x

Revista Minería Chilena Nº407

mayo de 2015

Patricio de Solminihac: “Hoy no están vigentes las condiciones que hicieron al litio estratégico”

El gerente general de SQM plantea que existe una serie de proyectos en varios países que aumentarán la producción mundial de litio, mientras que en Chile, por las limitaciones existentes, es más difícil lograr estos incrementos en el corto plazo.

Compartir

En medio del complejo escenario extra operacional que actualmente afronta SQM, Patricio de Solminihac –nombrado en marzo último gerente general de la minera no metálica, pero a cargo de la subgerencia correspondiente desde 2000– se ha enfocado en consolidar las acciones que la compañía desarrolla para aumentar su competitividad y para estar preparadas para afrontar de la mejor forma los vaivenes de los mercados en los cuales opera. Así lo relata en esta entrevista con MINERÍA CHILENA.

¿Cómo evalúa el desarrollo de la minería no metálica en Chile?
Chile tiene favorables condiciones para la explotación de los distintos productos de la minería no metálica.

Nuestro compromiso siempre ha sido realizar los niveles de inversión que nos permitan incorporar más y mejor tecnología en nuestros procesos; por ello creemos que la minería no metálica, si bien no alcanza los niveles de exportación de la metálica, tiene un gran potencial y espacio para seguir ampliando su presencia en el mundo.

[“Es un mercado relativamente pequeño (el del litio), no hay ni se vislumbran aplicaciones que pudiesen considerarse estratégicas, existen muchos productores en varios países, y recursos cuantiosos y distribuidos”, subraya el gerente general de SQM.]

¿Cuán factible ve concretar una asociación público-privada como la que propone la Comisión del Litio para la explotación de este producto?

Los contratos de arrendamiento que mantiene Corfo en el Salar de Atacama son un ejemplo de asociación público-privada que ha permitido el desarrollo de una explotación de potasio y litio. El emprendimiento, innovación y desarrollo comercial que hemos desplegado durante más de 20 años en conocimiento, y que se muestran en las operaciones en el Salar de Atacama, tiene su base en la existencia de esta asociación con el Estado.

¿Tiene sentido mantener el carácter no concesionable del litio?
En nuestra opinión las condiciones que hicieron en su momento establecer al litio como estratégico y darle un carácter no concesible no están vigentes hoy día. Es un mercado relativamente pequeño, no hay ni se vislumbran aplicaciones que pudiesen considerarse estratégicas, existen muchos productores en varios países, y recursos cuantiosos y distribuidos.

Desempeño y desafíos

¿Cuál es la evaluación respecto de los resultados obtenidos por SQM?
Nuestras utilidades 2014 alcanzaron los US$296 millones, una baja respecto del año anterior. Estos resultados se explican principalmente por una disminución de los precios en el mercado del yodo, los que cayeron más de un 20% en comparación con el ejercicio previo. Sin embargo, tenemos confianza en que los programas de aumento de productividad, reducción de costos y eficiencia operacional implementados, nos permitirán mantenernos muy competitivos.
En el ámbito de los fertilizantes 2014 fue positivo. Esto, basado principalmente en las 60 millones de toneladas que alcanzó la demanda mundial del cloruro de potasio y un mejoramiento de sus precios.

En el ámbito de la nutrición vegetal de especialidad los volúmenes de venta aumentaron más de un 3%, mientras que los precios se mantuvieron estables en comparación con 2013; esto permitió un aumento de los ingresos en esta línea de negocio, que proyectamos continúe durante 2015, previendo un alza de los volúmenes de ventas.

SQM busca consolidar su proyecto M1, que está implementando hace un año y medio, con miras a reducir costos y aumentar la productividad, comenta Patricio de Solminihac.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentan?
Un gran objetivo es la consolidación del proyecto M1, que estamos implementando hace un año y medio, buscando principalmente reducir costos y aumentar la productividad, a través de la transformación cultural e incorporando la metodología Lean en muchos de nuestros procesos y áreas. Ya hemos tenido resultados de aumento de productividad gracias a una forma de trabajo basada en equipos de personas empoderados de sus funciones, buscando soluciones eficientes y conjuntas a los desafíos operacionales. Durante 2015 y 2016 seguiremos avanzando en esta transformación operacional y cultural.

Otro gran desafío es rentabilizar el plan de inversiones que hemos implementado en los últimos años, para lograr mayores capacidades de producción.

¿Qué resultados han obtenido en materia de control de sus costos operacionales?
Sobre una base anualizada, hemos reducido los costos de producción en aproximadamente US$130 millones, incluyendo US$40 millones asociados al efecto del tipo de cambio. Esperamos lograr ahorros adicionales en torno a los US$50 millones.

Además de la reducción en los costos de producción del yodo, en 2014 redujimos los costos del nitrato y cloruro de potasio en 18% y 13%, respectivamente.

Mercado

¿Cómo se proyecta el mercado del litio para este 2015?
La capacidad de producción total mundial es de cerca de 200.000 toneladas anuales de carbonato de litio equivalente (LCE). Hoy se produce a un porcentaje de esta capacidad -de acuerdo a la demanda-, es decir 160.000 toneladas anuales de LCE. En Chile se generan aproximadamente 65.000 toneladas anuales de LCE.

Hay una serie de proyectos en distintas etapas de desarrollo en varios países (Argentina, Estados Unidos, Canadá, Australia, China, Bolivia, entre otros) que permitirán aumentar la producción mundial para satisfacer la demanda proyectada. En Chile, por las limitaciones existentes para explotar litio, son más difíciles estos aumentos de producción en el corto plazo.

Del total de la demanda mundial de litio de 160.000 ton de LCE, un 83% es consumida en forma de químicos de litio, mientras el restante 17% en forma de concentrados de minerales de litio directamente.

En los usos totales finales, las baterías representan un 36%, el vidrio 15% y las fritas 9%; el resto se usa en una variedad de diferentes aplicaciones industriales. Se espera un crecimiento en la demanda de 8-9% dependiendo de la penetración de los vehículos eléctricos.

¿Cómo se preparan para afrontar un eventual menor precio del potasio y del yodo?
La incorporación de nuevas tecnologías nos permite ser competitivos en todas nuestras líneas de negocio. Un ejemplo de esto es la nueva forma de hacer nitrato de potasio, en la que utilizamos sales de nitrato y sales de potasio de baja ley, que en el pasado no podíamos emplear como materias primas en el proceso. Esto es un gran aporte a nuestra productividad operacional, que se complementa con una buena estrategia comercial, que permite aumentar volúmenes de ventas para compensar en parte los efectos de las bajas en precio.

Comentarios

Conectate con