Rolando Cubillos, de Kinross Chile: Producción de La Coipa Fase 7 se prevé para mediados de 2022

El vicepresidente y gerente general de la minera en Chile sostiene que la emergencia sanitaria no ha tenido un impacto significativo en el desarrollo del proyecto.

En febrero pasado compañía minera Kinross anunció la reapertura de La Coipa avanzando con el proyecto Fase 7 en la Región de Atacama, iniciativa con una inversión de capital de aproximadamente US$225 millones.

Pese a las restricciones que ha significado en las semanas siguientes la pandemia de Covid-19 y las medidas implementadas para resguardar la salud de la población, Rolando Cubillos Basaure, vicepresidente y gerente general de la compañía en Chile, sostiene que la emergencia sanitaria no ha tenido un impacto significativo en sus actividades. “Sin embargo, nos pareció prudente extender en tres meses el calendario de los trabajos”, reconoce.

Se espera que el proyecto produzca un total aproximado de 690.000 onzas de oro, y que genere hasta 700 empleos en la etapa de desarrollo.

La Coipa entró en una etapa de cuidado y mantenimiento en el cuarto trimestre del año 2013. Desde entonces, Kinross ha continuado trabajando e involucrando a las comunidades locales en el futuro de esta faena.

Al momento de anunciarse la decisión del directorio de ir adelante con la Fase 7, Cubillos comentó: “Esta es una buena noticia para Kinross y para la Región de Atacama. Con más de 20 años de presencia en Chile, la reapertura de La Coipa refleja el compromiso de la firma con invertir y desarrollar minería responsable en la Región de Atacama”.

Fundada en 1993, Kinross Gold es una compañía senior de extracción de oro, con una cartera diversa de minas y proyectos en los Estados Unidos, Brasil, Chile, Ghana, Mauritania y Rusia. Con sede en Toronto, Canadá, emplea a aproximadamente 9.000 personas en todo el mundo.

Reactivación de La Coipa

¿Qué llevó a Kinross tomar la decisión de reactivar La Coipa?

La reapertura de La Coipa responde al propósito de mantener una presencia operacional a largo plazo en Atacama. Por esta razón, Kinross continuará estudiando otras potenciales oportunidades en los depósitos adyacentes de La Coipa, y al mismo tiempo avanzando en el estudio de pre-factibilidad de Lobo Marte.

¿Cómo se han visto impactados sus planes, por la emergencia sanitaria?

Tras el anunció de aprobación de inversión en la Coipa Fase 7 que hizo el Directorio de Kinross en febrero pasado, hemos podido iniciar con éxito los trabajos para la reapertura de La Coipa. Por ejemplo, hace unas de semanas cumplimos el importante hito de trasladar la flota de camiones desde Maricunga en la alta cordillera atacameña. Bajo el contexto de la actual crisis sanitaria por el Covid-19, la movilización de los equipos se realizó con el máximo cuidado y resguardo del bienestar y salud, tanto de quienes participaron de este proceso como de las comunidades del entorno, de acuerdo con los estándares exigidos por las autoridades de salud.

La emergencia sanitaria no ha tenido un impacto significativo en nuestras actividades, sin embargo nos pareció prudente extender en tres meses el calendario de los trabajos del proyecto.

¿Cuál es el nuevo cronograma que consideran?

La primera producción del proyecto Fase 7 de La Coipa, antes estimada para el primer trimestre de 2022, ahora se espera para mediados de ese año, prosiguiendo hasta 2024.

Si bien hay desafíos por cubrir, debemos considerarlos y transformamos en oportunidades para sacar lo mejor de nuestro personal y llevar el proyecto adelante con éxito.

¿Qué medidas han y pretenden implementar para garantizar la salud y seguridad del personal, a la luz del nuevo escenario?

Para Kinross la salud y seguridad de las personas es un valor fundamental, motivo por el cual hemos tomado una serie de medidas, en línea con las recomendaciones de las autoridades de gobierno, con el objeto de proteger la salud de todos nuestros empleados, sus familias y la comunidad.  Hemos incrementado las medidas de prevención, aumentando los controles de salud de quienes llegan a nuestra operación u oficinas, otorgamos mayor flexibilidad laboral, instauramos un mecanismo de trabajo remoto o teletrabajo, agregamos más buses y procedimientos de seguridad para traslado de nuestro personal en faena, generamos protocolos de distanciamiento social y laboral, y restringimos los vuelos nacionales de todos nuestros colaboradores. De esta manera, los trabajos presenciales se han reducido a aquellos procesos indispensables que lo requieren y todas las otras tareas se están realizando de manera remota.

Además, contamos con un Plan de Contingencia frente a un caso sospechoso de coronavirus, ya sea de un empleado o contratista en cualquiera de nuestros sitios. Todas estas acciones, entre muchas otras, apuntan a garantizar nuestro primer valor, salud y seguridad para nuestros empleados, sus familias y la comunidad.

 

[El reinicio de operaciones de Kinross La Coipa es estratégicamente muy valioso, ya que nace como el puente de conexión con nuestras proyecciones a largo plazo en el país.]

 

¿Cuál es la dotación prevista para la fase de construcción y posterior operación?

Se espera que en etapa de construcción nuestra dotación sea de cercana a 600 trabajadores, y durante el peak de nuestra producción ésta ascienda a 1.000 puestos de trabajos aproximadamente.

¿Cuándo esperan licitar y tener resueltos los principales contratos? ¿Ven un impacto o demoras por la paralización de actividades en todo el mundo?

Actualmente nos encontramos en plena ejecución de los procesos de licitación, principalmente de los contratos mineros, para continuar posteriormente con los contratos de campamento y los principales de nuestra planta de procesamiento.

Atractivo para la inversión

Más allá de esta pandemia mundial ¿Cómo ven el escenario en el país para la inversión minera?

Chile continúa siendo un país atractivo para la inversión minera. Y a su vez, la minería siempre ha jugado un rol muy importante en el desarrollo económico del país.

¿Qué tan atractivo y relevante es el proyecto Fase 7 para Kinross?

Kinross Gold posee un programa de generación de valor futuro para fortalecer su portafolio y perfil de producción. En ese sentido, el reinicio de operaciones de Kinross La Coipa es estratégicamente muy valioso, ya que nace como el puente de conexión con nuestras proyecciones a largo plazo en el país. Continuaremos estudiando otras potenciales oportunidades en los depósitos adyacentes de La Coipa, y al mismo tiempo desarrollando el estudio de pre-factibilidad del proyecto Lobo-Marte.

¿Cómo avanza el estudio de prefactibilidad de Lobo – Marte? ¿Qué potencial le ven?

El Estudio de prefactibilidad en Lobo-Marte se está llevando a cabo según lo planeado y está programado para completarse a mediados de año. Se basa en el concepto de comenzar la producción de Lobo-Marte después de la conclusión operacional en Fase 7 y otras oportunidades potenciales en los depósitos adyacentes de La Coipa.

Comentarios

Conectate con