Faenas mineras: En acelerada transición a nuevas tecnologías

Cada vez es más frecuente la incorporación de digitalización y programas computacionales para apoyar los procesos mineros. Centros de innovación y centros integrados de operaciones protagonizan nuevas oportunidades que se abren paso en la industria.

La digitalización y tecnologías 4.0 son hoy en día conceptos clave para el negocio minero. Se vive una transición ante la adopción de estas innovaciones, que ya comienzan a tomar un papel fundamental en las operaciones.

En ese sentido, el uso de softwares puede servir de apoyo en distintos procesos. La incorporación de analítica de datos y soluciones digitales permite optimizar los trabajos en faenas. Centros de innovación, emprendimientos de pilotaje y las mismas operaciones mineras forman parte de la sinergia necesaria para incentivar procesos de adopción tecnológica.

El rol del CNP

El Centro Nacional de Pilotaje es una organización público-privada con el apoyo de Corfo, que se dedica a la detección, promoción y contribución al desarrollo de nuevas tecnologías para la minería. El director ejecutivo del CNP, Leandro Voisin explica que el centro tiene una línea transversal vinculada con Smart Mining. Eso involucra sensorización, monitoreo y también la utilización de software.

De acuerdo con Voisin, este último elemento no es tan invasivo al ser piloteado, pues es posible manejar una base de datos pre-existente y en definitiva se trabaja con distintos algoritmos. En ese sentido, el experto enfatiza que los softwares son mucho más versátiles al testearlos.

En pilotaje hay dos formas de llevar a cabo el testeo. Una se llama concurrente y es la que permite realizar pruebas en paralelo. “Por ejemplo: Puedo tener dos líneas de molienda, en una pruebo una nueva tecnología y en otra mantengo el modelo tradicional como línea base”, explica el director. Una segunda alternativa es probar una solución en modalidad on/off, que es cuando se tiene acceso sólo a una línea tecnológica.

Modalidad de trabajo

Si bien la fórmula que se emplee para realizar el pilotaje dependerá de la tecnología a probar, dada la estructura, convenios y preacuerdos del CNP con sus co-ejecutores, existen muchas instancias para trabajar de forma concurrente. De hecho, desde el centro aseguran que este sistema permite una disminución en gasto operacional.

El CNP trabaja con un portafolio de proyectos. “A nuestro co-ejecutor le presentamos una cartera de iniciativas que sean afines con su área de trabajo, llegamos a un acuerdo y establecemos una temporalidad para hacer las pruebas. No es que pruebe una sola tecnología con el sitio, sino que llego con varias afines, eso reduce el costo operacional del centro”, explica Voisin.

Cabe destacar que el CNP no participa de la propiedad intelectual de la tecnología, velando por el provecho del emprendedor. Una vez que se obtienen los resultados, se entrega el informe de conformación de la iniciativa y se dirigen a grandes empresas presentando en detalle el funcionamiento del software.

Por otra parte, Voisin asegura que para reducir el costo de falla recogen mucha experiencia de otros centros. Poseen acuerdos con Norcat, que tiene un centro tecnológico y de pilotajes en Canadá, y también con la Universidad Técnica de Múnich, en Alemania, que posee un centro tecnológico en minería. Cuentan además con el Dictuc en Chile. A través de los convenios, se buscan generar protocolos ordenados y claves, reduciendo las posibilidades de fallas en un pilotaje. “La metodología está estructurada de tal forma de minimizar el costo de fallo de la tecnología”, enfatiza el director.

Actualmente en materia de software, el Centro Nacional de Pilotaje tiene acuerdos para llevar a cabo pruebas industriales con Minera San Pedro y Minera Valle Central. Esta última empresa recupera minerales de los tranques de relave de El Teniente, de Codelco.

Integración

La División El Teniente de Codelco cuenta con un Centro Integrado de Operaciones (CIO) que opera en Rancagua desde 2015. De acuerdo con datos de la estatal, se ha incrementado un 30% la productividad desde los inicios de esta iniciativa.

El director de Optimización de la División, Cristián Órdenes explica que el CIO permitió integrar personas de la empresa que no se conocían entre sí. Eso generó una cercanía que antes no se daba, porque ahora las personas se llaman y se contactan mediante coordinaciones inmediatas.

“La naturaleza de un ser vivo es integrada. Los negocios no pueden operar por sí solos, por ejemplo, una mano no funciona sin un cerebro. En una empresa pasa lo mismo, se debe agrupar a la compañía como un conjunto. Esa necesidad es la que fuerza a ir a buscar analítica de datos y big data”, profundiza el director de Optimización.

Además, enfatiza que los indicadores digitales deben ser adaptados a la necesidad del usuario, pues es relevante no entorpecer la operación que se lleva a cabo. Lo segundo que acota es que “los software cumplen un rol muy importante en reforzar el aprendizaje. Se debe realizar una suerte de machine learning, pero a mayor escala. Eso será clave en el futuro”.

El director expone que la mayoría de las personas usan Excel como herramienta fundamental en sus trabajos, pero hoy empresas como Google, Facebook y Amazon han proporcionado muchas herramientas que facilitan la analítica de datos. “No solamente hay que enfocarse en grandes proyectos, sino que en cosas tan simples como generar un plan mantenimiento o ver un cuello de botella, todo eso puede atacarse con programas que están a la mano. Un lenguaje que está a la vanguardia es Python”, afirma.

Analizando los softwares en minería, Órdenes considera que los sistemas básicos que deben comprender los nuevos trabajadores son Front-end y Dashboard.

Innovación Csiro

Algunos desarrollos tecnológicos apuntan a una mejor obtención de datos dentro de las operaciones. Christian Larsen, director de Desarrollo de Negocios en Chile de Csiro (Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth), asegura que “el grupo de Sistemas Autónomos de Csiro estuvo trabajando por más de diez años en el desarrollo de Hovermap, un sistema basado en tecnología 3D láser. Tras pruebas en terreno y de campo, fue finalmente validado”.

Hoy dicho sistema puede adherirse a un dron y realizar escaneos de una faena subterránea o rajo abierto con un mínimo desfase de tiempo.

Un paso relevante en la evolución de toda innovación tecnológica es que se amplíe a un producto comercial en concreto. En el caso del Hovermap hubo un desarrollo conjunto con el programa On, que también pertenece a la organización de origen australiano. Es una aceleradora dedicada a impulsar iniciátivas tecnológicas para que se consoliden como un producto comercial.

Comentarios

Conectate con