José Tomás Letelier, de Kinross Chile: “Esperamos que 2014 sea un año mejor”

Según el vicepresidente de Asuntos Externos de la compañía, para 2014 las prioridades son bajar los costos en Maricunga y continuar explorando el futuro potencial en La Coipa, faena cuyas operaciones fueron suspendidas en octubre último.

“Es difícil realizar un pronóstico de cómo se comportará el precio del oro”, advierte de entrada el vicepresidente de Asuntos Externos de Kinross Chile, José Tomás Letelier, frente al volátil escenario que se avizora para este metal durante 2014.

De acuerdo con el ejecutivo de la compañía -con base en Toronto y uno de los principales actores en la minería de los metales preciosos-, existen miradas extremas y opuestas por parte de analistas, lo que a su juicio hace difícil proyectar cómo se moverá la cotización de este commodity.

“Como compañía no podemos, por cierto, controlar el precio del oro. Tampoco podemos controlar el precio de muchos de nuestros insumos que influyen en nuestros costos, como el de los reactivos que usamos para procesar el oro, o el de la energía. El mensaje a nuestros inversionistas es que nuestra tarea es focalizarnos en lo que podemos controlar. Nos hemos focalizado con mucha determinación en esos elementos y en el cumplimiento de los compromisos en producción, costos operacionales y gastos de capital”, afirma.

Letelier sostiene que, a nivel global, Kinross registró un año muy sólido en 2013 en términos operacionales, “no obstante que un precio más bajo del oro tuvo un impacto negativo en los ingresos y las utilidades. La compañía ha implementado iniciativas concertadas para reducir significativamente sus gastos generales en respuesta a precios más bajos del oro”, comenta.

En esta línea, el ejecutivo asegura que “en Chile hubo desafíos específicos, pero hemos tenido una larga historia de éxitos en este país y esperamos que 2014 sea un año mejor para nosotros”.

El vicepresidente de Asuntos Externos argumenta que en el caso de nuestro país la situación se complejiza más como consecuencia del incremento en el costo de la energía, lo cual, indica, “nos puso en una situación más complicada que otras compañías y con efectos más pronunciados”.

Operaciones en Chile

En cuanto a las operaciones de Kinross en Chile, Letelier repasa la decisión de la compañía de suspender -en octubre último- los trabajos en la mina a cielo abierto La Coipa. La medida se explica por “un agotamiento de las reservas, es decir, un proceso natural donde se llegó al fin de la vida útil de la mina”, subraya.

Tras la aplicación de esta medida se realizó la desvinculación gradual de los trabajadores, al punto que actualmente “solo queda una cierta cantidad de ellos, que se encuentran realizando algunas tareas de mantención, vigilancia o monitoreo ambiental”, puntualiza.

Letelier agrega que la minera está explorando un nuevo cuerpo mineralizado en La Coipa, conocido como Fase 7, y los resultados de sus sondajes han sido alentadores a la fecha. “No sabemos todavía si podremos desarrollarlo, pero esperamos que demuestre ser un depósito económicamente viable”, comenta.

Actualmente se encuentran realizando labores de exploración en esa área, que se encuentra muy cerca de la planta de La Coipa. “No habría que agregar instalaciones nuevas al proceso, sería simplemente un rajo más de los que ha desarrollado La Coipa a lo largo de sus 24 años de vida”, acota.

En relación con las demás faenas de la compañía en Chile, el directivo señala que Maricunga ha enfrentado desafíos por ser una de las minas con costos más altos de la cartera de proyectos de Kinross, pero sostiene que se está trabajando intensamente para abordarlos.  “Se acaba de crear un equipo nuevo en operaciones que se ha focalizado con determinación en mejorar las métricas operacionales claves de la extracción y los procesos. Continuaremos este foco de aumentar la eficiencia y el desempeño y esperamos que los resultados se aprecien en 2014”.

Para el caso del proyecto Lobo-Marte precisa que se encuentra en fase de obtención de los permisos ambientales, y de forma simultánea se reevalúa su factibilidad económica. “La compañía tiene otros proyectos prioritarios cuyo desarrollo se está considerando actualmente; Lobo-Marte no se considera como primera prioridad en este momento”, advierte.

En cuanto a Cerro Casale, Letelier especifica que es su socia Barrick Gold la operadora del proyecto y la que toma las decisiones, pues Kinross solo cuenta con el 25% de la propiedad.

Letelier comenta que para 2014 la compañía no tiene planes especiales en materia de nuevos proyectos de inversión en Chile, ya que el “objetivo fundamental es bajar los costos en Maricunga, a la vez que seguimos explorando el futuro potencial en La Coipa”.

Panorama energético

Frente al actual escenario energético del país, el vicepresidente de Asuntos Externos de Kinross Chile manifiesta su preocupación por el encarecimiento de los costos y la escasa diversidad de la matriz. Asimismo, consultado por la gestión que realiza la compañía de sus suministros críticos, afirma que cuentan con contratos de largo plazo para la energía, el petróleo y la cal, mientras que paralelamente han aplicado políticas de contención de costos, en conjunto con sus proveedores.

“Existen suministros que tienen precios establecidos, el petróleo tiene uno, la energía tiene otro, es decir, no es fácil negociar reducciones de precios en ciertos suministros. Donde hay algún espacio mayor es con contratistas para trabajos específicos. Ahí se pueden hacer algunas negociaciones”, sostiene.

Judicialización

Para José Tomás Letelier, la paralización o suspensión de proyectos de inversión minera debido a recursos judiciales, es “un tema muy delicado” y una señal que preocupa a la industria. “Se generó una institucionalidad medioambiental y, como sucede en estos procesos cuando existen nuevas instituciones y nuevas regulaciones, hay un periodo donde las reglas del juego no están muy claras todavía”, acota.

El ejecutivo espera que la nueva administración de la Presidenta Bachelet sea perceptiva a las presiones que hay sobre la industria, especialmente en un entorno con precios bajos del oro. “La minería aporta en forma significativa al empleo y a la economía nacional y local del país. Además, durante un periodo largo Chile ha sido considerado como una de las jurisdicciones más estables y atractivas del mundo por la comunidad minera internacional. Esperamos que el Gobierno mantenga una perspectiva equilibrada y reconozca los inmensos beneficios que la minería aporta a todos”.

Comentarios

Conectate con