x

Valentina Santelices: “No es posible hacer minería sin la dimensión socio ambiental”

La gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Externos de El Teniente destaca la reducción del consumo de energía en más de 6% en los últimos cinco años y en cerca de 40% en el uso de agua fresca.

A los resultados positivos en materia operacional y gestión de costos que han merecido el reconocimiento de la Presidencia Ejecutiva de Codelco a la División El Teniente, se suman acciones destacadas en el ámbito de la sustentabilidad. Al respecto, Valentina Santelices, gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Externos de El Teniente, recalca la importancia de promover el control de los impactos ambientales así como el desarrollo social de las comunidades. En el plano interno, añade, el objetivo “es instalar y consolidar una cultura de la sustentabilidad en las personas y en los procesos”.

La ejecutiva reconoce que aquilatar la cultura de seguridad en la industria minera “demoró varias décadas, pero el tiempo que tenemos para asimilar la cultura de la sustentabilidad se juega en el presente”. De esa forma, Santelices hace notar “que no es posible hacer minería sin la dimensión socio ambiental, por lo que transgredir estos principios significa dispararse en la línea de flotación del negocio”.

Eficiencia energética e hídrica

Entre los principales logros alcanzados por la División en materia ambiental, la gerenta menciona la reducción del consumo de energía en más de 6% en los últimos cinco años y adelanta lo que será “el producto estrella” en eficiencia energética. Se trata de la implementación de la primera central generadora de electricidad a partir de relaves, que estará en operaciones a mediados de 2017 y cuya ingeniería básica, de detalle y construcción será efectuada por un consorcio.

Por medio de esta iniciativa se aspira a generar 20.000 MWh/año, “lo que equivale al consumo eléctrico de unos 8.000 hogares”, explica Santelices.

En cuanto al consumo de agua, señala que en 2015 la Gerencia de Plantas bajó su make up –cantidad de recurso fresco que se requiere para procesar una tonelada métrica– de 0,80 m3 a 0,78 m3, lo que representa un ahorro de 1.022.000 m3 en un año. “Este volumen es equivalente al consumo de agua de una población de 14.000 habitantes durante el mismo periodo”, remarca la gerenta de Sustentabilidad.

Asimismo, manifiesta que “en los últimos seis años la curva ha disminuido sostenidamente; pasamos de un índice de 1,3 a 0,78 (logrado en 2015), que significa una reducción de entre 35 y 40%. Para este 2016 contaremos con un nuevo espesador que aumentará nuestra capacidad de recuperación y en ese momento la meta pasará a 0,76 (m3 de agua fresca/tm de cobre)”, indica.

Comentarios

Conectate con