Sergio Hernández, Aprimin: “Los proveedores son principalmente los generadores de la innovación”

El director ejecutivo ahonda en la importancia de fortalecer la cadena de valor productiva, con miras a que las mineras puedan avanzar en materia de sostenibilidad social y ambiental.

La defensa de la industria minera, en medio del contexto social que se vive en el país y sus proyecciones futuras, es uno de los objetivos que se ha planteado la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin) para este año.

Sergio Hernández, director ejecutivo de la entidad, resalta la contribución de las empresas proveedoras a que las mineras puedan cumplir sus objetivos en materia de sostenibilidad.

¿Cómo la industria minera puede lidiar con los vaivenes que presenta el precio del cobre, ligado a factores como el coronavirus?

Es sabido que los productores solo son tomadores del precio que fija el mercado. Este factor está internalizado en la industria. Por lo tanto, en mi opinión, son varias las consideraciones importantes para enfrentar mejor los ciclos bajos. Desde un punto de vista operativo: el control de los costos, la externalización de áreas de trabajo en proveedores, una mejor disposición de las faenas con las pruebas de pilotaje para las innovaciones que presentan los proveedores, por nombrar algunas.

Desde un punto de vista estratégico, la forma correcta es poner la mirada en el largo plazo, y confiar en que el mercado se presentará muy favorable para los commodities, especialmente el cobre, litio y cobalto, por la enorme demanda que generará la electromovilidad y la transformación energética, que estimo superará la oferta en unos años más.

¿Cuáles son los principales retos que está afrontando la minería en Chile?

Desde un punto de vista de los desafíos propiamente operacionales, en primer lugar está mejorar la productividad, para lo cual la innovación principalmente radicada en los proveedores, la aplicación de procesos limpios, el reciclaje y economía circular, el aumento de las pruebas de pilotaje de innovaciones, la digitalización, automatización de procesos y la capacitación para la reconversión laboral, son tareas esenciales a profundizar este año.

Por otra parte, los usos eficientes de energía; las plantas impulsoras de agua de mar, sea desalinizada o no; la protección ambiental y una forma empática de relacionarse con las comunidades cercanas a las faenas, son parte de los retos que la industria y sus proveedores enfrentarán éste y los próximos años.

Aporte de los proveedores

¿Cómo los proveedores pueden contribuir a una minería más sostenible?

Los proveedores son principalmente los generadores de la innovación, para hacer las operaciones más rentables y más amigables con el medio ambiente. En ese ámbito, los proveedores pueden cumplir con ayudar a la industria minera a lograr los objetivos económicos y ambientales de la sustentabilidad. Y, en lo social, son grandes empleadores de trabajadores y profesionales de las localidades en que se desarrollan las faenas mineras.

Por lo tanto, fortalecer la cadena de valor con más y mejores proveedores aportará en gran forma a que la minería cumpla los tres elementos de la sostenibilidad.

¿Qué rol debiera asumir la minería ante el momento social que se vive en Chile?

Lo más importante, en mi opinión, es que seamos capaces de hacer tomar conciencia, en este periodo que se nos avecina, del rol esencial de la minería. Uno de los desafíos más importantes consiste en lograr que el país nos comprenda mejor, entendiendo que su futuro está estrechamente ligado al éxito de la minería.

Para lograrlo, es indispensable diseñar y difundir una gran e histórica campaña comunicacional para hacer comprender a Chile los beneficios sociales, ambientales y económicos de la minería y su enorme cadena de valor. Estimo esto de extrema urgencia. Será la única forma de evitar riesgos de que el desconocimiento de los chilenos acerca del aporte de este rubro -sea gran minería privada y estatal, así como mediana y pequeña-,  nos lleve a modificar las garantías constitucionales y legales que existen hoy, y que han permitido a esta actividad transformarse en el sector más influyente en haber disminuido la pobreza desde el 39% al 8,3% en 30 años de democracia.

Además, actuar con transparencia y en empatía con las comunidades.

Electromovilidad y ERNC

¿De qué manera Chile puede aprovechar la mayor demanda de minerales por tecnologías, como las energías renovables y la electromovilidad?

Hay una sola forma. Ya señalé que el mercado en el mediano y largo plazo ofrece buen futuro para los minerales. Chile debe aprovechar estas expectativas y seguir confiando en un modelo de desarrollo minero exitoso como nunca antes en la historia, fortaleciendo la minería privada, que aporta capitales que el país no tiene, nuevas tecnologías, financiamiento y confianza de los mercados externos, entre otros beneficios. Apoyando, también, los proyectos estructurales de una Codelco estatal, que mejora en eficiencia y transparencia, y que aporta importantes beneficios al Estado. Y respaldando a la pequeña minería, por sus fuertes raíces en las comunidades mineras, uso de mano de obra local, aportando descentralización urbana y cobertura geopolítica, movilidad social y económica, entre otros factores de éxito

¿Cuáles serán los principales ejes de acción de Aprimin para este 2020?

En nuestros KPI de 2020 está, en primer lugar, la defensa de la industria y del modelo de desarrollo minero que Chile se ha dado; es el principal riesgo y el más importante eje de acción. Dar nuestra opinión en todas las instancias posibles: prensa, Congreso Nacional, Gobierno, comunidades, academia.

También están las acciones de acompañamiento y apoyo a la externalización de proveedores a Perú, México, Ecuador, Argentina y Colombia principalmente. Estimular la innovación y las pruebas de pilotaje en faenas mineras. Y continuar vinculando a nuestros proveedores con los nuevos proyectos del sector.

 

Comentarios

Conectate con