Formación y capacitación técnica en minería: Nuevas condiciones de enseñanza y aprendizaje

El uso intensivo de tecnología, la operación en zonas complejas y el creciente foco en productividad son características de la minería que exigen fortalecer la pertinencia y adecuación de los programas de educación técnica relacionados con esta industria.

“El mercado formativo continúa desalineado, generando sobreoferta de egresados en ciertas especialidades y brechas en otras, lo que impactará en las tasas de empleabilidad futura”. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio “Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2015- 2024”, elaborado por el Consejo de Competencias Mineras (CCM) y Fundación Chile, luego de analizar el sistema de formación técnica vinculado con la industria.

La pertinencia, efectividad y vinculación de los procesos de aprendizaje con las necesidades productivas y de desarrollo del sector minero, son aspectos destacados por las instituciones que trabajan en la materia desde distintos ámbitos.

Hernán Araneda, gerente del Centro de Innovación en Capital Humano (Innovum) de Fundación Chile, explica que la pertinencia de un ciclo formativo se constata en su ajuste a las expectativas de la industria, reflejadas en sus objetivos y contenidos de aprendizaje.

“La industria, a través del CCM, ha realizado un importante esfuerzo en acordar sectorialmente las competencias requeridas para sus principales procesos, las que se organizan en el Marco de Cualificaciones de la Minería”, destaca el gerente de Innovum.

Desde la perspectiva de la oferta educativa, las instituciones especializadas en formación técnica en minería han aplicado distintos modelos de vinculación e intercambio con el ámbito productivo, para fortalecer la empleabilidad de sus alumnos y egresados.

Para el Área de Minería y Metalurgia de Inacap resulta especialmente importante coordinar las diferentes instancias de cooperación en esta materia, junto con integrar a los actores de la industria en sus actividades de extensión académica, asesoría técnica, seminarios de título y prácticas laborales.

Francisco Wittwer, director Área Ingeniería de Inacap, sostiene que esta vinculación permanente y sistemática con la industria es esencial, tomando en cuenta su dinamismo en materia laboral, tecnológica y de procesos. “El campo ocupacional se ha ido ampliando y la formación técnica está evolucionando a tener profesionales de la minería mejor preparados para trabajar en conjunto con otras disciplinas”, explica.

En su condición de organismo técnico de capacitación (Otec), la Escuela de Oficios de Finning Instrucción Técnica (FIT) cuenta con una red de colaboración con más de 20 liceos técnico-profesionales en Chile, especialmente en aquellas zonas donde opera la compañía.

A partir de estos acuerdos, los estudiantes de cursos superiores y los egresados de estos centros de educación adquieren experiencia laboral en faenas mineras, sucursales de Finning y los centros de trabajo de sus clientes.

Fernando León, gerente de Capacitación de Finning Sudamérica, explica que este modelo contribuye a mejorar el desempeño futuro de los estudiantes. “Ellos inician sus procesos formativos en distintos niveles técnicos en nuestras sedes de Antofagasta y Santiago, en ambientes de aprendizaje controlados, que responden a estándares de la industria, lo que les permite mejorar sus competencias de empleabilidad”, afirma.

Innovación en programas

El informe “Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2015- 2024” también establece que, si bien la demanda de capital humano de la industria entre 2016 y 2017 ha sido menor, a partir de 2018 se producirá una recuperación.

En este contexto, el documento resalta temas que requieren especial atención: el uso intensivo de tecnología en los procesos; la incorporación de nuevas generaciones de trabajadores (incluyendo el aumento de la participación femenina); y la mejora en productividad a través de la sostenibilidad económica, social y mediambiental.

Tomando en cuenta este escenario, el Centro de Negocios Mineros de la Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria (Camchal) se ha involucrado en un trabajo multisectorial a nivel nacional y local en este ámbito.

Así, ha desarrollado alianzas con empresas del sector para la capacitación de “instructores tutores” que fortalezcan la gestión del conocimiento y la rápida integración de jóvenes técnicos en los procesos productivos. Minera Lumina Copper Chile, Llorente Industrial, Minera Candelaria y Compañía Minera del Pacífico son algunas de las firmas que han participado en este programa.

Cornelia Sonnenberg, gerente general de Camchal, explica que este tipo de prácticas se basa en la efectividad de la estrategia de formación técnica dual que se aplica en Alemania. “Su principal ventaja es que los estudiantes tienen la posibilidad de aprender y, al mismo tiempo, poner en práctica los elementos fundamentales de una especialidad técnica en contextos laborales reales”, indica.

Juan Orellana, asesor del Área Minería y Metalurgia de Inacap, comenta que estos temas emergentes se han incorporado progresivamente a los perfiles de egreso de sus planes de estudio. Entre ellos, se consideran la integración de competencias blandas o de empleabilidad; el fortalecimiento de las metodologías de desarrollo de proyectos y casos reales de la industria; y las prácticas basadas en aplicaciones tecnológicas para simulación y modelamiento minero.

En el caso de la Escuela de Oficios de Finning Instrucción Técnica, los perfiles de egreso de sus programas formativos están orientados a proveer y desarrollar las competencias para realizar mantenimiento, reparación, testeo y diagnóstico de los distintos sistemas y componentes de equipos de la maquinaria pesada. “La seguridad, el desarrollo tecnológico incorporados en los equipos y la envergadura de los mismos, demandan competencias técnicas y conductuales específicas para la industria”, describe el gerente de Capacitación de Finning Sudamérica.

Adecuación a condiciones del sector

A partir del trabajo del Centro de Innovación en Capital Humano (Innovum) de Fundación Chile, su gerente Hernán Araneda define algunas de las principales características que es necesario incorporar en el diseño de la oferta de formación técnica para la minería:

-Considerando que ésta es una industria de commodities, la preocupación por la productividad es continua. La disciplina, cooperación interna y el enfoque en resultados son aspectos críticos.

-Existe un uso intensivo y creciente de tecnología que está teniendo una doble consecuencia: la sustitución de tareas y ocupaciones y la generación de nuevos perfiles laborales.

-El comportamiento seguro tiene que ser un hábito permanente, por lo que los programas de formación deben lograr su internalización antes que los estudiantes lleguen a emplearse.

-Es una actividad productiva que se realiza en terreno, organizada en turnos y muchas veces en condiciones complejas de altura, temperatura y lejanía de centros urbanos, entre otras consideraciones.

Comentarios

Conectate con