Sergio Lecannelier, de Sutmin: “Hay señales del mercado que son contradictorias”

El presidente de la asociación gremial hace ver que existe mucha incertidumbre respecto de las reformas políticas que desea implementar el Gobierno, “porque no se sabe cómo van a ser ni cuándo estarán listas”.

Sergio Lecannelier, presidente de la Asociación Gremial de Suministradores Técnicos y de Ingeniería para la Minería e Industria (Sutmin), comenta el escenario económico que enfrenta el sector, poniendo énfasis en la situación particular que experimentan sus asociados.

¿Cómo evalúa la relación con las empresas mandantes?

Ha sido muy buena, especialmente con Codelco. Ellos han encontrado varias soluciones a nuestros problemas en temas de pagos de facturas, recepción de materiales en plantas, multas mal interpretadas por el usuario, que luego han sido solucionadas con el departamento correspondiente. Esto ha sido posible porque Codelco ha entendido que es mejor dialogar con el gremio que con personas particulares.

Las empresas privadas, por su parte, se han abierto más a explicarnos sus proyectos y de esa forma hemos podido anticiparnos de manera asertiva a sus necesidades.

¿Cómo les ha afectado particularmente la situación actual del mercado?

Las importaciones de bienes de capital han bajado hasta un 12% y eso indica que se están comprando menos equipos. El 70% de nuestros asociados son representantes de grandes marcas internacionales de equipos, de manera que sentimos de manera especial el mal momento económico.

Ahora bien, por otro lado han aumentado los servicios y suministro de repuestos, para el buen mantenimiento de los equipos en uso. Es notorio que en la última encuesta del alza del costo de la vida se indica un fuerte aumento de los servicios, y eso se podría explicar por la escasez de máquinas nuevas.

También nos afecta el rechazo, ya sea ambiental o de cualquier otra índole, de proyectos de inversión minera donde nuestros socios llevan años trabajando, cotizando equipos, haciendo ingeniería, visitas…incurriendo en gastos que cuando se rechaza el proyecto, nos quedamos con toda esa inversión y no tenemos ningún resguardo.

¿Qué puede decir de las desvinculaciones en su sector?

Por nuestra parte, las desvinculaciones no han sido un fenómeno tan importante, debido a dos factores principalmente. El primero de ellos es que al ser representantes de grandes marcas internacionales, tenemos el respaldo de ellas, ya sea enviando especialistas, por servicios, o como soporte a las labores de ventas. Por otro lado, un sector importante de las personas que trabajan para las empresas pertenecientes al gremio son los ingenieros de ventas –de equipos y servicios–, y la capacitación de estos trabajadores es de un altísimo costo, de manera que muchas veces es preferible aguantar el mal ciclo sin despedir personas, porque en caso contrario, el recurso humano que se va es muy difícil de recuperar.

Señales contradictorias

¿Qué iniciativas han surgido a raíz de este escenario?

En primer lugar es necesario entender que existe mucha incertidumbre respecto de las reformas políticas que desea implementar el Gobierno, porque no se sabe cómo van a ser ni cuándo estarán listas. Es necesario esperar en vez de tomar iniciativas tan arriesgadas, porque hay señales del mercado que son contradictorias.

¿Cuáles por ejemplo?

El ejemplo más claro es la paralización de proyectos mineros. No hace mucho la prensa publicó que Codelco había paralizado proyectos por US$4.000 millones y Collahuasi por un monto de US$6.000 millones. Para nuestros socios esto es menores ventas. Al mismo tiempo, se habla mucho de proyectos eléctricos y del crecimiento de las ERNC, pero como no hay proyectos mineros que se estén materializando al mismo ritmo que los energéticos, entonces uno se pregunta: ¿no irá a sobrar energía en el futuro cercano?

Esta contradicción queda aún más manifiesta si se considera que antes de desarrollar un proyecto minero se debe tener listo su abastecimiento energético. Se habla mucho de interconexión con países vecinos y eso es porque les sobrará energía y necesitarán exportarla. Y se habla mucho de las cifras de inversión en minería, pero pocos se detienen a analizar si esos proyectos están prospectados.

¿Cuál es la política y la estrategia que guían al gremio en 2016?

Por el momento, nuestra política ha sido establecer fuertes lazos con Fundación Chile, Corfo, el Ministerio de Minería y el sector privado, lo que hemos logrado satisfactoriamente, porque los demás actores entienden que somos empresas serias, que trabajan con altos estándares.

Considerando que el crecimiento económico será más bien plano, enfocaremos nuestros esfuerzos en mantener los contactos con nuestros mandantes, empresas de ingeniería, colaborando con innovaciones, nuevos productos más eficientes que ayuden a bajar los costos de producción; creo que éste será el punto clave de nuestra misión en 2016.

Comentarios

Conectate con