Revista Minería Chilena Nº468

agosto de 2020

Marcelo Awad, director Pares & Alvarez: “Esta pandemia traerá nuevas prácticas”     

Con amplia trayectoria en el sector minero, el ejecutivo entrega sus perspectivas sobre los efectos del actual escenario en la industria.

Compartir

La actual crisis sanitaria obligará a repensar algunos aspectos de la industria minera.

Para analizar este escenario conversamos con Marcelo Awad, quien posee una reconocida trayectoria en el rubro, desempeñándose anteriormente como presidente ejecutivo de Antofagasta Minerals y director en la Bolsa de Metales de Londres (LME), entre otros cargos, a los que se suma actualmente ser miembro del directorio de la firma Pares & Alvarez.

Awad percibe que el sector minero del país está bien posicionado para enfrentar la crisis y estima que la actividad empezará a repuntar a fines de año. Asimismo, prevé una mejoría en los mercados de commodities a partir de 2021.

“He podido observar, de mis conversaciones con empresas que conforman la gran y mediana minería en Chile, que el factor común es que ha habido una actitud de solidaridad, trabajo y comprensión”, subraya.

Resultados positivos

¿Qué expectativas tiene para el sector?

Dada la situación que está viviendo el país producto de la pandemia, el sector minero tomó medidas cuyos resultados han sido positivos, desde el punto de vista del cumplimiento de los programas de producción, con algunas excepciones. A comienzos de marzo, la producción mostraba un muy buen comportamiento, sin embargo, la segunda mitad de ese mes no fue positiva, por las medidas sanitarias que se implementaron en las faenas; el resultado final del mes cumplió con lo esperado. Abril estuvo 100% bajo la pandemia y (a las operaciones) les fue bastante bien; la gran mayoría cumplió con sus programas, incluso algunas los superaron. Esto muestra la excelencia del compromiso del sector, a todo nivel.

Han tenido un comportamiento muy bueno al mantener las minas operando con un alto nivel de productividad. Esto se logra porque todos los trabajadores tienen muy claro que para la economía de Chile, la minería es esencial.

¿Cómo ve el escenario futuro?

Veo bien a Chile de aquí a fin de año, una vez que superemos lo más grave de la pandemia. Creo que nos quedan unos dos meses de trabajo como lo estamos experimentando ahora. Esta pandemia va a traer nuevas prácticas muy positivas, y esas lecciones se están rescatando robustamente dentro de las compañías mineras, para ver lo que realmente conviene mantener de este aprendizaje y qué cosas de las prácticas antiguas deben seguir, para quedarse con lo mejor de ambas.

¿Y a nivel global?

Los metales más importantes para Chile: cobre, molibdeno, litio y oro, los veo recuperándose durante 2021. Esta situación que hemos vivido ha hecho que caigan los precios de estos commodities, pero ninguno de los cuatro cayó tanto como otros, porque son metales muy demandados a nivel mundial. Así que apenas las economías comiencen a recuperarse el próximo año, tendremos mejores precios.

¿Cuáles son los principales riesgos y oportunidades que aprecia?

Los riesgos que significa vivir con un virus que obliga a tomar muchas medidas de autocuidado. No es fácil para los seres humanos vivir con el distanciamiento social.

La fortaleza es la mejora en la productividad. Esto de operar a distancia, por ejemplo, en donde no hay tiempos muertos en desplazamientos, como el ir a reuniones o de la casa a la oficina; ahora todo ese tiempo se usa para trabajar o para hacer reuniones a través de internet. Esto nos ha probado que es posible el teletrabajo, que no es necesario ir todos los días a la oficina.

Esta crisis nos va a dejar lecciones positivas como sociedad.

Perspectivas de la empresa

¿Cómo ve las condiciones para el rubro de la ingeniería?

En este momento muchas de las empresas grandes del país han disminuido al mínimo la contratación de nueva ingeniería, en espera de que el coronavirus esté bajo control y de ver cómo va a salir el país adelante desde el punto de vista económico.

Así que creo que vamos a seguir en un período difícil hasta el tercer trimestre de este año, cuando se verán señales más concretas de cómo se nos viene el 2021.

¿Cómo han enfrentado en Pares & Álvarez esta emergencia?

A nivel de directorio tomamos la decisión de actuar de inmediato cuando todo esto comenzó, a mediados de marzo. Nuestro propósito fue mantener a la gran mayoría de nuestros profesionales dentro de la compañía y no tener que perderlos. Fue muy positivo que hayamos actuado rápido; nos ha permitido reservar caja y ‘tener gas’ para seis o siete meses con ingresos bajos.

También tomamos medidas para cuidar la salud de nuestros profesionales, buscando minimizar las posibilidades de contagio de ellos y sus familias.

Además, esperamos aprovechar las ventajas de ser nacionales: estamos cerca de nuestros clientes, y rápidamente podemos ir a las plantas y faenas de nuestros clientes.

Perspectivas para Chile

Más allá de la coyuntura sanitaria, Marcelo Awad sostiene que “se ha ido complicando hacer nuevos proyectos mineros en Chile, porque nos hemos excedido en las exigencias desde el punto de vista de la evaluación ambiental. Todas las empresas hacen mucho más de lo que pide la ley para hacer los estudios de impacto ambiental y, a pesar de eso, pueden pasar hasta tres años en que se está lidiando con la autoridad, para poder lograr la aprobación de un proyecto”.

Awad advierte que los inversionistas locales y extranjeros tienen alternativas que pueden resultar más atractivas en otros países mineros, como Perú y Argentina, que han crecido en la inversión en cobre y litio respectivamente, principalmente porque en los últimos cinco años en Chile se han agregado incertidumbres políticas, sociales y jurídicas. La precaria situación económica que estará el país una vez terminada la crisis sanitaria, con una Mirada País de todos los sectores, se puede rápidamente recuperar la inversión local y extranjera teniendo presente las razones mencionadas que alejaron materialización de importantes proyectos.

Comentarios

Conectate con