Pablo Terrazas, Corfo: “Es clave apoyar y respaldar a la principal industria de Chile”

El vicepresidente ejecutivo de detalla las acciones con que se busca elevar la competitividad de la industria extractiva.

Elevar la competitividad de la minería, posibilitando además una actividad sostenible acorde a las exigencias de los mercados internacionales, son algunos de los objetivos que se ha planteado Corfo con respecto a la principal industria nacional.

El ex subsecretario de Minería Pablo Terrazas, actual vicepresidente ejecutivo de la entidad, detalla las diversas áreas de trabajo, destacando la importancia del futuro Instituto de Tecnologías Limpias.

¿Qué rol le cabe a Corfo en impulsar el desarrollo sostenible de la minería?

Para Corfo, es clave apoyar y respaldar a la principal industria de Chile. Somos un país minero, la contribución al PIB es muy relevante y por lo tanto, para mantener nuestra posición en los mercados internacionales es clave siempre estar innovando, mejorando procesos, y cumpliendo con los más altos estándares internacionales. Es por eso que Corfo siempre tiene que estar ligada a cómo seguir mejorando la productividad, sobre todo en las minas, que cada día son más viejas en Chile, por lo que se vuelve más compleja la extracción de los minerales.

Mitigar impactos

¿Qué desafíos afronta la industria minera?

Primero, la desalinización: cómo seguimos produciendo minería con el menor uso de agua posible, y ahí hay mucho para innovar. Hoy día se está aplicando la desalinización, mañana puede ser otra solución.

A ello se suma cómo producimos minería con el menor impacto en la generación de CO2, para evitar la aceleración del cambio climático. Si bien es cierto que la industria minera no es la principal generadora de estas emisiones, tenemos que contribuir.

Queremos tener una minería cada día más verde, de manera que pueda haber una trazabilidad de nuestros productos, y sea un insumo utilizable por cualquier sector productivo. Por ejemplo, a industria automotriz está cada vez más exigente en emplear componentes cuya trazabilidad sea sustentable, verde.

¿Qué se está haciendo con ese objetivo?

Estamos trabajando en la utilización del hidrógeno como un sistema que permita aplicarse en los camiones que operan dentro de las minas. Porque la principal fuente de emisiones en las faenas de Chile son los vehículos que operan en los rajos, que usan petróleo.

Otro aspecto tiene que ver con la energía que usa la industria minera. Sabemos que Chile va a ser un país cuya matriz va a ser descarbonizada, pero mientras tanto seguimos avanzando en estos otros proyectos, para ir acelerando el tranco, y poder tener lo antes posible una minería 100% verde.

También estamos contribuyendo en la aplicación de la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), respaldando muchas iniciativas que tienen que ver con la reutilización o el reciclaje de los neumáticos de la industria minera. Es un problema no sólo para el ecosistema, sino que también para la industria, la disposición de estos insumos.

Hay proyectos concretos, financiados por Corfo, apoyando a emprendedores. Pero también hemos sido más ambiciosos y hemos querido ir más allá: creamos el primer Centro de Economía Circular. Lo situamos en el distrito minero, en la Región de Tarapacá, porque sabemos que una de las principales industrias del país, como es la minería -y también el sector energético va a requerir que sus procesos sean lo más sustentables posibles.

I+D y valor agregado

¿Qué importancia posee la próxima adjudicación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias?

Este va a ser el centro más grande de Chile, va a tener un impacto no sólo en el país, sino que a nivel internacional, por la cantidad de recursos que posee. Ahí tenemos tres líneas bien definidas, una de ellas tiene que ver con la minería baja en emisiones, para tener un sector más sustentable.

También todo el desarrollo de la industria basado en la energía solar. Una bajada que queremos profundizar es transformar a Chile en una potencia en la producción de hidrógeno verde, dado que lograr este producto requiere mucha energía, siendo el norte de Chile el distrito con mayor radiación solar del mundo. Otro aspecto es cómo podemos darle mayor valor agregado a nuestro litio.

Próximamente se conocerán los resultados de la nueva convocatoria a productores especializados de productos de litio.

¿Qué lecciones tomaron del llamado anterior?

Muchas lecciones aprendidas. Estas son decisiones de mercado, no podemos obligar a una empresa extranjera a que se instale y elabore sus productos especializados de litio en Chile, porque es una decisión que toman las compañías y se van a instalar donde les parezca que es más eficiente, productivo y rentable para ellas.

Pero sí siempre podemos estar atentos a oportunidades que pueden aparecer. Lo más importante es mostrar una disposición como país a estar abiertos a recibir inversión extranjera que quiera instalarse en Chile, para darle valor agregado a nuestras materias primas.

Otra cosa que vimos que puede haber agregado dificultad y que podemos ir corrigiendo, es explorar otros tipos de productos especializados que se podrían realizar en Chile, y no sólo concentrarnos en la elaboración de baterías para la industria automotriz avanzada.

Se requieren otra clase de componentes o elementos que se están utilizando en el mundo, como las baterías de almacenamiento para energía, sobre todo en un país como Chile, donde queremos rápidamente dar el salto a tener una matriz 100% de energías renovables.

Comentarios

Conectate con