x

Ministra de Minería: “Confiamos en mantener el liderazgo en la producción de cobre”

Respecto del rezago de proyectos de inversión minera en Chile, la secretaria de Estado sostiene que hay más iniciativas sin problemas judiciales que con dificultades en este ámbito, pero que estas últimas son las que adquieren mayor connotación pública.

“Nuestro Gobierno ha hecho una fuerte apuesta por la minería y en particular por la minería pública”, afirma la ministra de Minería, Aurora Williams, añadiendo que con el repunte de producción que tendrá Codelco (gracias a los proyectos estructurales), “confiamos en mantener el liderazgo de Chile de producir casi un 32% del cobre a nivel global”. Consultada por la pérdida de competitividad del sector, en conversación con MINERÍA CHILENA, dice que si bien “hay proyectos en el mundo que compiten con el desarrollo de inversiones en Chile, hay variables transversales, como el precio, que golpean a todos”.

Pero aunque hay factores transversales, existen otros de orden interno, como los costos labores y energéticos, la judicialización… ¿En ese escenario, qué rol le cabe al Gobierno?
Hemos asumido cada uno de los desafíos de la minería. Hay una agenda energética con un claro concepto de eficiencia y un compromiso de reducir en un 20% el consumo de energía. Además, este tema se relaciona con la escasez de agua, que obliga a mirar hacia la impulsión de agua de mar, lo que requiere de energía.

Respecto de la judicialización, debo decir que hay más proyectos sin problemas que con problemas judiciales. Tenemos proyectos como Ministro Hales, Chuquicamata Subterránea, Antucoya, que se están desarrollando dentro de los plazos considerados. Sin embargo, aquellos que se judicializan o entran en un proceso de conflicto con la comunidad son los que toman mayor connotación pública.

¿Y dónde están los baches en esos casos?
Hoy tenemos una comunidad más empoderada, más demandante, que quiere conocer y ser parte de los proyectos. Ya no basta con que se informe sobre el proyecto. Hay que cambiar la mirada, recogiendo las preocupaciones de la comunidad.

El delegado presidencial para Recursos Hídricos planteó que están evaluando una política de desalación para el país. ¿Qué implicancias tendrá para el sector minero?
Se pueden producir sinergias importantes, porque la desalación de agua de mar no es solo un requerimiento de la gran minería, sino también de la mediana y de las comunidades. ¿Por qué no pensar en un proyecto que sea enriquecido por todas la partes y se inserte en un tema de ordenamiento territorial? Porque tampoco puede ser que en 15 años tengamos en una región diez desaladoras sin un orden territorial.

Exploración y propiedad minera

Una fase relevante en el desarrollo minero es la exploración. ¿Cómo se pretende incentivarla?
Es fundamental generar información geológica, porque es un insumo que potencia la exploración. Por eso la relevancia de que Sernageomin reciba información de las empresas. Antes no se establecían plazos, formas y no había sanciones si no se entregaba la información. Lo que nos interesa es que ésta se entregue, porque es la base para el desarrollo de futuros proyectos.
Por otro lado, acabamos de liberar 30 mapas geológicos, desde las regiones de Arica y Parinacota a la de Coquimbo, y esperamos este año liberar 30 más.

¿Es posible incorporar en esos mapas la variable comunidades, para tener información más completa al momento de invertir?
El Ministerio de Desarrollo Social tiene el catastro de comunidades y es importante que estos datos los podamos cruzar. Eso está hoy disponible. Para establecer un proyecto no sólo se requiere información geológica, sino que se superponen variables como la de las comunidades, pero no sólo las indígenas, sino la comunidad en general, también aquella que es parte de la cadena logística.

¿Cómo piensan mejorar el acceso a la propiedad minera?
El concepto es que cada vez que se entregue una pertenencia minera sea para que el recurso se explote. Pero parte importante de las pertenencias mineras no concluye en un proyecto. Hay que ver de qué manera podemos acelerar los procesos de otorgamiento de pertenencias mineras y que en los casos en que ya se otorgó exista un proyecto detrás.
También hay que reconocer el trabajo que empresas de mayor envergadura están haciendo en las regiones de Atacama y Coquimbo, donde han traspasado, para uso, pertenencias mineras que no son rentables para su explotación, pero que sí lo son para pequeños productores.

La Convención de la PDAC es la más importante en exploración minera en el mundo, pero la presencia de Chile ha sido menor…
El PDAC para el Ministerio de Minería es un desafío. Esperamos que el próximo año nuestra participación sea mejor. Tendremos que buscar espacios para instalarnos en una posición distinta y con una dimensión diferente. En eso estamos trabajando.

Modernización de Enami

¿Cómo ve los desafíos que enfrenta Enami?
En Enami hay tres líneas importantes de desafíos. Una tiene que ver con la inversión para cumplir con la norma de emisiones en la Fundición Hernán Videla Lira. Además, está la inversión para el traslado de la planta de Taltal y el establecimiento del poder de compra en Petorca.

Otra línea de acción importante es la modernización de Enami. Debemos estudiar cuál es la estructura de gobierno corporativo que más le acomoda a esta empresa del Estado, pero que tiene ciertas particularidades.

¿Cuándo presentarán la propuesta de gobierno corporativo?
Esperamos que sea presentada el segundo semestre de este año.
También dentro de la modernización está el estudio de la dotación de Enami y medidas de descentralización. Una tercera línea de desafío tiene que ver con la eficiencia de los procesos. Hemos logrado bajar dotación y tercerización. Esto no ha sido bajar por bajar, sino para sacar a esta empresa de la condición de pérdida.

¿De qué magnitud han sido estas reducciones?
Tenemos 3% de reducción de mano de obra y 7% en terceros.

Avances en cluster e I+D

Entre sus prioridades al llegar al Ministerio estaba el cluster minero. ¿Qué avances ha habido y qué es lo pendiente?
Hemos tenido avances en el marco institucional. A través de Corfo se incentiva la innovación y el desarrollo de proveedores mineros de clase mundial. También está el trabajo del Ministerio de Mineria y Fundación Chile para el desarrollo de habilidades de emprendimiento y asociatividad en los proveedores.

Una buena noticia es que acabamos de aprobar, por medio de un reglamento, un curso homologado de seguridad básica para que los proveedores no tengan que hacer tantos cursos como faenas existan.

Un cluster minero también necesita I+D. ¿En qué está la idea de reactivar el Cimm?
Hemos reconstruido el Directorio del Cimm para poder cerrar esta etapa que implica una auditoría sobre la venta del terreno y otros. Ésta aún no se ha iniciado y duraría por lo menos cinco meses.

¿Cuál es la intención del Gobierno, reactivar el Cimm u otra figura?
La intención del Gobierno es tener una institución que se ocupe de la investigación, desarrollo e innovación. Si se llama o no Cimm es otro tema. Nos interesa que el Estado de Chile tenga un centro de investigación minera.

Emergencia

“Más del 50% de la pequeña y mediana minería es de la Tercera Región”, dice la ministra Williams, para retratar el impacto que el aluvión del norte tuvo en este sector. Antes de la emergencia había 507 faenas operativas entre el sur de la Región de Antofagasta y la Región de Atacama y se estima que el 40% de la pequeña minería tuvo algún daño, dice.

Se establecieron líneas de ayuda inmediata para los pequeños mineros. “Hasta la fecha (mediados de abril) hemos entregado US$2,6 millones a través de anticipos y préstamos de emergencia”, señala la titular de Minería, adelantando que harán un llamado especial para postular a proyectos Pamma para la rehabilitación de estas faenas, aumentando el presupuesto original de $500 millones para la Región de Atacama hasta $1.200 millones.

Comentarios

Conectate con