerente de Product Support Group Palas Latinoamérica, Volker Nitz, comenta que las últimas modificaciones de la empresa han sido “el bajo nivel de sonido en la cabina, reducción de vibraciones, protección FOPS (Falling Objects Protection Systems) contra caída de objetos en esta y mejoras en la comodidad del operador”.

Respecto del consumo energético y el impacto al medio ambiente, Nitz añade que “se han mejorado los procesos de inyección de combustible, generando mejor mezcla y una reducción de emisiones. Además, se han implementado sistemas de monitoreo del equipo vía satélite o GPRS que entregan datos vitales del equipo”.

Opinión similar aporta el gerente comercial de Joy Global Chile, Rodrigo Latorre, quien menciona el reciente lanzamiento al mercado de su pala eléctrica “más grande e innovadora”. Se trata de la P&H 4800XPC, diseñada para una carga de 400 toneladas cortas en camiones ultraclass y que permite “cargar camiones de 363 toneladas en solo tres pases, en vez de cuatro, que es lo actualmente disponible en el mercado”. También destaca como innovación la pala híbrida P&H 2650CX, que opera sobre la base de diésel y sistema eléctrico, e incorpora un accesorio de articulación plegable hidráulico diseñado para una carga de 65 toneladas. “El equipo es capaz de cargar camiones ultraclass de hasta 400 toneladas”, sostiene el ejecutivo.

 Principales estándares a considerar

Al momento de adquirir una pala a rajo abierto, los principales factores que inciden, de acuerdo con Volker Nitz, de Komatsu, son la “seguridad, operación, soporte técnico, repuestos y estructura”. Una visión semejante a la planteada por Rodrigo Latorre, de Joy Global, para quien la seguridad es fundamental. “Nuestras palas están personalizadas para cumplir con los requisitos de producción y eficiencia de nuestros clientes, teniendo en cuenta que la prioridad es la seguridad en la mina”, recalca.

En esta línea, el gerente comercial de Liebherr Chile, Arnoldo Juleff, ubica a la seguridad en primer lugar y agrega que “la gran mayoría de sus equipos son respetuosos de esta máxima”. Además, señala que la selección del equipo de carguío implica criterios como producción requerida, geometría de la operación, mineralización y dilución, disponibilidad de energía eléctrica en el caso de una pala de cable, tipo de material a cargar, flota de camiones existentes y los costos asociados al equipo.

En este marco, José Cuadrado, de Finning CAT, aporta un factor adicional y sostiene que en el caso de las palas de cable el costo por tonelada producida es determinante al momento de optar por uno u otro equipo, pero aclara que la decisión corresponde a un análisis que realiza el propio cliente. Respecto de las palas hidráulicas, indica que “el costo por tonelada es mayor que el de la pala de cable, y la evaluación sobre qué herramientas de carguío se seleccionarán dependerá de la movilidad e independencia en la operación y suministro de energía”.

Nuevas tendencias

En relación con las tecnologías que maneja la industria, una opción que está estudiando la empresa Komatsu es el control remoto de estos equipos, lo cual, según el gerente del Grupo Palas, “reduce el personal en la mina y facilita los cambios de operadores, disminuyendo riesgos asociados al trabajo en altura”. Además, cuenta que implementaron en sus camiones la operación computarizada de la pala por medio de un controlador donde puede maximizarse su productividad.

En el caso de Joy Global, las nuevas tendencias apuntan a factores que permitan mejorar la productividad y disponibilidad, los cuales se suman a una disminución de costos de mantenimiento de las palas y a la capacidad de predecir posibles fallas. “En este sentido, Joy Global cuenta con innovaciones como el sistema de monitoreo remoto PreVail, que permite predecir el estado del equipo (mantenimiento predictivo), en vez de solo aplicar un concepto de mantenimiento reactivo, y el sistema Track Shield, que utiliza herramientas avanzadas para evitar fallas en el caso de un golpe en las zapatas de la oruga”, afirma su gerente comercial.

Para Finning CAT, en tanto, existe un “enfoque preferencial en el soporte al cliente, anticipándose a sus necesidades con una presencia técnica en la faena y cubriendo los requerimientos auxiliares de los equipos, con el fin de operar con una sola compañía, reduciendo su gestión administrativa”, afirma José Cuadrado.

De acuerdo con el ejecutivo, las nuevas tendencias incorporan “talleres de reparación de componentes con garantía, capacitación del personal propio y de los clientes para satisfacer la crítica demanda existente de mano de obra”.

Por otra parte, el ciclo de vida de los productos y la sustentabilidad son factores incorporados en los nuevos desarrollos que avizora Arnoldo Juleff, de Liebherr Chile: “Se ha tratado de construir productos seguros y sustentables con ciclo de vida extendido. Nos hemos enfocado en la optimización del consumo de combustible y en la regulación de emisiones”.

Visión académica

Desde el mundo de las universidades el análisis de los académicos de carreras vinculadas al sector de la minería coincide con las empresas proveedoras en lo relacionado con la utilidad que las palas a rajo abierto prestan al proceso de carguío del material.

Para el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, el ingeniero civil en minas Juan Daniel Silva, “estos equipos han tenido, además de su crecimiento en tamaño, un avance notable en las prestaciones, incorporando nuevas tecnologías de monitoreo de signos vitales y rendimiento, con una alta disponibilidad para una larga vida útil”.

En cuanto a características de estos implementos, el director de Ingeniería Civil en Minas de la Universidad Andrés Bello, sede Concepción, Alejandro San Martín, destaca que la pala “más común en Chile es la gigante eléctrica, con capacidades de más de 100 toneladas métricas por baldada, aunque también las hay en diésel”.

Sobre las innovaciones en el mercado de las palas a rajo abierto, el profesor del Departamento de Ingeniería en Minas de la Universidad de Santiago, Fernando Machuca, no duda en destacar la incorporación de sensores “que pueden definir lo que se está cargando en los camiones” y que este tipo de información se encuentre en línea.

A lo anterior se suma el concepto de “teleoperación”, que resalta Juan Daniel Silva, donde el operador se ubica fuera del rajo y las palas dentro de la operación. “Esta es una tendencia que debería empezar a darse en el futuro pensando en rajos cada vez más profundos y con la idea de sacar un poco de gente de la operación”, dice.

A juicio de Alejandro San Martín, la pala a rajo abierto no “debería quedar en desuso en Chile en los próximos cinco, diez o 20 años, pero sí es posible que no haya grandes crecimientos en este mercado en nuestro país. Sin embargo, en el plano internacional, existen países como Perú o Ecuador que recién están comenzando algunas de sus explotaciones, por lo tanto, tienen varias décadas por delante de trabajos en yacimientos superficiales, donde la pala se presta muy bien para este tipo de operaciones”.

Empresas

Finning CAT

Av. Los Jardines 924, Ciudad Empresarial, Huechuraba, Santiago.

Fono: (2) 2 927 7000

www.finning.cl

 Finning Sudamérica, proveedor de equipos y servicios para distintas industrias y distribuidor de Caterpillar, entrega soluciones que incluyen asesorías, innovación en los productos y altos estándares de seguridad. Posee una red de sucursales en Argentina, Bolivia y Chile.

Sus servicios para minería incluyen desde la provisión de energía eléctrica, venta de equipos CAT de diversos tipos y tamaños (camiones, perforadoras, palas hidráulicas, camiones y cargadores subterráneos y equipos de construcción), soporte de servicio en terreno y en sucursales, consultorías, entre otros.

Dispone de palas hidráulicas desde 6 m3 a 52 m3 y eléctricas de hasta 80 yd3 entre las que destacan las unidades 6018 y 6060 y 7495, modelos más utilizados en la región.

Joy Global

Av. El Golf 82, piso 6, Las Condes, Santiago.

Fono: (2) 2 473 6000

www.joyglobal.com

 Su casa matriz se ubica en Milwaukee, Estados Unidos. En Chile sus productos y servicios son utilizados en minería de alta productividad, como extracción de carbón, cobre, mineral de hierro, arenas de petróleo, oro y otros recursos minerales. A través de sus unidades de negocio Superficie y Subterránea –y de sus líneas de productos P&H y Joy– la compañía fabrica y comercializa equipos originales, piezas y servicios para esta industria.

Entre sus modelos de palas se encuentran la P&H 1900AL, que utiliza un sistema de potencia electromagnética libre de fricción magnetorque, para una tracción excepcional del aro durante la función de levante en condiciones de excavación extremadamente pesadas. Asimismo, cuenta con la pala P&H 2300XPC, con capacidad nominal de carga útil de 50 ton., diseñada para operar en minas de alta producción con cargas de 120 a 240 ton. (y mayores).

Komatsu

Américo Vespucio 0631, Quilicura, Santiago.

Fono: (2) 2 655 7777

www.kcl.cl

 Komatsu Limited es una compañía de origen japonés dedicada a la fabricación de equipos para minería, construcción y forestal con una trayectoria mundial que se remonta a 1921. En Chile ha estado presente por más de 40 años, primero representada por empresas distribuidoras, hasta 1999, año en que se establece en el país creando el Holding Komatsu Cummins Chile Limitada.

Para el sector minero Komatsu es proveedor de equipos, repuestos y servicios. Su oferta incluye palas hidráulicas frontales diésel y palas hidráulicas frontales eléctricas, como la PC8000-6 FS D y la PC8000-6 FS E, ambas con un peso de operación de 752 ton.

Entre las últimas modificaciones realizadas en sus palas, se encuentran el bajo nivel de sonido al interior de la cabina y la protección FOPS contra caída de objetos. Asimismo, mejoras en la comodidad del operador y reducción de vibraciones. También implementó sistemas de monitoreo vía satélite o GPRS.

Liebherr Chile

Av. Nueva Tajamar 481, Of. 2103, Torre Sur, Las Condes, Santiago.

Fono: (2) 2 580 1499

www.liebherr.com

Esta empresa estableció nuevos lineamientos estratégicos para su área de minería en los últimos cinco años, desarrollando una nueva organización interna. Todas las actividades de minería dentro del grupo de empresas Liebherr se llevan a cabo bajo la responsabilidad de la nueva sociedad de control divisional Liebherr-Mining Equipment SAS, localizada en la nueva fábrica en Colmar, Francia, que fue abierta en 2010.

La compañía definió para este sector una gama de productos compuesta por camiones mineros T 284 y T 264, bulldozer de 60 toneladas PR 764 y ocho excavadoras hidráulicas en el rango de tamaños de 100 a 800 toneladas.

Asimismo, se incluyen las palas para minería, ámbito en que Liebherr se encuentra trabajando en el desarrollo de una escala de equipos más pequeña, en productos denominados híbridos, que permiten reutilizar la energía hidráulica generada durante su operación y reingresarla al ciclo.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Conectate con