Jaime Henríquez, gerente de Desarrollo Territorial: FCAB y su plan para la reconversión de patios

La compañía ha decidido trasladar las operaciones ferroviarias a un nuevo lugar fuera del área urbana, pero los trenes seguirán circulando.

El Plan de Reconversión de Patios Ferroviarios que impulsa FCAB consta de tres proyectos: habilitación de suelos, traslado progresivo de las operaciones y desarrollo urbano. “Es una iniciativa que tiene como objetivo transformar el uso industrial de los terrenos actuales del ferrocarril en Antofagasta, para habilitarlos para un uso urbano”, explica Jaime Henríquez, gerente de Desarrollo Territorial de FCAB.

El ejecutivo puntualiza que son cerca de 48 hectáreas que serán habilitadas, permitiendo que en el futuro estos sitios tengan una nueva oportunidad para desarrollar un nuevo barrio, con viviendas, una mejor conectividad, nuevos espacios públicos y recuperación del patrimonio que posee FCAB, “manteniendo la armonía entre la vida en la ciudad y el paso del tren, que continuará transitando”, acota.

¿Qué pasará con las actuales instalaciones?        

Hemos decidido trasladar las operaciones ferroviarias a un nuevo lugar fuera del área urbana, pero no sin antes devolverle la mano a Antofagasta, que ha sido durante 130 años y seguirá siendo, nuestra casa.

Modernizar y desarrollar nuestras operaciones es un hito necesario para el crecimiento de FCAB, y dados los requerimientos operativos, creemos que es posible diseñar los terrenos con grandes oportunidades para el sector neurálgico de la ciudad, mejorando su conectividad, recuperando patrimonio y generando más espacios públicos y áreas verdes que interactúen con el tránsito del tren.

Metodología a emplear

 

¿Qué metodología se utilizará para reconvertir los suelos?

Para realizar el proceso de habilitación, se removerá la tierra de los patios ferroviarios, con la ayuda de máquinas retroexcavadoras convencionales, para luego retirar ese material y depositarlo en un lugar certificado y autorizado por todas las autoridades pertinentes. Previamente, hemos realizado un estudio de caracterización de suelos, el cual nos permitió conocer en detalle sus características y determinar la profundidad de excavación en cada punto específico del sitio. Además, una buena noticia es que nos reveló que es posible realizar todo el proyecto sin afectar a nuestros vecinos.

¿En qué etapa se encuentran actualmente esta iniciativa y cuáles son los próximos pasos?

Para el desarrollo del Plan de Reconversión de Patios Ferroviarios, resulta fundamental la primera etapa: el Proyecto de Habilitación de Suelos. Actualmente, estamos afinando los últimos detalles del Estudio de Impacto Ambiental de esta iniciativa, el cual será ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en el corto plazo. Para nosotros, es fundamental llevar a cabo esto con la mayor rigurosidad técnica, por lo que estamos trabajando con distintos consultores expertos en la materia y con la colaboración de todos los actores, desde autoridades hasta nuestros vecinos colindantes, pasando por nuestros trabajadores y líderes de opinión de Antofagasta.

Los pasos a seguir en el corto plazo son el ingreso del EIA y todo el proceso de evaluación ambiental que este implica, mientras realizamos distintos estudios de ingeniería para definir las zonas de la región que ofrezcan la mejor capacidad de respuesta para trasladar nuestras operaciones y construir un terminal multimodal que nos permita seguir cumpliendo nuestro compromiso con los clientes.

¿Cuánto tiempo se tiene contemplado para su ejecución?

El proyecto completo considera ocho años, desde el momento que tengamos aprobado el EIA.

Continuidad operacional

 

¿Afectará a la operación del Ferrocarril y sus clientes?

Hemos decidido realizarlo por etapas, permitiendo la continuidad operacional. El Ferrocarril seguirá pasando por Antofagasta como lo ha hecho históricamente, el plan de reconversión de patios ferroviarios viene a modernizar la operación ferroviaria en los terrenos de FCAB, que tiene relación con el mantenimiento y la reparación de nuestros trenes. Estamos tomando todos los resguardos para que la operación normal del ferrocarril se mantenga inalterable durante todo este proceso.

¿Qué rol han jugado y jugarán las comunidades en este proyecto?

 

Juegan un rol fundamental en el Plan de Reconversión. Esto nos ha llevado a desarrollar, de manera voluntaria, dos campañas puerta a puerta con vecinos directos de los patios y dos procesos de Participación Ciudadana Anticipada, donde participaron cerca de 500 personas. Hemos realizado procesos internos con cerca de 400 trabajadores de FCAB. Nos hemos reunido con cerca de 50 autoridades y líderes de opinión.

Una vez que ingresemos el estudio al SEIA, continuaremos con los procesos de participación ciudadana, más allá de las instancias legales que establezca la autoridad. Además, una vez ejecutado el Proyecto de Habilitación y el traslado de nuestras operaciones, continuaremos con el diálogo comunitario para desarrollar en conjunto el proyecto para el nuevo barrio que queremos.

 

Comentarios

Conectate con