x

Construcciones Modulares: Venciendo condiciones inhóspitas

Diseñadas para brindar descanso a quienes trabajan en faenas mineras, este tipo de instalaciones destaca por su facilidad de emplazamiento en condiciones climáticas adversas, ayudando a no interrumpir la cadena productiva.

Satisfacer las necesidades de los trabajadores de las compañías mineras que se desenvuelven en espacios operacionales alejados de los asentamientos urbanos, además de una rápida construcción y montaje en terrenos de difícil acceso en condiciones climáticas hostiles, son parte de las principales respuestas que ofrecen las construcciones modulares al proceso productivo de este sector.

En medio de un escenario marcado por la necesidad de elevar la productividad y contener los costos, la comodidad y el descanso de quienes se desempeñan en faenas alejadas y en entornos climáticos adversos se transforman en elementos relevantes para alcanzar los objetivos y metas planteados por cada empresa.

Presente desde un principio en el desarrollo de un proyecto minero, el sistema modular permite optimizar el proceso de construcción, ya que las partes de la futura instalación se diseñan en fábricas para luego trasladarlas a terreno e iniciar la fase de montaje.

Con el transcurso de los años estas construcciones han incorporado nuevas tecnologías, encontrándose un abanico de soluciones que incluyen desde oficinas administrativas hasta habitaciones individuales, con baños en suite, pasando por salas de descanso e incluso ambientes de recreación.

Según el arquitecto y académico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, Francis Pfenniger, “a partir de los años 80, en que se construye el primer campamento de construcción y de operaciones de Minera Escondida, se están aplicando los conceptos de la construcción modular para resolver los requerimientos de construcciones que permitan alojar a los trabajadores, técnicos y profesionales que participan tanto en el desarrollo de la mina como en su operación”. Recuerda que fue en ese proyecto que la empresa Sabinco propuso el concepto de construcción modular, mediante la instalación en Antofagasta de una planta orientada a producir los módulos transportables.

Para este profesional, “la prefabricación de módulos permite reducir los tiempos y costos de edificación en terreno y posibilita producir muy eficientemente en una planta industrial que ofrece condiciones laborales y de trabajo mucho más adecuadas, amigables y, finalmente, mucho más productivas”.

En una línea similar, el académico del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello y arquitecto Jorge Christie, agrega que las estructuras modulares “son la solución constructiva más inteligente que requiere altos estándares constructivos en plazos edificatorios breves y condiciones de accesibilidad difíciles, ya que dados el elevado costo de la mano de obra calificada en las zonas mineras y los altos estándares de seguridad que maneja este sector, se hace imperativo minimizar los plazos de edificación en terreno y prefabricar lo más posible cada edificio”.

En el mismo sentido, el ingeniero civil y miembro del Colegio de Ingenieros de Chile, Mario Yáñez, destaca que las construcciones modulares pueden instalarse con un mínimo de mano de obra, y para el caso de sitios alejados de centros urbanos estas edificaciones “pueden resolver problemas que serían engorrosos utilizando construcción tradicional de albañilería y hormigón”.

 

Tendencias

En el diseño de construcciones modulares trabajan expertos multidisciplinarios bajo el concepto de arquitectura sustentable y empleo de energías no convencionales. Según explica Mario Yáñez, lo primero a considerar “es el estándar de cada recinto de acuerdo con su uso, como dormitorios, comedores y salas de recreación. Luego, se establecen parámetros mínimos de confort y se diseña considerando las condiciones térmicas y de altura geográfica”.

En relación con las actuales tendencias, el arquitecto y académico de la escuela de Arquitectura de la Universidad Central, Mauricio Santibáñez, explica que estas “dicen relación con el diseño de edificios eficientes en términos energéticos, incorporando soluciones pasivas como cubiertas ventiladas, manejo de flujos de aire al interior de estos y protección contra las fuertes radiaciones solares”.

Por su parte, el también profesor de la U. Central, arquitecto Cristián Segovia, afirma que “los diseños integran soluciones activas como la oxigenación de recintos productivos y residenciales, logrando mejoras en la condiciones habitables de los edificios, incrementando la productividad y confort de los trabajadores”.

En cuanto al bienestar de quienes operan en las faenas, el director de Pregrado de la Escuela de Diseño de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), arquitecto Pablo Saric, subraya que “muchos de los proyectos recientes incorporan programas arquitectónicos orientados a la recreación y uso del tiempo libre, ofreciendo salas de recreación, lugares de lectura, gimnasios y spa”.

El experto agrega que algunas empresas se han ubicado en pueblos cercanos a las faenas mineras, aprovechando el círculo virtuoso donde la economía local satisface las necesidades de los trabajadores, y además crece y se desarrolla. “Conocido es el modelo de SQM, que construyó dos hoteles en la ciudad de María Elena en la Región de Antofagasta”, acota.

A juicio del arquitecto y coordinador técnico de la empresa Promet Servicios, Raúl Manríquez, “estamos entrando en una etapa revolucionaria con respecto a los campamentos, donde estos son pensados como pequeñas ciudades que deben albergar una masa flotante de hasta 7.000 personas o más durante varios días, dependiendo de los turnos de los trabajadores”.

En relación con las nuevas tendencias, el profesional indica que se “ha visto un incremento de estructuras a partir de madera laminada para edificios auxiliares como casinos”, lo que se suma al perfeccionamiento de los estándares de las habitaciones en lo que se refiere a superficie y equipamiento complementario. Todo ello hace que actualmente “ya no se hable de campamentos mineros sino de hoteles mineros”, sostiene Francis Pfenniger.

 

Mejoras introducidas y desafíos

En los nuevos conceptos de diseño y levantamiento de construcciones modulares existen avances y mejoras, según lo destacado por los propios académicos. Estos van desde los colores de las fachadas, elementos de confort visual, como jardines interiores y piscinas temperadas, hasta conectividad a internet y redes inalámbricas.

Según Raúl Manríquez, los diseños actuales de las habitaciones “se asemejan bastante a lo que uno podría encontrar en un hotel, con pasillos alfombrados, salas de descanso intermedias y baños en suite”.

Otra de las innovaciones es la aplicación de tecnología para construcción residencial. Pablo Saric hace notar que “existen muchos casos donde se ha aplicado esta tecnología con excelentes resultados y donde destaca la obra del arquitecto Sebastián Irarrázaval, quien ocupa principalmente construcciones modulares en acero”.

Sin embargo, Francis Pfenniger discrepa de esta medida y señala que “no me parece que la vivienda urbana sea un referente importante a tener presente para la concepción de construcciones modulares para campamentos mineros. Estos debieran encontrar su identidad propia más allá de los aspectos funcionales y de producción que los determinan en la actualidad”.

En este sentido, el académico de la U. de Chile plantea como desafío incluir nuevos conceptos y otras miradas al diseño de estas construcciones, por lo que la invitación recae en las compañías mineras, dice. “Se comenta que el costo de los campamentos-hoteles es marginal respecto de la inversión total de un proyecto minero (tal vez un 2%). Parece haber llegado el momento de destinarle un poco más del 2% de dedicación, de inteligencia de ingeniería y arquitectura a estos edificios que, mal que mal, deben perdurar por varias décadas y cobijar la vida y calidad de vida de los que allí laboran”, afirma. En esta línea, propone la realización de concursos de arquitectura abiertos que permitan recibir “miradas renovadas”.

Otra crítica que formula el arquitecto es que, salvo contadas excepciones, las construcciones de campamentos mineros “aparecen poco respetuosas del paisaje, del entorno y hasta de la historia del territorio en que se instalan”. El desafío correspondiente, dice, recae en la industria constructora, “a la que se le puede demandar mayor flexibilidad y renovación en la línea de producción”.

Por su parte, Raúl Manríquez concluye que el reto es “lograr un producto duradero, que requiera una mantención básica y pueda ser fácil de retirar en un corto periodo”.

Otro aspecto importante para Jorge Christie es definir “qué se hace con el edificio una vez que está fuera de su uso” y que se suma al desafío de diseñar soluciones constructivas con bajas emisiones e innovaciones tecnológicas que reduzcan significativamente los costos de operación.

 

EMPRESAS

 

Andes Domo

Brown Norte 671, Ñuñoa Santiago

Fono: (2) 2 880 8987

www.andesdomo.cl

Tiempo reducido para desmovilizar campamentos es la característica de los domos geodésicos que la empresa Andes Domo fabrica para diferentes tipos de asentamientos. Estos pueden ser adaptados a cualquier espacio dentro de un campamento de alta montaña, con comedores, dormitorios, salas de recreación, entre otros. Son fáciles y livianos de transportar, rápidos de armar, resistentes y seguros, aptos para condiciones climáticas adversas.

La empresa es capaz de armar un campamento completo para 30 personas vía helicóptero en 10 días. Actualmente está desarrollando este tipo de proyectos para la compañía Vale Exploraciones.

La empresa se encuentra trabajando con energía fotovoltaica y colectores solares para duchas y baños, lo que le ha significado eliminar el uso de petróleo para generar energía y disminuir en un 40% el empleo de gas a través de los colectores solares.

 

Correa 3 arquitectos Ltda.

Av. Del Parque 4980 Of. 338, Ciudad Empresarial, Huechuraba, Santiago.

Fono: (2) 2 949 2558

www.correa3.com

Correa Tres Ltda. es una empresa que presta servicios profesionales en el ámbito de la arquitectura e ingeniería con especialización en minería. Entre sus últimos trabajos efectuados en diseño de instalaciones mineras modulares se encuentran los campamentos de construcción y operaciones para Cerro Casale (2010), campamento Cerro Colorado (2011), campamento OGP1 Minera Escondida (2012) y el nuevo alojamiento para Minera Gabriela Mistral de Codelco (2013).

En los proyectos han aplicado metodologías LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), con la implementación de soluciones constructivas innovadoras, empleo de energías renovables no convencionales, aislación con materiales certificados para mejorar el desempeño térmico y acústico de las construcciones, además de estudios en los procedimientos de montaje y urbanización en armonía con el entorno.

 

Intermodal

Primera Sur 272, Placilla de Peñuelas, Región de Valparaíso.

Fono: (32) 2 279 5300

www.intermodal.cl

Fundada en 1976 como una empresa de depósitos de contenedores, a contar de 1989 la empresa Intermodal se especializa en construcciones modulares a base de estructuras metálicas, entregando soluciones a los sectores minero y forestal. Ha desarrollado campamentos para Los Pelambres, Toro Muerto, Los Bronces, Escondida y El Indio.

Un refugio en el taller de camiones Rajo Sur de la División El Teniente de Codelco es su más reciente proyecto para minería. La obra consiste en un edificio de 1.900 m2, construido en tres pisos a 3.200 msnm. Su distribución incluye un primer piso con central de agua caliente, generación eléctrica y enfermería; el segundo piso con oficina, comedor y servicio de cocina, para finalizar en el tercer nivel con oficinas y un refugio para 52 personas.

La sustentabilidad es un aspecto en que la empresa pone especial énfasis.

 

Offitainers Ltda.

Av. Calera de Tango Paradero 8 ½, Lote C, Calera de Tango, Región Metropolitana.

Fono: (2) 2 887 5800 / 2 887 5810

www.offitainers.cl

La empresa Offitainers se dedica a transformar, reciclar, acondicionar y construir módulos habitables. Fundada en 2005, su más reciente solución en cuanto a construcciones modulares se trata de containers mecanos, importados desde China, que cumplen con altos estándares de calidad, aptos para instalarse en faenas mineras, sometidos a las exigencias climáticas y del propio uso asociado a la labor extractiva.

Entre las características de la solución que ofrece esta firma se encuentra la posibilidad de ensamblar los contenedores unos con otros, dando versatilidad a los proyectos de acuerdo con los metros cuadrados requeridos.

Offitainers implementó este tipo de estructura en el proyecto CAP Caldera, el cual significó 1.300 m² construidos, incluyendo oficinas, salas de reuniones, baños, dormitorios, policlínico, cocinas, comedores, una zona de lavanderías y bodegas.

 

Sabinco

Av. Las Esteras Norte 2351, Quilicura, Santiago.

Fono: (2) 2 624 8425

www.sabinco.cl

Entre las más recientes propuestas disponibles por la empresa Sabinco se encuentran campamentos que cumplen con todas las especificaciones técnicas exigidas por la norma chilena. Los materiales utilizados en su estructura, así como en baños y terminaciones, permiten asegurar una vida útil en trabajo de alta montaña por más de 20 años.

Su solución, que ha sido utilizada por grandes compañías mineras, contempla dormitorios con baño privado, con un espacio de 30 m2, flexible, que posibilita dar alojamiento desde uno hasta cuatro trabajadores, equipado con sistema de extracción de aire forzado.

El campamento está desarrollado utilizando al máximo las ventajas del sistema modular. Esto permite configuraciones en cuanto a número de habitaciones, emplazamiento y cantidad de pisos de acuerdo con las necesidades del cliente.

Cada módulo puede transportarse sin mayores restricciones por las carreteras del país, permitiendo su localización en breve plazo.

 

Sagemar

Antonio Bellet 444, Of. 1304, Providencia, Santiago

Fono: (2) 2 752 7920

www.sagemar.cl

En 2006 Sagemar inició la representación de la empresa canadiense Sprung, especializada en el rubro de estructuras modulares.

Su última solución en este tipo de implementos para la minería consiste en una estructura de 24,4m x 30,5m para uso de comedor, levantado en Minera Escondida. La estructura solo requirió de herramientas básicas para el armado, las cuales vienen desde la fábrica de Canadá.

El comedor se compone de una subestructura de aluminio recubierta con una membrana Tedlar. La aislación es brindada por fibra de vidrio de 20 cm de espesor. Asimismo, la instalación tiene un tragaluz que va en toda su extensión por la parte superior de la misma, el cual sirve para un menor consumo de energía en luminaria.

La estructura instantánea modular puede ser reubicada sin perder sus características y sin dejar residuos en el lugar donde se instaló.

 

Solmex

Av. Los Libertadores 126, Parque Industrial Los Libertadores, Colina, Región Metropolitana.

Fono: (2) 2 290 4500

www.solmex.cl

Solmex desarrolla sus actividades en las áreas de fabricación de módulos habitables y para equipamiento, fabricación de estructuras metálicas, transporte y montaje. Entre sus soluciones más recientes, la empresa levantó un casino modular para condiciones extremas de alta montaña, ubicado en la mina Los Bronces, de Anglo American.

La instalación fue edificada durante el primer semestre de 2013 y hoy se encuentra en funcionamiento, demostrando un alto estándar en su operación, con resultados ajustados a lo proyectado con respecto al desarrollo de tecnología, según indica la firma.

El casino se ubica a 4.300 msnm y está adaptado para condiciones de -25°C, con una resistencia de carga de nieve sobre los 1.000 kilos por metro cuadrado.

 

Tecno Fast

Av. La Montaña 692, Parque Industrial Valle Grande, Km. 16 ½ Ruta 5 Norte, Lampa, Región Metropolitana.

Fono: (2) 2 790 5000

www.tecnofast.cl

Carpas multiuso es la última innovación de la empresa chilena Tecno Fast en cuanto a construcciones modulares para la minería. De rápida y simple instalación, anti inflamables e impermeables, pueden ser soluciones provisorias o definitivas, incorporando altos niveles de seguridad en su montaje y operación.

Son especiales para bodegaje, faenas de invierno, control medioambiental y de polvo. Se pueden instalar donde el cliente lo necesite y en las dimensiones que el proyecto requiera. La solución se adapta según criterios de diseño, viento, nieve, lluvia, temperaturas y dimensiones.

Otra de las propuestas de la firma son las salas de control modulares. Una fue levantada en Caserones, con una superficie total construida de 963 m2. La obra se entregó en un plazo de seis meses en 2012. A esta se suma la construcción del hotel de operaciones en Caserones, también del tipo modular, de 27.000 m2 con una capacidad para 1.500 personas.

Comentarios

Conectate con