x

Auditoría en empresas mineras: IFRS para toda la industria

Gran parte de las compañías filiales de grupo extranjeros migraron a partir de 2005 al estándar internacional para efectos de reportar a sus matrices. Pero acogerse a IFRS no solo trae consigo una mejora del proceso, sino también dificultades que las empresas deben sortear.

Hace un par de años la gran minería concluyó su proceso de adaptación a las Normas Internacionales de Información Financiera, IFRS, debido a la necesidad de estandarizar el proceso de reporte de las empresas, usando un lenguaje financiero común. En su mayoría, las compañías filiales de grupo extranjeros migraron a partir de 2005 al estándar internacional para efectos de reportar a sus matrices, y el resto fue haciéndolo entre 2008 y 2010.

A juicio de Pedro Bravo, socio Auditoría en Deloitte, “en materia de adopción de IFRS, el desafío para 2013 corresponde a la migración de compañías mineras de menor producción que hasta 2012 seguían usando el principio chileno de contabilidad”.

Al respecto, sostiene que “seguramente para este segmento de compañías los desafíos de la adopción de IFRS serán la determinación de la moneda funcional, peso o dólar, la generación de procesos formales para la determinación y revisión de las estimaciones de reservas y recursos, así como provisiones de cierre y beneficios de largo plazo a empleados, la revisión de los métodos de depreciación de sus activos, que podría cambiar de lineal a vida útil económica, y el posible reconocimiento de pasivos por contratos incrustados de cobertura y de arrendamiento, entre otros”.

En este sentido, señala que la experiencia de los grandes conglomerados mineros que ya transitaron a IFRS arroja una lección que las empresas mineras locales no deberían desatender: “El proceso de migración a IFRS es un proyecto de la compañía como un todo, dirigido por la alta administración y que involucra desde las áreas de producción hasta las de recursos mineros, contratos, finanzas y contabilidad”.

Por su parte, Juan Carlos Pitta, socio líder en Auditoría para la Minería de PwC Chile, puntualiza que “las principales áreas de diferencias entre los antiguos Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA) chilenos e IFRS suelen ser: 1) la capitalización de costos de remoción de estéril, 2) la provisión de restauración y rehabilitación, 3) la componentización de activos fijos, determinación de valores residuales y criterios de depreciación, 4) el tratamiento de costos de exploración y evaluación, y 5) el deterioro del valor de activos”.

Según Claudia Monreal, gerenta general de Core Mining Studies, la norma –para los que no la tienen– “permitirá ser más claros en las fuentes de pérdida y ganancia en un proyecto dado que no se basa en el ánimo de hundir costos sino de establecer un criterio que permita comparar contabilidades de un modo global”.

Sobre las implicancias del estándar IFRS, Marek Borowski, socio de Assurance de EY (ex Ernst & Young), hace notar que esta norma requiere mucho más revelaciones que la chilena, incluyendo los riesgos que enfrenta la sociedad sobre sus instrumentos financieros y las revelaciones sobre las estimaciones claves, tales como provisión de cierre, estimación de vida útil o deterioro. “Por lo tanto, la situación financiera de la sociedad es más transparente”, recalca.

Además, IFRS precisa más los requerimientos sobre el análisis de la recuperación económica de los activos, agrega el ejecutivo. “Es obligatorio analizar los indicadores de deterioro (por ejemplo la caída del precio del cobre o la recuperación más baja que la esperada) y si existen los indicadores hay que analizar los flujos futuros del proyecto para determinar si hay un deterioro económico de los activos que resultaría en castigo del valor contable”, dice.

Principales problemas

Pero acogerse a IFRS no solo trae consigo una mejora del proceso, sino también dificultades que las empresas deben sortear. Sobre este punto, Schnake Walker, consultor en Tripontis, indica que en lo que se refiere a la gestión de contratos “han podido advertir un distanciamiento entre la visión del negocio de la empresa y las personas encargadas de la administración de un contrato, las que habitualmente se encuentran sobrecargadas de labores administrativas, principalmente relativas al cumplimiento de requisitos legales y reglamentarios, perdiendo el foco del negocio para el cual se celebró el contrato de servicio o de suministro”.

En auditorías relacionadas con materias de seguridad, laborales y de sustentabilidad, sostiene que “el problema principal se encuentra en la determinación de las exigencias aplicables a las empresas, que pueda prevenir su responsabilidad legal por aspectos hoy no considerados, a los que pudiera extenderse como consecuencia de un entorno que presiona constantemente por ampliar su responsabilidad”. Y añade que ello “se complica aún más cuando se tiene presente que es una aspiración de la industria minera contar con una validación social, la que es más exigente por cuanto va más allá de lo legal y pretende hacerse cargo de las inquietudes sociales”.

En tanto, Claudia Monreal, de Core Mining Studies, enfatiza que un problema es la poca importancia que se da a los aspectos de colección y almacenamiento de datos de todo tipo, mineros y financieros: “No basta con hacer campañas de sondajes millonarias o invertir en softwares sofisticados para su almacenamiento. El operador mismo tiene el negocio en sus manos y debe entender que los datos que colecta son claves y si hay errores deben reportarse”.

Áreas clave

Como es sabido, las auditorías se centran en el riesgo. En este sentido, Alejandro Cerda, socio de KPMG, considera que para las compañías mineras las áreas clave de riesgo tienden a ser las siguientes:

  • Valor en libros de la propiedad, planta y equipo de la actividad minera: con precios más bajos y costos más elevados, los flujos de efectivo que una mina produce se verán afectados y pueden reducirse a un nivel que ya no soporta la valuación de la propiedad, planta y equipo de la actividad minera y, por lo tanto, se requiere deterioro.
  • Provisión de recuperación y restauración: el costo que implica el cierre de una mina es una estimación que se debe determinar tan pronto se han presentando perturbaciones en la propiedad minera.
  • Reconocimiento de ingresos: la fijación de precios provisional que se puede incluir en los contratos de venta y la oportunidad del cambio en la propiedad del producto sujeto a venta, son riesgos de auditoría que afectan la integridad y la exactitud de los ingresos reconocidos.
  • Costo de producción: existen diversos costos individuales que afectan el costo de producción total de la mina. Esto puede incluir los costos monetarios y no monetarios. La depreciación es una estimación que debe tomar en cuenta la vida útil de la mina y de los activos individuales de esta.
  • Contabilización de instrumentos financieros: esta puede ser una auditoría compleja, que involucra la necesidad de instrumentos de cobertura de valor razonable y asegura que la compañía cumple con los requerimientos complejos de contabilidad de cobertura.
  • Contabilidad tributaria: las compañías mineras pueden estar sujetas a un impuesto normal, así como a regímenes de impuestos a la actividad minera que requieren los cálculos de un especialista tributario.

Empresas

Core Mining Studies

1 Poniente 123, Of. 501, 5º Piso, Viña del Mar.
Fono: (32) 2 998 200
www.core-miningstudies.com

Core Mining es una compañía de asesorías y auditorías mineras, enfocada en mirar el negocio minero desde un punto de vista sistémico con un alto grado de conocimiento técnico y experiencia senior. Según su visión, la especialización puede contribuir a mejorar el outcome cuando el enfoque del especialista es integral, apoyado por una red de profesionales de alto nivel técnico y de áreas diversas.

Core Mining está certificada por la norma de gestión de la calidad ISO 9001-2008 en sus productos y servicios.

La empresa apoya en planificación y geoestadística, aplicando su know how para definir estrategias que impacten en el valor de cada proyecto. Hoy se encuentra en proceso de incorporar proyectos de innovación que validen su perspectiva del negocio.

Deloitte Auditores y Consultores Limitada

Rosario Norte 407,  Nueva Las Condes, Santiago.

Fono: (02)  2 729 8000

www.deloitte.com

Deloitte es una empresa auditora y consultora que en Chile cuenta con más de 1.963 profesionales distribuidos en funciones Audit, Consulting, Tax & Legal, Financial Advisory, Risk Consulting y Strategy & Operations.  Además, posee oficinas que prestan todos los servicios en Santiago, Iquique, Antofagasta, Copiapó, Viña del Mar, Concepción y Puerto Montt.

La compañía tiene amplia experiencia en auditoría a los estados financieros, asesoría para registro en bolsas nacionales y extranjeras, emisiones de deuda, mergers & acquisitions, capacitación y convergencia a IFRS, revisión de proyecciones financieras y presupuestos, implementación de sistemas, project management, entre otros servicios.

También posee un equipo especializado en la industria minera, lo que le permite conocer más de cerca las particularidades de cada uno de sus clientes.

EY (ex Ernst & Young)

Presidente Riesco 5435, Nueva Las Condes, Santiago.
Fono: (02) 2 676 1000
www.eychile.com

EY es una empresa que trabaja siempre con el foco puesto en la sostenibilidad del negocio. Sus áreas de Assurance y Consultoría operan de forma coordinada y global, ofreciendo soluciones integrales. Su sello es entregar un servicio de calidad, dirigido a resolver tanto los requerimientos de la gerencia como los del directorio de la empresa.

Entre sus servicios se encuentran auditoría de los estados financieros, consultoría tributaria, en transacciones, en gestión y tecnología, entre otros. Minería es una de sus áreas de especialización. Para este rubro cuenta con un grupo de expertos que conocen las necesidades de los clientes mineros. Además, posee constante contacto con el Mining Group global de EY.

La red de la firma en el mundo se compone de 167.000 profesionales y tiene presencia en más de 150 países. En Chile trabaja con más de 2.000 clientes y 1.200 colaboradores. Posee oficinas en Santiago, Viña del Mar, Puerto Montt, Puerto Varas y Concepción.

KPMG en Chile

Isidora Goyenechea 3520, piso 2, Las Condes.

Fono: (02) 2 798 1000

Página web: www.kpmg.cl

KPMG en Chile está especializada por más de 30 años en proveer servicios de auditoría, impuestos y asesoría que, a través de un enfoque global, se enfocan en brindar ayuda a sus clientes para satisfacer los complejos retos que enfrentan, ofreciendo servicios que abarcan diversos sectores de negocios a nivel nacional.

Esta firma tiene experiencia especializada en la industria minera y cuenta con profesionales capaces de asistir a este sector en todas sus necesidades.

Según datos de la compañía, KPMG maneja el 27% del mercado de auditoría entre las 40 compañías mineras más importantes. Sus servicios para la industria de la minería incluyen asesorías en IFRS, auditoría interna y riesgo de cumplimiento, así como también en finanzas corporativas y transacciones, entre otros.

PwC Chile

Av. Andrés Bello 2711, pisos 1 al 5, Torre Costanera, Las Condes, Santiago.

Fono: (02) 2 940 0000

www.pwc.cl

PwC es una compañía especializada a nivel mundial en asesoría de empresas de la industria minera. Sus más de 1.500 profesionales que prestan servicios en minería participan activamente en proyectos en todo el mundo y se relacionan con actores de la industria de todos los tamaños, contribuyendo en la discusión de las tendencias y desarrollos clave, lo que les permite abordar los numerosos desafíos que enfrentan las empresas mineras y recomendar las mejores soluciones.

Según informa la empresa, cerca del 80% de las compañías mineras del mundo son sus clientes. Asimismo, está auditando al 26% de las principales empresas mineras del top 40 por capitalización bursátil (junio de 2013).

Tripontis

Av. Alonso de Córdova 5151, Piso 10, Las Condes.

Fono: (02) 2 426 8515

www.tripontis.com

Tripontis realiza auditorías a contratos mineros de servicio y suministro con un foco particular en el diseño y ejecución de estrategias sustentables y compatibles con la política de mantener relaciones mutuamente beneficiosas y de largo plazo entre las empresas mineras y sus proveedores. Sus propuestas buscan aumentar la disponibilidad de los servicios o equipos, eliminar actividades improductivas, reducir costos y crear valor para el negocio de sus clientes y proveedores.

Los consultores de Tripontis son profesionales que han trabajado dentro de las principales empresas mineras del país y conocen de cerca los problemas y desafíos que se plantean en la industria.

Como parte de sus servicios, la compañía ha auditado y revisado el desempeño de contratos de suministro y servicio en operaciones mineras tales como Radomiro Tomic, Ministro Hales y Minera Los Pelambres, levantando iniciativas de optimización y aumento de la productividad.

 

 

Comentarios

Conectate con