Joy Global promueve alianzas estratégicas con clientes

Manuel Achondo, gerente general de Joy Global Chile, estima que este acercamiento permitirá a mandantes y proveedores enfrentar mejor el escenario minero nacional.

La minería en Chile, particularmente la del cobre, pasa por un momento de transformaciones importantes para hacer frente a sus grandes desafíos y mantener o recuperar el liderazgo en competitividad que alcanzó años atrás. Así lo estima Manuel Achondo, gerente general de Joy Global Chile, quien analiza para MINERÍA CHILENA el escenario minero y explica cómo lo afronta su compañía.

El ejecutivo recuerda que los gastos de capital que hoy se requieren, ya sea para iniciar proyectos nuevos, expandir operaciones existentes y, en algunos casos, para la mantención de los niveles de producción actuales, han tenido un incremento muy significativo en los últimos cinco años.

“Lo mismo ha ocurrido con los costos de producción. Estudios del Consejo Minero hablan de aumentos de los costos en minería e infraestructura del orden de un 40% en los últimos cinco años, junto a una disminución de las leyes de los minerales en el mismo periodo del orden de un 14% en promedio”, afirma Achondo.

Recuerda que a lo anterior se suman las menores leyes del mineral, el alto costo de la energía, la disponibilidad de agua, las mayores exigencias para el desarrollo de una minería sustentable y la escasez de mano de obra calificada. “Todo esto se traduce en pérdida de productividad y presión sobre los costos de producción”, advierte.

¿Cómo enfrenta la industria minera estos cambios? “A través de profundas transformaciones enfocadas en alcanzar mejoras en eficiencia y productividad”, indica el gerente general.

Oportunidades

¿Se torna difícil el escenario para los proveedores? “Nos plantea el desafío de desarrollar propuestas de valor que contribuyan a las mejoras en productividad y eficiencia de la industria minera, en las que la innovación tecnológica juega un rol muy importante”, dice el ejecutivo de Joy Global.

“Nuestros equipos deben ser más productivos y ser capaces de operar a mayores niveles de confiabilidad. Nuestro servicio, a su vez, debe entregar soluciones que aporten en la simplificación de los procesos productivos de nuestros clientes. En este escenario nosotros vemos grandes oportunidades para la profundización de alianzas estratégicas con nuestros clientes, que permitan la eliminación de costos evitables en los procesos de entrega del servicio y faciliten el desarrollo de soluciones a la medida de sus necesidades”, resalta Achondo.

¿Qué papel puede jugar la industria proveedora en relación con estos desafíos? Un rol clave para su superación, afirma el ejecutivo. “A través de la innovación tecnológica en nuestros productos y servicios, nos cabe desarrollar soluciones que contribuyan a los objetivos de productividad y eficiencia de nuestros clientes. El desarrollo de alianzas de largo plazo entre cliente y proveedor es, sin duda, un camino que facilita ese proceso, para lo cual nosotros focalizaremos nuestros mejores esfuerzos”, destaca.

Según el gerente general, deben desarrollar una relación de cercanía que permita un entendimiento profundo de las necesidades de los clientes y colocar el foco en el desarrollo de soluciones que ellos requieren para ser más eficientes y productivos.

Aporte

Joy Global tiene un foco singular en la minería, asegura el ejecutivo. “Las inversiones que realizamos en el desarrollo de nuevos productos y en la infraestructura para la entrega de un mejor nivel de servicio tienen como objetivo contribuir a mejorar productividad y costos de nuestros clientes”, enfatiza.

Como ejemplo, resalta el lanzamiento de la pala eléctrica “de mayor capacidad de carguío existente en el mercado, con la incorporación de tecnología de punta que la posiciona como el equipo de carguío de mayor productividad alcanzable en una operación minera de superficie a gran escala”, asegura.

También la compañía ha desarrollado una red de instalaciones de servicio a nivel global. “Son de clase mundial, lo que nos permite ofrecer soluciones que denominamos de ‘Servicio Inteligente’, que incluye el monitoreo remoto de la operación de nuestros equipos desde cualquier punto del planeta, con cobertura 24/7. De esta manera estamos en condiciones de contribuir a la mejora en confiabilidad de nuestros equipos”, precisa.

Expectativas

Según Achondo, “2014 será un año de importantes desafíos para Joy Global en términos de ventas de equipos, marcadas por una fuerte contracción de la demanda”.

Al mismo tiempo, su compañía visualiza oportunidades de expansión de sus servicios. “Esto, dado el crecimiento que hemos tenido en los últimos años en la base instalada de equipos operando y en la valoración de nuestra oferta, que nuestros clientes nos han demostrado. Hemos logrado mejoras importantes en la competitividad de nuestra propuesta, lo que nos ha venido abriendo oportunidades para continuar creciendo, tendencia que esperamos mantener en 2014. En estas mejoras han influido las inversiones que hemos hecho en el desarrollo de infraestructura y en el desarrollo de personas”, destaca.

Asimismo, señala que Joy Global a escala global se encuentra trabajando fuertemente en el diseño de nuevos productos para minería subterránea en roca dura. “Nosotros somos parte directa de dicho proyecto, y a nivel local continuaremos trabajando en la mejora de la calidad de nuestro servicio”, destaca.

En relación con proyectos en carpeta, menciona la gestión logística de repuestos, con inversión en sus bodegas y mejoramiento en la gestión operacional de sus talleres en Antofagasta. “Además, lideramos un proyecto global de excelencia operacional en la gestión del mantenimiento, servicio que ofrecemos a través de nuestros contratos Marc”, precisa Achondo.

El ejecutivo puntualiza que “el énfasis en el desarrollo estará en la mejora de la confiabilidad de los equipos que nosotros mantenemos para nuestros clientes”.

Comentarios

Conectate con