x

Leopoldo Bailac, presidente de la AII: “Hay que ver este escenario como una oportunidad”

El presidente de la Asociación de Industriales de Iquique postula que los proveedores enfoquen sus esfuerzos en entregar soluciones a las necesidades de las compañías, “incluso pensando en cómo reducir sus costos”.

Bajo el lema “Liderando el cluster minero de Tarapacá”, la Asociación de Industriales de Iquique (AII) comienza a trazar los objetivos que marcarán este 2014. Apoyar el crecimiento de los proveedores de la región, fortalecer la especialización del capital humano y la internacionalización de las empresas regionales en mercados extranjeros, son algunas de las metas trazadas por la entidad.

Bajo este contexto, su presidente, Leopoldo Bailac, analiza los proyectos en la región y plantea su visión sobre el presente y futuro de la industria minera en el país.

“Hay miradas tanto positivas como negativas para 2014. Algunos dicen que la economía repuntará el segundo semestre, mientras otros son menos optimistas. Para cualquiera de las dos visiones debemos estar preparados como industria. Los costos operacionales de la minería han sido uno de los puntos críticos y es importante enfocar los esfuerzos de los proveedores en entregar soluciones, buscar qué es lo que verdaderamente necesita la empresa, incluso pensando en cómo reducir sus costos”, afirma el presidente de la AII.

Entre los desafíos que enfrenta el sector, menciona la formación de capital humano especializado y el desarrollo de mejores proveedores mineros, ámbitos en los cuales la asociación está trabajando muy fuerte  dice: “En la formación de personas, a través del programa Desafío Industriales, en el que capacitamos e insertamos laboralmente a jóvenes en empresas locales; y en el desarrollo de proveedores, mediante el programa Más Proveedores Tarapacá, con el que buscamos el mejoramiento de las empresas y una mayor vinculación con las compañías mandantes”.

Sobre este programa, enfatiza que la idea es que en un mediano plazo las empresas proveedoras puedan entregar soluciones innovadoras, para lo cual la AII es coejecutora de proyectos de formación en gestión de la innovación junto a las universidades Santo Tomás e Inacap, contexto en el que preparan para la internacionalización y convocan a misiones comerciales a Perú y Colombia, junto con ProChile.

¿Cuál es su visión respecto de la forma de manejar el alza de costos y mejorar la productividad?

El tema tiene diversas aristas; la ley del mineral, las alzas de sueldos y bonos, el royalty y el aumento de los costos de energía y procesos. Es bien difícil la situación, porque los proveedores locales crecieron muy rápidamente debido al auge de la industria, se endeudaron y contrataron más personal. El escenario es complejo; para nadie es desconocido que los márgenes por proyecto han ido a la baja. Creo que hay que poner el hombro. Una buena alternativa es ver este escenario como una oportunidad para hacer más eficientes nuestras empresas y enfocarnos en hallar soluciones que puedan reducir los costos de las faenas. Si hay algo que puede ser llamativo para las mineras es precisamente eso.

¿Casos a destacar?

Los programas de desarrollo de proveedores que ha impulsado el Ministerio de Minería en el país son una buena iniciativa que permite apoyar una gestión más eficiente y sembrar el germen de una gestión innovadora en las empresas locales. Nuestro programa Más Proveedores Tarapacá, patrocinado por el Ministerio, ha permitido incluso que las mandantes le coticen directo a proveedores que antes contrataban por terceros, reduciendo por supuesto sus costos.

¿Ha habido una coordinación compañías mineras-proveedores para afrontar el actual escenario?

Precisamente estamos articulando esto como gremio, a través de nuestros programas e iniciativas. Nos interesa que a las empresas les vaya bien y para eso las estamos apoyando en que sean mejores, más eficientes, así como que cuenten con personal capacitado.

¿Qué rol cumple la innovación en este proceso?

Siempre hay espacio para seguir innovando. Buscar soluciones innovadoras que reduzcan los costos operacionales de las mineras es una buena estrategia. Muchas veces nos quedamos pegados en lo que ofrecemos y no vemos los problemas que existen en faena, mucho menos cómo solucionarlos. Es muy importante hacer más eficiente la administración de nuestra empresa, pero además debemos esforzarnos por darnos tiempo para pensar en soluciones a problemas. Esto incluso puede ser un mejor negocio de lo que estamos ofreciendo actualmente.

¿Cómo ve a la minería en la relación con su entorno?

Hay que insistir con el nuevo paradigma. No podemos pensar en un proyecto con un modelo de negocio que no considere a la comunidad ni el medio ambiente. Muchas veces nos preocupamos demasiado por cuánto vamos a ganar y perdemos de vista dónde estamos desarrollando nuestro negocio, no vemos el impacto negativo o bien positivo y no lo estamos canalizando con una mirada estratégica.

¿Qué se puede aprender de lo ocurrido con Pascua-Lama?

Nos recuerda lo que debemos tener muy presente en todo proyecto: la relación con el entorno. La gran lección se traduce en nunca perder de vista a la comunidad, trabajar con ella en cada paso, socializar y compartir el proyecto. El “valor compartido”, como bien dice Porter, va más allá de la responsabilidad social empresarial, ser sostenibles es sinónimo de ser competitivos. Las empresas y organizaciones tenemos que afinar nuestras estrategias, no solamente para generar riqueza a la empresa, sino también a la sociedad. No hacer esto finalmente atrasa, encarece e incluso puede paralizar todo.

Agenda 2014

¿Qué actividades marcarán la pauta de la asociación en 2014?

Seguimos con la tercera versión del Más Proveedores Tarapacá; también realizaremos un nuevo año con el Desafío Industriales; a la vez estamos comenzando el décimo tercer año de nuestra renovada revista institucional empres@ctiva, y estamos en plena convocatoria de las misiones comerciales a Perú, Colombia y China. También estamos desarrollando dos acuerdos de producción limpia, uno del sector metalmecánico y otro del logístico.

Este año es particularmente importante, no solo porque hemos logrado consolidar una agenda de actividades, sino también porque viene a coronar nuestra planificación la quinta versión de la Expominera del Pacífico que realizaremos en octubre, en el Parque Empresarial de Zofri en Alto Hospicio, lugar que no solo nos aporta un contexto mucho más industrial, sino además nos ha permitido crecer en el montaje ferial tres veces respecto de 2012. Este mega evento es una gran oportunidad para mostrarse, en especial en las ruedas de negocio que coordinaremos y con los recorridos de las comisiones de usuarios de las compañías mineras que visitarán la feria.

¿Cuáles son sus perspectivas para el mercado del cobre en 2014? Estamos expectantes, hay visiones optimistas y otras no tanto. Nosotros, sea cual sea el caso, creemos muy importante seguir trabajando en los desafíos de la industria. Para cualquiera de los dos escenarios resulta muy relevante que los proveedores sean aún mejores, innovadores y más eficientes.

Comentarios

Conectate con