x

Thomas Keller, presidente ejecutivo de Codelco: “Es complejo tomar decisiones de inversión con la lógica del presupuesto fiscal”

De acuerdo con el máximo ejecutivo de la minera estatal, el modelo de financiamiento necesita ser revisado para asegurar la ejecución de los proyectos estructurales.

Thomas Keller asumió la presidencia ejecutiva de Codelco en medio de la negociación con Anglo American por Los Bronces. Una vez zanjado el impasse con la minera extranjera, el ejecutivo se ha concentrado en consolidar la ejecución de los proyectos estructurales y en reducir los costos operacionales de la Corporación. En esta entrevista hace un balance de su gestión y de las necesidades y retos de la compañía.

¿Cuáles han sido sus principales satisfacciones al mando de la Corporación desde 2012?

Hay varios hitos que son relevantes. Haber concluido la negociación con Anglo American es importante, no solamente porque se hace un buen negocio para la Corporación, sino también porque se zanjó algo que estaba alejando un poco a la compañía de otros focos estratégicos que son tanto o más importantes para su futuro, como son nuestros proyectos estructurales. Los avances que hemos logrado en materia de contención de costos y de mayor eficiencia también han andado bien, como asimismo el avance de los proyectos estructurales. También evalúo positivamente el apoyo que hemos recibido de la sociedad chilena y del mundo político en forma transversal.

En 2013 la producción de Codelco fue de 1,79 millón de toneladas de cobre fino. ¿Qué evaluación hace de este rendimiento?

La producción fue virtualmente idéntica a la del año anterior a pesar de algunas dificultades que tuvimos. La más importante fue en Radomiro Tomic, como consecuencia del accidente fatal en marzo. No solamente tuvimos que lamentar la partida de un colega nuestro, sino que también tuvo un impacto muy relevante en la producción, porque hubo que postergar el desarrollo de toda esa parte de la mina.

Tuvimos otras condiciones favorables, como en El Teniente, que alcanzó una producción récord histórica, lo que ayudó a paliar parcialmente el impacto que tuvimos en RT. Me gustaría haber tenido un año mucho mejor, pero creo que dadas las condiciones que debimos enfrentar específicamente en Radomiro Tomic, más el impacto de los movimientos laborales que tuvimos, tanto de personal propio como contratista, logramos sortear los desafíos en materia de producción en forma aceptable.

¿Cómo estuvo el rendimiento en los costos de producción?

Con avances bastante alentadores. Nos propusimos un ahorro de al menos US$400 millones para 2013, objetivo que se obtuvo con creces. Si uno ve los resultados, aislando el efecto de Anglo en 2012, vemos que 2013 estuvo muy alineado con 2012, a pesar de un precio del cobre que estuvo bastante por debajo, lo cual da cuenta del esfuerzo que hemos hecho en materia de costos, con un impacto muy significativo, y que, en función de lo que ha sido la trayectoria de estos primeros meses del año en materia de precios, revela la importancia que va a tener esta estrategia de contención de costos también para este año.

¿Cuáles son los puntos más importantes de esta estrategia?

Abarca virtualmente todas las áreas que son relevantes en la determinación de nuestra estructura de costos. Estamos hablando de un énfasis en lo que es la optimización en el uso de nuestros activos, mejorar utilizaciones y disponibilidad de equipos; en definitiva, procesar más minerales con virtualmente los mismos equipos. La segunda parte está concentrada en una revisión sistemática de todos nuestros contratos. Eso no solamente involucra una mirada crítica de lo que hacen los contratistas, sino que, por cierto, una mirada muy crítica de cómo nosotros gestionamos esos contratos. También hemos renegociado las condiciones comerciales de nuestros contratos como parte importante de nuestra reducción de costos.

El tercer aspecto es un enfoque muy crítico de la productividad. Al igual que el resto de la minería en Chile, tenemos enormes posibilidades de aumentar la eficiencia de nuestro recurso humano, tanto propio como de terceros. Son aspectos que tienen cierta inercia, que toman su tiempo. Hay que hacer reingeniería a nuestras actividades y también en la forma como interactuamos con nuestras empresas contratistas.

Proyectos estructurales

¿Qué evaluación hace de la ejecución del proyecto Ministro Hales?

El proyecto Ministro Hales está en plena puesta en marcha y avanzando de acuerdo con los parámetros que nos habíamos propuesto en materia de ramp up, especialmente en la concentradora. Incluso, está avanzando un poco más rápido de lo que originalmente estaba planificado y esperamos que si todo sigue bien, alcance la capacidad de diseño hacia fines del segundo semestre.

¿Es optimista en que la autoridad ambiental y las comunidades van a aceptar el proyecto Andina 244?

Hemos reconocido que el proyecto 244 en Andina es complejo desde el punto de vista de los aspectos ambientales y comunitarios, y por lo tanto nos demoramos mucho en diseñarlo, para hacernos cargo de los impactos de la mejor forma posible. Las comunidades y la sociedad en general expresaron su preocupación, y nosotros hemos incorporado esas preocupaciones en el diseño del proyecto, hemos recibido muchas observaciones al Estudio de Impacto Ambiental y nos hemos querido hacer cargo de estas observaciones de forma responsable. Para ello hemos pedido una extensión del plazo para dar respuesta a esas inquietudes, que es lo que vamos a hacer en julio de este año.

¿El objetivo último de los proyectos estructurales es asegurar que Codelco se mantenga como el principal productor de cobre en el mundo?

No, es mucho más simple que eso. Codelco tiene una posición privilegiada, con las mayores reservas de cobre en el mundo como corporación, y probablemente una de las mejores en cuanto a calidad. Como dueños de estas reservas de cobre tenemos la obligación de convertirlas en excedentes. Los proyectos estructurales son funcionales a ese objetivo, manteniendo a Codelco a nivel competitivo en cuanto a su estructura de costos y, además, como principal productor de cobre fino del mundo; pero eso es una resultante, no es un objetivo en sí mismo.

Gobierno corporativo y financiamiento

¿Qué evaluación hace del modelo de gobierno corporativo de Codelco?

Desde el punto de vista de la administración hago una evaluación muy positiva, porque le ha permitido al Directorio enfocarse en tomar decisiones con una perspectiva de largo plazo.

¿Lo pendiente sería avanzar a un modelo de financiamiento más autónomo?

Estamos ejecutando el mayor programa de inversiones de nuestra historia, que ha revelado la importancia de buscar un mecanismo más permanente de financiamiento para Codelco, y no sujetarlo a la discusión presupuestaria año a año. Claramente es complejo tomar decisiones de inversión que abarcan periodos de dos a tres años en función de financiamientos que solamente se hacen cargo del año corriente, que es la lógica con que funciona el presupuesto fiscal. Esta disociación temporal entre las necesidades de financiamiento con la mecánica presupuestaria del dueño nos crea dificultades y es un tema que amerita ser revisado.

¿Cuáles son los puntos más importantes que hay que atender de la institucionalidad minera chilena y que debiera trabajar el nuevo gobierno?

Claramente el tema energético está pendiente, en cuanto al marco institucional, que no está funcionando como debería hacerlo, en la medida que el crecimiento económico del país y de la minería en particular no se ha visto acompañado por la expansión del parque generador eléctrico, a costos que sean competitivos.

En la productividad hay una oportunidad tremenda de mejorar nuestra posición competitiva. En el aspecto regulatorio ambiental necesitamos asegurar que haya mecanismos que nos permitan avanzar en forma más expedita y que ojalá también operen criterios más equilibrados en esta ecuación donde se evalúa los impactos positivos y las externalidades de los proyectos.

Comentarios

Conectate con