x

Revista Minería Chilena Nº455

mayo de 2019

Patricio Apablaza, de Sandvik: “Esperamos mantener un ritmo de crecimiento de 20 – 22%”

El ejecutivo destaca el avance que ha experimentado la compañía en Chile, muy enfocado en aftermarket y renovación de equipos. También subraya la exigencia por mayor tecnología.

Compartir

“Desde fines de 2017 e inicios de 2018 hemos visto un incremento en la demanda de equipos, principalmente para reemplazo de unidades, que se habían postergado por un tiempo. Esa demanda ha continuado”, afirma Patricio Apablaza, vicepresidente Área Ventas Andean & South Cone, al hacer un balance del nivel de dinamismo que se percibe en el sector.

Su balance es aún más positivo al referirse a la situación puntual de la compañía de origen sueco: “Nosotros finalizamos muy bien 2018, con un crecimiento de aproximadamente 30% acá en Chile”, un avance que -sostiene- se ha visto reflejado no sólo por una mayor demanda, sino también por el incremento en su participación de mercado, el cual se en foca en minería subterránea.

Cabe señalar que Chile representa el 50% del negocio de la multinacional en Sudamérica (excluyendo Brasil).

¿De ese avance de 30% cuánto corresponde a minería?

Es 100% prácticamente. En Chile, nuestras ventas son alrededor de 95% minería y el resto es construcción.

¿Esperan mantener ese ritmo?

Sí. Esperamos mantener un ritmo de crecimiento de aproximadamente 20 – 22%, ése es nuestro plan estratégico de negocios para Chile en el período 2018-2020, muy enfocado en aftermarket y la renovación de equipos por parte de nuestros clientes.

¿En particular cómo ven el sector de la minería subterránea?

No es secreto para nadie que el principal motor de la demanda de equipos –directa e indirectamente- es Codelco, con los dos proyectos estructurales que tiene: Chuquicamata Subterránea y Nuevo Nivel Mina en El Teniente. Eso detona la compra por parte de las divisiones y también de los contratistas, que son los que desarrollan las obras de construcción de las minas.

Apuesta por más tecnología

El ejecutivo explica que como gerencia regional, en Santiago, su responsabilidad es liderar el equipo de Sandvik para Sudamérica, “con lo cual tenemos una visión de los otros países. Algo importante a destacar es que la tendencia de los clientes en Chile es distinta a los del resto de la región”, advierte.

¿Por qué?

Por el uso de la tecnología. En los últimos años el interés de los clientes -sean empresas mineras o contratistas- por nuevas soluciones de digitalización, de manejo de datos, ha sido fuerte. Ése es un cambio cultural en las empresas.

¿A qué atribuye ese cambio?

Principalmente porque las leyes del mineral están bajando (en las faenas), la distancia de acarreo desde el frente de producción hasta las plantas de proceso se están alargando, porque las minas están cada vez más profundas. También las tasas de reemplazo de reservas de mineral están en declive y los tiempos de desarrollo de nuevas minas se han extendido, por todos los proceso que involucran…

Ése es uno de los principales desafíos que enfrenta la minería a nivel global; son factores que la llevan a estar bajo una fuerte presión para aumentar la productividad.

Luego, el potencial para lograr un avance real en productividad es a través de soluciones digitales y tecnológicas.

¿Eso lo han visto en la gran minería?

No solamente en grandes grupos o corporaciones, como Codelco, también en empresas mineras más pequeñas. Por ejemplo, tenemos el caso de Cemin (holding minero del empresario Juan Rassmuss), que adquirió el año pasado un paquete de equipos completamente automatizados para su operación subterránea Uva; va a ser una de las primeras minas completamente digitalizadas en Latinoamérica… con tecnología Sandvik. Este año se están entregando los equipos.

(En el caso de la gran minería) en marzo nos acaban de adjudicar los equipos de carguío para el nuevo proyecto de Chuquicamata Subterránea; son completamente automatizados.

¿Cuáles son las características de esta flota?

Son ocho cargadores LHD, modelo LH621, los más grandes que hay en el mercado, de 21 ton. Estos equipos van a operar en modo autónomo y semiautónomo en la mina.

También, el año pasado Codelco Chuquicamata nos adjudicó los equipos de  producción de perforación, que operan en modo automático. Tanto los de carguío como algunos de producción serán operados desde un centro de control que estará ubicado fuera de la mina. Esa tendencia va a seguir aumentando, porque es mucho más eficiente, más productiva, rentable y segura.

Además, estamos participando en diversas licitaciones donde se requiere automatización.

8 cargadores LHD, modelo LH621 de 21 ton, fueron adquiridos para Chuquicamata Subterránea.

¿Qué desafíos plantea esta tendencia desde dos ámbitos: desarrollar esta tecnología y preparar a quienes van a operar estos equipos?

Sandvik es una empresa muy antigua, se fundó en 1862, y nace con la innovación, desarrollando un método con el cual prácticamente revolucionaron la fabricación de aceros a escala industrial.

Actualmente tenemos 50 centros globales de I+D. El año pasado se invirtieron en este ámbito US$378 millones.

El principal activo de la compañía son las 5.000 patentes de productos que posee, actualmente activas.

¿Cómo nos estamos preparando? Tenemos un enfoque muy claro, que es estar cerca de nuestro cliente: por eso tenemos un plan de desarrollo en infraestructura. El año pasado establecimos un centro de servicios en Calama, que lo vamos a inaugurar la primera semana de junio.

Comentarios

Conectate con