Milka Casanegra: “Es clave sumar más personas a valorar la inclusión de la diversidad”

Para la presidenta de la Red de Ingenieras de Minas, “el cambio cultural debe venir de la mano con la infraestructura necesaria para que hombres y mujeres puedan desempeñarse cabalmente en las faenas mineras”.

La Red de Ingenieras de Minas (RIM) es una fundación sin fines de lucro creada en 2018 para albergar y apoyar, en forma transversal, a mujeres estudiantes y profesionales ingenieras de minas de distintas generaciones del país.

A poco más de un año de su creación, el balance de la presidenta, Milka Casanegra, “es completamente positivo. Nos constituimos como una fundación sin fines de lucro, donde trabajan activamente 16 mujeres, que agrupa a las ingenieras de minas asociadas a la industria minera de Chile, donde nos conectamos, apoyamos, visibilizamos e inspiramos entre las distintas generaciones, aprendiendo unas de otras y aprendiendo de grandes mujeres ingenieras de minas que tienen una trayectoria en nuestra industria. Hemos diseñado iniciativas para potenciar los talentos y capacidades de las mujeres de nuestra fundación, al igual que robustecer la generación de redes de contacto de las integrantes”.

La profesional destaca que a la fecha han logrado alianzas con instituciones educacionales, congresos, empresas colaboradoras y compañías mineras y que a la fecha “tenemos 400 integrantes en nuestras redes sociales y casi 100 socias que han pagado su membresía”.

¿En qué iniciativas han enfocado sus esfuerzos?

Nuestros objetivos son claros, aumentar la participación femenina en operaciones y en cargos ejecutivos, y las iniciativas que hemos desarrollado van en esta línea, especialmente desarrollando y potenciando las capacidades y talentos de nuestra integrantes, como la ejecución de tres conversatorios que fueron presentados por mujeres ingenieras de minas, taller de liderazgo y empoderamiento femenino, taller de construcción del curriculum y propuesta de valor para enfrentar las entrevistas de trabajo, generar instancias de networking, descuentos y cupos gratis para distintos seminarios y congresos, y descuentos para cursos de posgrado en universidades. Y por otra línea, el visibilizar grandes mujeres ingenieras de minas en nuestras redes sociales, desarrollar nuestro programa de mentoras y madrinas, el cual beneficiará directamente a nuestras socias.

¿Qué desafíos tienen para este año?

Uno de nuestros grandes desafíos es que todavía estamos aprendiendo a ejercer las funciones de una Fundación. Todas las integrantes son Ingenieras de Minas y es primera vez que estamos trabajando por una causa y propósito común, que nos impulsa a ayudarnos entre nosotras y a empoderar a las siguientes generaciones.

Otro desafío clave es sumar a más personas a valorar la inclusión de la diversidad como una palanca clave en los desempeños positivos de la industria, relevando a las personas por talento y competencias, y no por género o cumplimiento de requisitos.

Y por último, nosotras hablamos de diversidad e inclusión, y en este sentido muchos de nuestros eventos están abiertos a hombres y mujeres, al igual que tenemos asesores hombres que nos amplían la mirada, porque sabemos que creará valor en las iniciativas que desarrollemos.

El rol de la minería

¿Cómo perciben los esfuerzos que están dando las compañías mineras y otros actores del sector para potenciar la presencia femenina? ¿Lo consideran suficiente?

Hay grandes esfuerzos en términos de cambiar la cultura dentro de las organizaciones, fomentando el valor de la inclusión de la diversidad como motor para cumplir las metas de desempeño del negocio y relevando el valor del respeto de las personas. Este cambio cultural debe venir de la mano con la infraestructura necesaria para que hombres y mujeres puedan desempeñarse cabalmente en las faenas mineras (ejemplos: campamentos, casas de cambio, baños en la mina, planta y puntos de trabajo, salas ALMA, ropa para trabajar en faena, etc.).

Se han realizado estudios de brechas de sueldo y se han tomado acciones en cuanto a comenzar a reducir estas brechas por cargos similares. Una gran medida que nosotras celebramos es el nombramiento de 7 directoras mujeres en los directorios del Grupo Antofagasta Minerals. Con esta medida se posiciona a las mujeres en los distintos niveles jerárquicos de la organización. Varias empresas mineras han hecho grandes iniciativas, pero todavía la industria tiene una deuda con respecto a aumentar la presencia femenina.

¿Qué acciones propone RIM?

El número de mujeres relacionado a la industria minera es finito y las grandes empresas han aumentado la participación femenina a costa de la reducción femenina en otras empresas que no tienen metas de participación femenina. Para que se vea un aumento considerable de mujeres en la industria minera, se debe comenzar a concientizar a la sociedad sobre esta industria, comunicar sobre las nuevas tecnologías que se están utilizando, hacia dónde está caminando la minería en términos de sustentabilidad, lo que aporta en el desarrollo de Chile, donde no se identifique a la industria minera como un rubro de chuzo y picota. Con esto podemos atraer a mujeres de otras industrias y a mujeres dueñas de casa que quieran optar a desarrollarse y ser un aporte al desarrollo del país.

Debemos eliminar los sesgos de género en profesiones masculinizadas desde edad escolar (básica), fomentando la enseñanza pareja y sin brechas entre niños y niñas. Se debe fomentar que las mujeres quieran estudiar carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática), para aumentar la presencia femenina en las industrias masculinizadas. Además, se debe incentivar corresponsabilidad parental, que se pueda equiparar el posnatal de hombres y mujeres, el cuidado de los hijos y el trabajo en el hogar sea compartido.

Hacia el futuro

¿Perciben un cambio en el interés de las jóvenes por conocer más sobre las oportunidades en esta industria?

Sí ha habido un aumento en el interés de las jóvenes en estudiar ingeniería en minas. El porcentaje de presencia femenina de esta carrera en varias universidades es de un 25%, un aumento con respecto a lo que había hace unos años.

¿Qué hace falta para que la minería sea más amigable y atractiva para atraer y potenciar el talento femenino?

Hay que comunicar lo que de verdad hace la minería. Chile es un país minero y gran parte de su riqueza viene de esta industria. Ha habido grandes avances en el rubro para tener infraestructura, cultura, desarrollo en pos de aumentar la presencia femenina, se está trabajando en prácticas laborales para que tanto hombres como mujeres puedan conciliar sus intereses personales, familiares y laborales, además en tener organizaciones libres de acoso sexual. Estos temas se están recién tomando y debemos seguir profundizando para que los cambios lleguen a todos los niveles de las organizaciones.

¿Hay un mayor interés y presión por parte de las profesionales por asumir puestos de liderazgo y de mayor jerarquía?

Las mujeres también quieren desarrollar sus carreras y quieren crecer dentro de sus organizaciones, pero todavía existen trabas que dificultan que ellas puedan ascender. Cada vez conozco a más mujeres que están en cargos ejecutivos, agregando valor al negocio.

Comentarios

Conectate con