Orica: reforzando presencia en la región   

Germán Morales, presidente para América Latina, destaca la forma en que están afrontando la pandemia, y los planes para seguir creciendo tras la compra de la peruana Exsa.

Pese a los efectos del Covid-19 en el mercado minero, el fabricante australiano de explosivos Orica sigue trabajando para reforzar sus capacidades en la región.

MINERÍA CHILENA conversó con Germán Morales, presidente para América Latina, quien destaca la gestión de la firma ante esta crisis sanitaria.

¿Cómo la compañía se ha visto impactada por la pandemia?

Estamos viviendo momentos sin precedentes, en los que todos nos hemos visto obligados a operar, tanto personal como profesionalmente, de modo muy diferente al que estábamos acostumbrados.

Los medios tecnológicos nos han permitido que todas las operaciones de soporte se realicen de modo remoto, sin disrupción alguna.

Desde el comienzo de la pandemia hemos estado enfocados en asegurar la salud y seguridad de nuestros colaboradores, siempre en estrecha coordinación con nuestros clientes. Por otro lado, desde el primer día hemos trabajado para garantizar el suministro de nuestros clientes y, por último, hemos adoptado medidas para sobrellevar las consecuencias de las detenciones totales o parciales de algunas operaciones en la región, cumpliendo con los protocolos y regulaciones locales.

Afortunadamente, contamos con los recursos necesarios para navegar durante este periodo. Estamos convencidos de que esta crisis supone una oportunidad para consolidarnos como una compañía robusta, resiliente y líder en el rubro en que operamos.

¿Cómo han podido garantizar la cadena de suministro?

Orica dispone de la mayor red industrial en el rubro, con un número importante de plantas operando a nivel mundial y rutas logísticas activas, que nos permiten activar rápidamente suministros alternativos para evitar disrupciones.

Adicionalmente, la reciente adquisición de Exsa ha reforzado nuestra presencia en la región.

Desde el comienzo de la crisis se activaron los planes de emergencia y se conformaron los equipos necesarios que, entre otras cosas, aseguraron la movilización de inventarios para abastecer a nuestros clientes.

¿Cómo se han adaptado al hecho que diversas mineras han reducido sus operaciones e incluso paralizado proyectos?

La base del éxito en estas extraordinarias circunstancias es y siempre será una estrecha colaboración con los clientes, basada en el entendimiento mutuo de las necesidades y condicionantes que se deben atender.

Se han compartido y establecido las mejores prácticas de salud para minimizar las posibilidades de contagio por parte de todos los equipos de trabajo en mina. Entre estas medidas, se adecuaron los turnos considerando la cercanía con las faenas, se establecieron equipos de refuerzo o de contingencia, y se enviaron a sus hogares a los grupos de personas con mayor riesgo sanitario.

Adicionalmente, parte del apoyo técnico o comercial que se daba presencialmente a nuestros clientes ahora se hace de forma remota. Hace ya varios meses que teníamos implementados algunos pilotos con sistemas de realidad aumentada, los cuales se han extendido a un mayor número de operaciones, para seguir prestando el soporte técnico requerido.

Planes para la región

¿Cuál es la presencia de Orica en América Latina?

En términos relativos y excluyendo la reciente adquisición de Exsa, Latinoamérica representa el 15-16% de los volúmenes y un porcentaje similar de la facturación a nivel mundial.

¿Qué particularidades tiene el mercado latinoamericano?

Cuando hablamos de América Latina hablamos de cobre en Chile y Perú, de minería de hierro en Brasil y de carbón en Colombia. Chile y Perú lideran la producción de cobre a nivel mundial, a pesar de que ésta se realiza en condiciones complejas, dada la gran altitud de muchas de sus minas. Esta complejidad técnica, junto con las estrechas relaciones con las comunidades vecinas, lleva a que los clientes operen con los más altos estándares de seguridad, conciencia social y eficiencia.

¿Por qué decidieron comprar Exsa en Perú?

Se trata de una empresa que destaca por su gran experiencia y trayectoria de éxito en el mercado peruano, así como por la tecnología de punta que llevan impulsando muchos años. A ello, se suma un gran equipo profesional y humano, al que hemos tenido la oportunidad de conocer gracias a las relaciones comerciales que hemos mantenido por más de una década.

Nos parece que nos complementamos muy bien y que juntos vamos a tener la oportunidad de reforzar nuestras capacidades industriales y la cadena de suministro en América Latina, agregando valor a nuestros clientes.

A pesar del impacto actual por la pandemia, la región mantiene buenas perspectivas de crecimiento, por lo que la unión de dos empresas –que se han distinguido por buenas prácticas y su foco prioritario en los clientes, y por compartir valores relevantes como la seguridad-, va a permitir rescatar y potenciar los atributos de cada compañía, y así aportar al desarrollo del mercado en Latinoamérica.

¿Cuál es el siguiente paso?

A fines de abril se anunció la adquisición de la participación mayoritaria de Exsa por parte de Orica, lo que dio inicio al proceso de integración de ambas. En esta primera etapa, se velará por garantizar por la continuidad operativa y por cumplir, en plazo y forma, con todos los contratos que mantienen cada una con sus clientes. Las compañías seguirán trabajando en terreno como lo venían haciendo hasta ahora.

De forma paralela, en el ámbito interno estamos trabajando con ambos equipos para identificar las oportunidades que nos abre la unión, adoptando las mejores prácticas.

¿Qué lecciones está dejando esta pandemia al sector minero?

Probablemente la lección más importante es la increíble capacidad que tenemos los seres humanos, la sociedad y las empresas para adaptarnos a un cambio brusco en un periodo muy corto.

Hemos visto cómo la tecnología facilita nuevas formas de trabajo y cómo las curvas de aceptación de nuevas soluciones se pueden acortar notablemente cuando la necesidad apremia. Tenemos, por tanto, que aprovechar el empuje tecnológico al que nos ha obligado esta pandemia.

Comentarios

Conectate con