Yoshisada Takahashi, de Komatsu: Chile es un mercado estratégico

El Executive Vice President, Chief Information & Innovation Officer del fabricante japonés estuvo en Chile para inaugurar el nuevo centro de remanufactura de la compañía.

Chile es un mercado estratégico para Komatsu, señala Yoshisada Takahashi, Executive Vice President, Chief Information & Innovation Officer del fabricante de equipos japonés.  Y no sólo porque nuestro país representa del orden del 10% de las ventas totales de la compañía –que suman unos US$20.000 millones–, sino además porque acá se desarrollan, prueban y validan las tecnologías en grandes equipos mineros que después serán referentes para el resto de la industria.

Esto, explica el ejecutivo nipón, por cuanto la gran minería del cobre local es considerara de heavy duty applications, es decir, de condiciones extremas de operación para cualquier fabricante, ya que las faenas suelen combinar altitud, clima adverso, pendientes profundas, entre otras características, que hacen que los equipos que funcionan bien en este difícil entorno sean exportados exitosamente a otros destinos.

Reflejo también de esta relevancia del mercado chileno para Komatsu, es que la firma invirtió US$33 millones en un moderno centro especializado de remanufactura de equipos, para atender las necesidades de los sectores minero, de la construcción y forestal, tanto del país como del resto de la región.

Con el objetivo de inaugurar esta instalación –ubicada en el sector de Lo Boza, en Santiago– es que visitó el país Yoshisada Takahashi, segundo en la plana ejecutiva de la firma nipona, oportunidad en que recibió a MINERÍA CHILENA para conversar sobre su mirada de la industria y como la está abordando Komatsu.

Dantotsu

Para explicar la visión que guía a la compañía, Yoshisada Takahashi usa la expresión japonesa “dantotsu”, que se puede traducir como “único y sin rival”. Es decir, la firma busca desarrollar productos que marquen la diferencia y que vayan un paso adelante del resto de los fabricantes, como es por ejemplo el camión minero autónomo sin cabina que se presentó el año pasado en la feria MINExpo, de Las Vegas.

Estos productos apuntan a ofrecer soluciones innovadoras para las necesidades de sus clientes, permitiéndoles contar con una ventaja competitiva, usualmente de tres a cuatros años, advierte.

Pero este enfoque no se limita a los equipos, en un segundo nivel también se aplica a los servicios que ofrecen. En este caso, el ejecutivo cita su sistema Komtrax Plus, de monitoreo inteligente y preventivo de los equipos, el cual busca anticiparse a los eventuales problemas que éstos puedan enfrentar.

De esta forma, explica que Komatsu busca responder a los actuales requerimientos de la industria minera, con foco en soluciones integrales.

El nuevo Centro de Remanufactura inaugurado recientemente apunta también en esta dirección. De hecho, el ejecutivo subraya que esta inversión es reflejo del cambio que percibieron en el mercado hace unos seis años. Hasta 2012 todos los clientes mineros estaban concentrados en demandar nuevos productos, pero tras el ajuste que motivó la caída en el precio de los commodities, la preocupación ha estado en reducir costos, obtener mayor productividad y eficiencia, y extender el ciclo de vida de los productos.

Reflejando el espíritu japonés, en que las soluciones no se improvisan, Takahashi puntualiza que esta inversión demandó tres años en su diseño y otros tres en su implementación, de los cuales 14 meses correspondieron a la construcción.

Señales de recuperación

En cuanto a las eventuales señales de recuperación del mercado minero, el ejecutivo reconoce que se aprecia una mejoría en la venta de equipos nuevos, aunque todavía influenciada por la baja base de comparación. Asimismo, y en línea con otros actores de la industria, plantea que no ven viable que se repita el nivel de ventas que se alcanzó en los años del boom de precios.

No obstante, Takahashi hace hincapié en el impacto que puede tener una reactivación del mercado del carbón, impulsada por factores más bien políticos, vinculados a los pasos que está dando la administración Trump.

En cuanto a las perspectivas para Chile, estima que la falta de proyectos greenfield hace prever que no habrá una demanda importante de equipos nuevos, como sí podría ocurrir en Perú.

Sin embargo, la importante flota instalada que ya existe operando en las faenas locales, representa un atractivo segmento en materia de renovación de máquinas, servicios, reacondicionamiento (overhaul) y en general todo lo que tiene que ver con aftermarket.

Comentarios

Conectate con