Equipamiento y servicios de seguridad: Tecnología con soporte en la cultura organizacional

A la contribución que entregan los avances técnicos en materia de prevención y protección, se suma la labor que las compañías mineras están desarrollando con sus trabajadores en el ámbito de la formación.

Un reciente análisis de la consultora Frost & Sullivan sobre Equipos de Protección Personal (EPP) en la industria minera, reveló que este tipo de productos alcanzará ganancias por sobre los US$3.400 millones hacia 2023. Esto significa una tasa de crecimiento anual compuesto de un 4,1% desde 2018.

El estudio identifica elementos claves dentro de esta tendencia, dado el incremento de la demanda global de minerales y la creciente inversión por parte de corporaciones multinacionales en países en desarrollo.

“A medida que las compañías mineras multinacionales han expandido su huella geográfica, el enfoque en el desarrollo de un ambiente de trabajo seguro ha aumentado, resultando en que la industria adopte una cultura de seguridad primero“, señaló Sanjiv Bhaskar, vicepresidente de Investigación en Frost & Sullivan, quien agregó que “se espera que esto respalde la demanda de EPP en las actividades mineras en los próximos años”.

En 2018, la industria minera china fue la que más contribuyó a los ingresos del mercado mundial de EPP, generando US$529 millones, seguida por los sectores mineros de América del Norte, y de Europa Central y Oriental, que representaron US$511 millones y US$450 millones, respectivamente.

Sin embargo, el informe ve más probable que América Latina y el resto del mundo (RoW), especialmente Asia-Pacífico, emerjan como los mercados de EPP mineros de más rápido crecimiento en los próximos cinco años. Se espera que una abundancia de recursos naturales, la adopción de políticas mineras progresivas y de una sólida cultura de seguridad laboral de las multinacionales a las organizaciones mineras más pequeñas (en estas jurisdicciones), desempeñen un papel fundamental en la conducción de estos mercados.

Experiencia en Chile

En esa línea, es relevante la labor que realiza el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), a cargo de la fiscalización del Reglamento de Seguridad Minera que rige sobre las cerca de 10.000 instalaciones mineras activas existentes en Chile, sumado a su labor en la generación de competencias en materias de seguridad minera, mediante la formación continua de expertos en prevención de riesgos y de monitores de seguridad, así como la capacitación a trabajadores del sector.

En diciembre pasado, la entidad dio a conocer los resultados del Premio Anual de Seguridad Minera, iniciativa a través de la cual se destacan a las faenas de empresas mandantes y contratistas que registran los menores índices de accidentabilidad en el rubro minero durante un año.

Rol de los trabajadores

En el marco de ceremonia organizada por Sernageomin, se distinguió en la Categoría A, conformada por empresas en las que anualmente se trabaja más de un millón de horas hombre, con 400 o más personas durante el año, a la empresa Mantos Copper S.A., con la faena Mantoverde.

Mientras que en la Categoría B, correspondiente a empresas que anualmente trabajan entre 200.000 y un millón de horas-hombre, con 80 a 400 operarios en el período, el premio se otorgó a Enami-Planta Osvaldo Martínez- Salado, destacando de esta manera la gestión de la estatal en materia de seguridad.

Víctor Olivares Pérez, gerente de Seguridad y Sustentabilidad de la Empresa Nacional de Minería, detalla que desde 2018, en el marco de la actualización de su plan estratégico con miras optimizar su desempeño operacional y productivo a 2050, la compañía se encuentra avanzando en un sistema de administración de riesgos de manera diferenciada, entre aquellos más críticos que pueden generar accidentes de mayor gravedad, de aquellos riesgos menores.

Para ello, se planteó un modelo de trabajo “que parte con el establecimiento de tres premisas de seguridad fundamentales para nuestros trabajadores, correspondientes a: Reportabilidad Preventiva, Foco en los Riesgos Críticos y la Cultura de Autodetención. Esto como una vía de entablar una cultura laboral en torno a la seguridad, y una forma de materializar con agilidad acciones de mejora concretas”, menciona el ejecutivo.

En dicha línea, Enami ha desarrollado un trabajo de gestión a fin de inculcar y entregar confianza a los trabajadores y colaboradores ante la autodetención, destacándola como un elemento positivo, “para lo que hemos instalado acciones de reconocimiento para fortalecer, motivar y premiar por el uso de esta herramienta, con encuentros de seguridad –cada dos meses- liderados por el vicepresidente ejecutivo, el gerente de Seguridad y Sustentabilidad y otras autoridades de Enami. Así, en 2019 reconocimos a más de 120 trabajadores y colaboradores, en su mayoría por su análisis ante ciertos riesgos críticos, pero también un porcentaje no menor por aplicar autodetención. Lo que refleja el compromiso de los trabajadores y contratistas con el autocuidado”, comenta Olivares.

El gerente de Seguridad y Sustentabilidad de Enami resalta que estos procesos de liderazgo y de reportabilidad preventiva, “nos han permitido acelerar una serie de mejoras en las condiciones sub estándar identificadas, elevando los estándares operacionales de nuestros planteles, mejorando y corrigiendo situaciones críticas. Asimismo, hemos establecido políticas corporativas que apuntan a fortalecer esta nueva metodología, mediante una declaración de compromiso por parte de Enami. En 2018 nuestro Directorio aprobó la actualización de la Política de Seguridad y Sustentabilidad, y la Política de Alcohol y Drogas, actualmente en plena aplicación”.

Plataforma de información

En materia de prevención, es relevante además el beneficio de disponer de información que permita la detección de incidentes dentro de las distintas etapas de la cadena productiva, con miras a evitar su ocurrencia.

En esa línea se sitúan herramientas como el Sistema de Gestión de Herramientas Preventivas (SGHP), que se utiliza en Codelco, el cual entrega información que permite anticiparse a las desviaciones que ocurren en las distintas áreas de las divisiones y, con ello, se pueden gestionar oportuna y eficientemente los datos obtenidos y aplicarlos en las acciones preventivas que desarrollan la supervisión y los trabajadores.

Miguel Sanhueza, especialista senior en Factores Humanos de la Gerencia Corporativa de Seguridad y Salud Ocupacional, realizó recientemente una capacitación en la división Chuquicamata, que se centró en presentar las actualizaciones que ha tenido el sistema para hacerlo más amigable en la entrega y búsqueda de la información. Además, la instancia permitió responder consultas que surgieron de los participantes de manera espontánea, las que fueron respondidas por profesionales de la TICA de Casa Matriz.

Al respecto, el especialista manifiesta que “tenemos cerca de 49.000 usuarios. Es la plataforma informática que tiene más usuarios y eso es porque la gente está encontrándole sentido a hacer estas actividades. En la medida que los coordinadores tengan un mayor conocimiento de cómo opera el sistema, tendrán más posibilidades de lograr una mejor gestión con la data a nivel de sus divisiones”.

La implementación de esta herramienta ha significado una serie de beneficios en materia de seguridad para Codelco.

El ingeniero de la Gerencia de Seguridad y Salud Ocupacional de Radomiro Tomic, Wilson Araya, destaca que “la plataforma ya está instalada en la Corporación hace un par de años y ya hemos generado el músculo, en el sentido de que la gente la está utilizando; está reportando. Ahora estamos en el desafío de mejorar la calidad de los reportes, con el objetivo de que sea una herramienta que permita anticiparnos a la ocurrencia de accidentes graves o fatales”.

Comentarios

Conectate con