x

Juan Rayo: “Visualizo un repunte serio en 2016-2017”

El fundador y gerente técnico de JRI Ingeniería analiza el escenario minero, sus retos, oportunidades y perspectivas.

“El escenario minero actual es complejo”, señala Juan Rayo, fundador y gerente técnico de JRI, empresa chilena consultora de ingeniería multidisciplinaria para proyectos mineros e industriales.

“Algunas empresas mineras paralizaron inversiones, otras siguen adelante con lo iniciado, otras han virado hacia proyectos de optimización (brownfield) y otras todavía están a la espera de los cambios de autoridades internas. Lo más complejo, y quizás absurdo, es que la gran mayoría de las empresas mineras no considera invertir en ingeniería, incluso de tipo preinversional en época de baja, y por ello están perdiendo las oportunidades de tener buenos diseños y a precios razonables”, destaca el profesional en conversación con MINERÍA CHILENA.

¿Qué retos enfrenta el sector minero?

El macro-ciclo de precios altos de los metales parece estar llegando a su fin, pero al menos en forma paulatina, lo que permite a la industria minera adecuar los procesos y controlar los costos para mantenerse rentable y seguir desarrollándose.

Me preocupa más la exageración de grupos ambientalistas, que levantaron carteles de rechazo extremo a la minería sin tener la conciencia de que si Chile no hubiese tenido minas seríamos un país pobre. Lamentablemente, muchos políticos que buscan notoriedad –de todos los sectores– también ponen restricciones absurdas, muchas veces sin entender lo que están pidiendo.

El desafío de la minería es mantener su nivel de crecimiento, persistiendo en los múltiples proyectos que están suspendidos o abandonados, exigiendo reglas claras a la autoridad y cumpliendo a rajatabla los compromisos que asuma.

Riesgos y oportunidades

 

¿Cómo impacta la reforma tributaria en la minería y sus proveedores?

Todo cambio a las normas establecidas, como es el caso de la reforma tributaria, causa preocupación, rechazo e inseguridad, tanto en la industria minera como en sus proveedores diversos. Pero siempre que las nuevas normas entran en vigencia, los diversos componentes descubren que se puede seguir operando bien, desarrollarse y tener utilidades, a pesar del cambio. Ojalá la situación de incertidumbre termine luego y se promulguen tempranamente los cambios que la mayoría de la sociedad chilena requiere y por lo que votó.

¿Cuáles son sus perspectivas respecto de la Agenda de Energía y sus efectos en el desarrollo minero?

La iniciativa parece razonable y podría ser bien implementada, permitiendo aumentar la oferta energética, aumentando la seguridad del servicio y disminuyendo los costos de la energía, tanto industriales como domiciliarios. Ojalá que la autoridad se mantenga firme en el respeto de la institucionalidad vigente o mejorada, evitando que grupos de presión, que son minoritarios pero de relevante convocatoria o despliegue, anulen las buenas iniciativas de desarrollo energético.

¿Qué oportunidades han surgido en medio de esta desaceleración del sector?

La principal oportunidad es seguir haciendo estudios y proyectos de tipo marginal para mejorar las operaciones, ajustando costos y sobrellevando la mala época. También es una oportunidad constatar que difícilmente seguirán entrando al mercado nuevas empresas consultoras extranjeras, a pesar de la inexistencia de barreras de entrada que nuestra legislación permite. El mercado de la ingeniería se saturó y es difícil que entren nuevos actores en el corto y mediano plazo.

¿Qué ha hecho su empresa ante este escenario para mantenerse como socia estratégica de la minería?

JRI tiene una fuerte cultura hacia la creación de valor para nuestros clientes. Es por ello que fuimos la tercera empresa proveedora de mención espontánea “de mejor servicio a la minería” (estudio de Phibrand). En especial, deseamos destacar nuestra labor de ajustes, mejoras y optimizaciones de megaproyectos desarrollados por otros, a través de los cuales se ha logrado mejorar la producción, la eficiencia metalúrgica, la continuidad o la reducción de riesgos de dichos proyectos.

¿Cuáles son los principales proyectos en los que su compañía ha estado trabajando?

JRI tiene la ventaja de trabajar en consultorías de pocos cientos de horas hasta proyectos de ingeniería de detalles de decenas de miles de horas. Hemos estado apoyando múltiples desarrollos estratégicos e ingeniería básica y de detalles para varias grandes mineras. Nos hemos especializado en la ingeniería básica y de detalles de minería subterránea, espesamiento de pulpas y expansiones de flotación.

Futuro

¿Cuáles son sus expectativas para 2014?

JRI ha establecido como plan de negocios vender alrededor de 500.000 horas de ingeniería durante 2014, pero con similares tarifas a las de 2013, lo que implica márgenes reducidos. No vemos posible crecer en este periodo.

¿Será 2015 el año del repunte de la minería?

El ciclo de baja actividad será más largo que lo que uno desearía, y solo visualizo un repunte serio en 2016-2017.

¿Qué mensaje enviaría en este “Mes de la Minería”?

El mensaje sería emular una campaña publicitaria de hace algunas décadas: “Si es chileno, es bueno”. JRI es una empresa de tipo familiar, que nunca se venderá a capitales extranjeros, que tiene un núcleo de profesionales muy activo, comprometido y afiatado (alrededor de 200 ingenieros, de los cuales el 40% tiene más de diez años de permanencia en la empresa), que ha acumulado todo el know-how de la industria minera chilena y que se compromete con los proyectos y los intereses del dueño.

Comentarios

Conectate con