x

Lubricantes: Un insumo crítico para no descuidar

Funcionamiento por largos periodos en condiciones severas, menores costos y un buen servicio de posventa estarían entre los principales requerimientos de las mineras en este campo.

Referencial

Según datos de Cochilco publicados en el estudio “Identificación de insumos críticos para el desarrollo de la minería en Chile”, de 2014, el 28,6% del Opex de una mina a cielo abierto corresponde a combustible (petróleo y lubricantes); mientras para minería subterránea el escenario es muy diferente, el porcentaje asciende sólo a un 3,7%.

Pero presentar petróleo y lubricantes juntos puede resultar engañoso, especialmente para el segundo. Marcelo Maza, gerente de Aplicaciones de Fuch Lubritech, ejemplifica: “No hace mucho calculamos cuánto del Opex de una pala representaban los lubricantes. Llegamos a la conclusión de que no superaban el 5%”.

Lo anterior, comenta, tiene una consecuencia práctica: “No se les suele dar la importancia (a los lubricantes) que merecen; en cambio, se tiende a poner el foco en otros aspectos, como mangueras, pasadores, orugas o baldes. Como los lubricantes son un ítem barato, no se dan cuenta de una derivada, y es que las cosas se desgastan, porque no se lubrican”.

Para Lincoyán Castillo, jefe del Departamento Técnico de Bel-Ray, el operador debe centrarse en que el lubricante “fue, es y seguirá siendo su repuesto más barato, pero es un ítem en el cual los ahorros muchas veces no son rentables”.

Exigencias

El escenario actual, marcado por una menor inversión en nuevos equipos y un esfuerzo por alargar la vida útil de los activos, explica Castillo, impone exigencias adicionales a los lubricantes.

“Es importante que el operador sepa interpretar esto. No puede seguir usando lo que previamente servía, debe dar un paso más allá y buscar productos que garanticen un funcionamiento integral por largos periodos de tiempo en condiciones muy severas”, asegura Castillo. Con esto, los requerimientos desde la industria se han modificado.

Para Castillo, “hoy en día se espera que el lubricante haga más, por más tiempo y al menor costo posible. Esto lleva al producto a un nivel de estrés nunca antes visto, por tanto, una adecuada selección es vital en el logro de este objetivo”.

Para lo anterior, explica el especialista de Bel-Ray, los avances actuales en los lubricantes apuntan a alcanzar una mayor estabilidad química, lo que está relacionado con una adecuada selección de bases de alta resistencia al envejecimiento y sistemas de aditivos que soporten la acción prolongada bajo condiciones extremas.

Una opinión algo diferente es la que tiene Marcelo Maza. Según el especialista, en el segmento de lubricantes especializados, en aquellos que soportan altas cargas o pueden ser sometidos a altas velocidades, no se han registrado grandes avances en los últimos años.

“El lubricante es un producto desarrollado, no es mucho lo que se puede avanzar. Lo que se nos pide es un mejor servicio de posventa. Las mineras quieren que el lubricante dure lo que realmente debe durar y que se lubrique en las cantidades precisas; dosificar  para no derrochar como se hacía antiguamente, pero no es que nos estén pidiendo mejoras específicas del producto”, explica.

Según el gerente de Aplicaciones de Fuch Lubritech, el gran requerimiento en torno al producto no pasaría por un factor técnico, sino por el económico; y es que las empresas mineras han pedido que los proveedores bajen sus costos. Entre este ítem y el servicio de posventa se estaría jugando el mercado de los lubricantes.

En términos más técnicos, Maza cree que el único avance del producto en los últimos años ha sido que las líneas de alto rendimiento están apuntando a ser biodegradables, es decir, que grasas con alto contenido de metales puedan, en la actualidad, ser vertidas al suelo. No obstante, lo anterior no habría venido de exigencias de los fabricantes de equipos, sino de la normativa ambiental.

Los requerimientos de los fabricantes de equipos no han cambiado en los últimos diez años, asegura el experto, ejemplificando al respecto: “Actualmente estoy haciendo una cotización para un fabricante y los lubricantes que están aprobados para sus equipos están en una lista del año 2010”.

EMPRESAS

Bel Ray Chile

Calle el Rosal 4590, Huechuraba, Santiago.

Fono: (2) 2887 2999

www.belray.cl

Lubricantes y Servicios Bel Ray Chile es una empresa con más de 30 años presente en el mercado de lubricación de maquinaria pesada para la minería chilena. Su cartera de productos abarca desde lubricantes especializados para equipos mina (palas, perforadoras, cargadores y camiones) hasta para equipos de plantas de procesos.

El servicio que presta no sólo incluye la selección y suministro del lubricante, también la forma de aplicarlo en el punto (sistemas de suministro) y la aplicación mediante el Servicio Integral de Lubricación (SIL).

Preocupados del rumbo que está tomado la minería, Bel Ray incorporó a su parrilla de soluciones la línea de lubricantes sintéticos Royal Purple, los cuales, según la empresa, tienen ventajas de uso en maquinaria pesada en altura geográfica, además de destacar en otras aplicaciones en diferentes equipos en plantas. Estos lubricantes permiten intervalos prolongados entre cambios de aceite, lo que disminuye las intervenciones en las máquinas.

Enex

Av. Del Cóndor Sur 520 Ciudad Empresarial, Huechuraba, Santiago.

Fono: (2) 2444 4000

www.enex.cl

La distribuidora de combustibles y lubricantes Enex, licenciataria de Shell en Chile, cuenta con una red de 450 estaciones de servicio que operan bajo dicha marca y participa en otras áreas de negocios, como la operación de tiendas de conveniencia UPA!, la venta de combustibles industriales y la distribución de lubricantes Shell, asfaltos y productos químicos.

En el rubro de lubricantes la empresa ofrece una completa gama de productos para la lubricación del motor. Con un portafolio orientado tanto para la industria como para vehículos particulares, en él destaca la nueva tecnología Pureplus de Shell, que se basa en GTL (Gas to Liquid), producto recientemente lanzado en Expomin que permite convertir el gas natural en aceite base para los lubricantes. De este modo, se obtiene un producto de gran pureza, lo que trae múltiples beneficios para la productividad y durabilidad de equipos en faenas mineras.

Fuchs Lubritech GMBH

Cordillera  331, Flexcenter D-13, Quilicura, Santiago.

Fono: (2) 2433 3020

www.fuchs-lubritech.com

Fuchs Lubritech GMBH se centra en el desarrollo, producción y venta de lubricantes de alto rendimiento, tanto para la industria minera como para la alimentaria, con grasas y aceites de alta calidad para diversas aplicaciones existentes en dichos mercados. Los productos que desarrolla esta firma también se aplican para las industrias del cemento, la siderurgia, la forestal y de celulosa, la de construcción y ferroviaria.

La línea de lubricantes Ceplattyn está elaborada para trabajar en los más críticos procesos de engranajes abiertos, bajo condiciones de entorno severas y daños en los flancos de dientes, contribuyendo a un funcionamiento más eficiente y seguro.

Minagro

Huérfanos 1373, Santiago.

Fono: (2) 2897 9400

www.minagro.cl

Minagro es una distribuidora nacional de productos y servicios para la minería. Entre sus marcas representadas figura Oil Center Research, empresa estadounidense especialista en grasas para barras de perforación base cobre, grasas ecológicas y lubricantes industriales.

Dentro de la oferta de productos de la empresa destaca el 240 Compuesto de Cobre, ocupado en hilos de barras de perforación en mineras como Antucoya, Los Pelambres, Los Bronces, y por proveedores de la industria, como Atlas Copco, Tricomin y Master Drilling.

240 Compuesto de Cobre es usado para prevenir el desensamble de las tuberías de perforación, aun cuando el torque es excesivo. Como resultado, se previene el mortificante y se asegura la separación de las tuberías. Además, es un producto no inflamable, que permite lubricar a partir de los 0°F hasta los 400°F (-17°C hasta 204°C) y tiene un rango de servicio de 10.000 PSI.

Comentarios

Conectate con